Hospitales A través del servicio de Prevención Mancomunado

El Hospital Rey Juan Carlos inicia un programa de apoyo psicológico a sus profesionales

— Móstoles (Madrid) 24 Feb, 2021 - 2:19 pm

Para dar apoyo, ayuda y protección, el Servicio de Prevención Mancomunado del madrileño Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Móstoles, que también atiende a los profesionales de los también madrileños hospitales universitarios Infanta Elena de Valdemoro y General de Villalba, gestionados todos por el grupo sanitario Quirónsalud, ha puesto en marcha, para el conjunto de sus trabajadores, el Programa de Ayuda al Empleado, un servicio de asesoramiento y apoyo psicológico las 24 horas del día durante los siete días de la semana.

“Desde el inicio de la pandemia, hemos contado con la colaboración de los servicios de Salud Mental de los tres hospitales para atender a nuestros compañeros. Ahora, con la puesta en marcha de este programa, queremos continuar cuidando de ellos, porque su mejora psicológica no solo afecta directamente de modo positivo en su entorno laboral, social y personal, sino también en sus pacientes”, asegura la jefa del citado Servicio de este centro, la doctora Ámbar Deschamps.

Ambar Deschamps

Para continuar ayudando a minimizar los posibles daños provocados por alteraciones psicológicas (las más comunes son ansiedad, tendencia depresiva, altos niveles de estrés, insomnio, pesadillas o labilidad emocional -cambios bruscos en los estados de ánimo-…), el Servicio de Prevención Mancomunado del Hospital Universitario Rey Juan Carlos planificó dar una mayor cobertura a todos los profesionales en la estrategia de medidas psicosociales con un Plan de ayuda al empleado.

Servicio “anónimo y confidencial”

La elaboración, preparación y puesta en marcha del citado plan contó con la colaboración de la compañía AFFOR Prevención Psicosocial, empresa especializada en riesgos psicosociales y en proyectos, como el Programa de Ayuda al Empleado, un servicio de atención psicológica al que pueden acudir los trabajadores de estos hospitales para resolver cualquier posible malestar psicológico y emocional, tanto en el ámbito personal como laboral.

Gracias a este servicio, anónimo y confidencial, los empleados tienen siempre disponible -por teléfono, correo electrónico o chat- a un equipo de psicólogos, de forma ilimitada y sin necesidad de esperas ni cita previa. “Creímos conveniente tener un servicio psicológico que pueda estar las 24 horas del día y los siete días de la semana por la rotación del personal”, explica Ámbar Deschamps.