Hospitales Dentro de su servicio de radioterapia

El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa instala un nuevo acelerador lineal

— Sevilla 9 Jul, 2018 - 1:49 pm

El Servicio de Radioterapia del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla ha instalado un segundo acelerador de electrones (ALE o LINAC), que “duplica su capacidad, para llegar así en 2018 a los 600 tratamientos entre las dos máquinas”, según las previsiones de la jefa de dicho Servicio, la doctora María Isabel Ramos.

María Isabel Ramos

Sobre esta instalación, el centro sanitario hispalense señala que “incorpora un nuevo concepto de Servicio de Quirónsalud, la experiencia del paciente, que consiste en hacer que el paso del paciente por los hospitales del Grupo sea lo mejor posible, añadiendo imágenes de paisajes y música ambiental”, entre otros, que “proporcionan tranquilidad y eliminan parte del estrés que suponen los tratamientos oncológicos”.

Para María Isabel Ramos, con esta incorporación se consigue “aumentar la dosis de irradiación en el tumor sin lesionar los órganos vecinos, lo cual redunda en una disminución de efectos secundarios y, por ende, en una mejor calidad de vida”.

Con esta adquisición, el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa indica que “se da un gran paso en la eficacia de los tratamientos radioterápicos”, puesto que se capta la imagen del tumor en el momento de la aplicación, facilitándose la continua corrección de la dirección de los haces para que coincidan exactamente con la planificación previa.

Para tratamiento de cáncer

Se trata de un dispositivo de alta tecnología que se emplea para el tratamiento de todo tipo de tumores malignos, utilizando fotones para el tratamiento de lesiones profundas o electrones para lesiones superficiales. Los tumores más frecuentes son la próstata, mama, pulmón y recto/colon, entre otros.

También se utiliza para enfermedades benignas subsidiarias de tratamiento radioterápico, como tumores tipo meningiomas, schwanomas, y no tumorales, como cicatrices anómalas, queloides, exoftalmos maligno de la enfermedad de Graves-Basedow, malformaciones vasculares cerebrales o corporales, así como procesos inflamatorios resistentes a tratamientos convencionales como tendinitis.

Deja un comentario