Salud Mental En una investigación compartida con el Hospital Gregorio Marañón

El Hospital La Fe refleja la importancia del manejo del estrés en partos de mujeres con Covid-19

— Valencia 6 Abr, 2021 - 11:05 am

Un equipo de investigación de Enfermería compuesto por matronas de los hospitales Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, Alba González Timoneda, Sonia Pardo Moya, y por el doctor Rubén Alfaro, así como del General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Verónica Hernández Hernández, ha publicado un estudio sobre la respuesta de estas especialistas enfermeras en partos de mujeres infectadas de la Covid-19 o con sospecha de esta infección.

Este trabajo de investigación, titulado ‘Experiences and attitudes of midwives during the birth of a pregnant woman with COVID-19 infection: A qualitative study‘, fue publicado en la revista australiana y especializada Women and Birth.

Los datos muestran algunos de los retos a los que se enfrentan las matronas durante el curso de la pandemia de la Covid-19, poniendo en valor una buena comunicación, apoyo emocional y manejo del estrés para proporcionar cuidados centrados en la mujer.

A nivel cualitativo, los resultados se agruparon en tres categorías diferenciadas: retos y diferencias de trabajo durante la pandemia, Salud Mental-emocional y bienestar, así como el impacto emocional de las mujeres percibido por las matronas.

Desafíos personales y profesionales

Las matronas señalan varios factores que influyen en su capacidad para realizar un cuidado seguro, respetuoso y centrado en la mujer durante la pandemia. Estos incluyen aspectos vinculados a un lugar de trabajo seguro: apoyo del personal, gerentes, acceso a equipos de protección individual adecuados y directrices fiables.

La información recabada también muestra que las matronas se enfrentan a desafíos personales y profesionales durante la pandemia, donde muestran sentimientos de miedo, ansiedad, incertidumbre, malestar, falta de apoyo y desconocimiento.

A todo esto se suma la preocupación por los sentimientos de las embarazadas infectadas por la Covid-19, como el miedo, la ansiedad y la soledad. “Son momentos en los que son más necesarios que nunca una buena comunicación, apoyo emocional y manejo de estrés para logar unos cuidados de máxima calidad”, destaca Alba González Timoneda.

En este estudio participaron un total de 14 matronas de los dos centros hospitalarios citados, en concreto, el Universitario y Politécnico La Fe, con una población asignada de 284.060 habitantes y 4.632 nacimientos al año, y el General  Universitario Gregorio Marañón, con 320.971 habitantes asignados y 5.337 nacimientos anuales. Los datos se recopilaron durante los meses de marzo y abril de 2020.

2 Comentarios

  1. Teresa says:

    Siento comunicarles que en este estudio podían haber tenido en cuenta mi caso en el que la experiencia que yo viví fué completamente diferente al trato que ustedes hacen referencia y es realmente indignante y doloroso para mi. Si a luz el 2 de Enero en el hospital la Fe de Valencia y a día de hoy dio traumatizada por la asistencia recibida en el paritorio de este hospital. A pesar de tramitar dos reclamaciones al jefe de servicio del paritorio, no me han dado explicación a lo que yo realmente solicitaba. En primer lugar se me informó vía telefónica que debía acudir a urgencias para inducirme el parto debido a contagiame de covid. No me dieron ninguna explicación clínica ni científica y al llegar allí solicité que me explicarán el motivo pero nadie se dignó a sentarse conmigo y explicarme el motivo ni a plantearme las opciones que tenía ya que estaba completamente asintomática y mi embarazo estaba a termino. Ambien he de añadir que según el protocolo de sanidad no estaba indicada la inducción en mi caso. Primer mal trato recibido, falta de información y técnica realizada injustificada. Segundo punto la matrona. Ustedes hablan en este estudio de la implicación de la matrona, pues bien, no hay día que no reviva aún la situación de estrés sufrida en aquel paritorio donde gritas y suplicaba la atención de algún profesional que me asistiera en el parto. Recuerdo estar sintiendo que el bebé estaba llegando sin nadie que me guiará ni me indicará cuando y como empujar ni como respirar. Parece mentira que me sintiera sola, perdida y aterrorizada con la certeza de que me iba a morir porque no sentí ayuda por parte de la matrona por no mencionar a los anestesistas que brillaron por su ausencia. Supliqué que me administrará la epidural pero nunca vinieron los anestesistas. Ustedes creen en serio que esto es velar por el bienestar de la mujer en el paritorio? Ustedes creen que no me hicieron sertir estrés!? Les puedo asegurar que lo que sentí fue abandono y terror. Además he de añadir que la matrona mintió sobre mi deseo de ponerme la epidural delante de mi en una situación tan delicada como la que estaba viviendo. Jamas pensé que algo así podría sucederne en un hospital como es la Fe por ello al leer este artículo me indigna y rabia es lo que siento. Viví un caso de violencia obstétrica claramente en el que para nada se considero mi plan de parto, ni se me informó como es debido, mejor dicho me mal informaron, ni se me aplicaron los medios para el manejo del dolor, ni me auxilaron el parto. A día de hoy tengo secuelas psicológicas, siento que me robaron mi parto, mi momento, algo que debió ser unico y bonito en la vida lo convertisteis en una escena de terror. Se que nadie va a responsabilizarse ni a asumir la parte de culpa así me lo han demostrado en la respuesta a mi reclamación, pero al menos que no quede en el anonimato mi experiencia.

  2. Teresa says:

    Añadir a mi comentario anterior mi agradecimiento de nuevo a Edu (matrona). Gracias al cambio de turno y a su gran profesionalidad yo encontré un gran apoyo y una ayuda muy valiosa para conseguir dar a luz a mi bebe.