Hospitales en un estudio sobre preservación de la fertilidad

El Hospital La Fe logra una tasa de gestación del 75% en pacientes con cáncer de endometrio

— Valencia 13 Sep, 2021 - 3:59 pm

El Servicio de Ginecología Oncológica del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia ha informado de que lidera un estudio multicéntrico restrospectivo de preservación de la fertilidad entre pacientes con cáncer de endometrio que se encuentran en edad reproductiva y que no completaron su deseo de ser madres, el cual tiene un porcentaje de éxito del 75 por ciento.

Según insiste este centro, el citado trabajo incluyó a 72 mujeres procedentes de 16 hospitales de referencia en Ginecología Oncológica de España y tuvo como resultado una tasa global de gestación cercana al 75 por ciento entre las pacientes que responden al tratamiento de preservación de la fertilidad, y una de recién nacidos vivos del 65 por ciento.

La doctora Tiermes Marina, que es especialista del Hospital Universitario y Politécnico La Fe, y que participó en este estudio y elaboró su tesis doctoral con base en él, explica que “estos resultados son excelentes, gracias, en parte, al uso de técnicas de reproducción asistida. Por lo tanto, para los pacientes que logran una respuesta completa al tratamiento, debe fomentarse la concepción y deben ser remitidas a la Unidad de Reproducción”.

A esta tipología de paciente se le plantea un tratamiento conservador alternativo al estándar, que es quirúrgico y consiste en la realización de la extirpación de útero y ovarios, basado en el tratamiento médico con progestágenos orales o locales. Esta opción conservadora se considera si las mujeres cumplen unos criterios muy estrictos, explica Tiermes Marina, “como son pacientes con diagnóstico histológico de carcinoma endometrial bien diferenciado en estadio inicial o cuando el tumor se encuentra confinado en el útero, y no existe infiltración del miometrio ni sospecha de afectación metastásica”.

Resultados oncológicos

Los resultados oncológicos con este tratamiento, añade esta especialista, “también son muy prometedores, con una tasa de supervivencia global y supervivencia libre de enfermedad de las pacientes incluidas en el estudio similar a la de las mujeres tratadas con tratamiento quirúrgico estándar, lo que indica que es una opción segura si las candidatas son seleccionadas de forma rigurosa”.

“Es decir, a estas pacientes se les somete a una valoración previa multidisciplinar, se les informa de que se trata de un enfoque no estándar y de que tienen que estar dispuestas a aceptar un seguimiento exhaustivo durante y después del tratamiento. También, se les indica de la necesidad de completar el tratamiento quirúrgico definitivo en caso de fracaso del tratamiento y/o después del embarazo”, matiza Marina.