Hospitales Cuando la costilla comprime la vena subclavia contra la clavícula

El Hospital Ruber Internacional ofrece tratamiento para el síndrome del opérculo torácico

— Madrid 3 Mar, 2021 - 12:17 pm

La Unidad de Patología Vascular del Hospital Ruber Internacional de Madrid ha comunicado que trató “con éxito” a una paciente con síndrome del opérculo torácico (SOT), una patología poco frecuente que se produce cuando estructuras osteomusculares comprimen los nervios, arterias o venas en su trayecto hacia la extremidad superior.

Dicho centro sanitario destaca que cuenta “con equipo tecnológico de última generación permitiendo un diagnóstico rápido y certero” en esta enfermedad. Dolor, hinchazón y sensación de hormigueo en el brazo son síntomas característicos del síndrome del opérculo torácico (SOT).

Este problema requiere de un equipo multidisciplinar con experiencia en identificar oportunamente el síndrome, realizar una adecuada decisión terapéutica, así como un seguimiento estrecho para garantizar la efectividad del tratamiento. La Unidad de Patología Vascular del Hospital Ruber Internacional, dirigida por el doctor Pablo Gallo, reúne estas características y trata esta patología.

El síndrome del opérculo torácico -también denominado del desfiladero torácico o compresivo cervicotorácico- es poco frecuente y afecta predominantemente a mujeres, principalmente de 20 a 50 años. Dicho síndrome afecta a los nervios en el 95 por ciento de casos, en el 4 por ciento implica al sistema venoso y solo en el 1 por ciento tiene afectación arterial.

Alteraciones anatómicas

De acuerdo con el jefe de la Unidad de Patología Vascular del citado hospital, este síndrome puede estar condicionado por alteraciones anatómicas de nacimiento como deformidades o mal posicionamiento de la primera costilla, la clavícula o los músculos del cuello. “También puede ser desarrollado por trauma en el cuello o en el hombro. Así como asociarse a algunas prácticas laborales o deportivas relacionadas con movimientos repetitivos de los miembros superiores”, explica Pablo Gallo.

Asimismo, y como indica el doctor Santiago Zubicoa, que es el responsable de la Unidad de Radiología Vascular Intervencionista del Hospital Ruber Internacional, con el fin de identificar la causa, “se debe realizar otros estudios de imagen, como la tomografía computarizada, la resonancia magnética dinámica y la flebografía dinámica del miembro superior, que proporciona confirmación diagnóstica y, además, permite el tratamiento endovascular mediante tromboaspiración en el mismo acto. También se debe completar el estudio con pruebas analíticas de hipercoagulabilidad y marcadores tumorales para descartar otras causas”.