Hospitales Junto al General de villalba y ante la desescalada por la pandemia de la Covid-19

Los hospitales Infanta Elena y Rey Juan Carlos toman medidas para la “nueva realidad”

— Valdemoro (Madrid) 18 May, 2020 - 1:46 pm

Los madrileños hospitales universitarios Infanta Elena de Valdemoro y Rey Juan Carlos de Móstoles, y el General de Villalba, han comunicado que reanudan “progresivamente su actividad en un contexto seguro”, tras diseñar y poner en práctica medidas, protocolos y procedimientos específicos que permiten a estos centros “avanzar hacia la ‘nueva normalidad‘ para atender a todos los pacientes que lo requieran”.

Para ello, el Hospital Universitario Infanta Elena indica que empezó por “una recuperación de los diferentes espacios y áreas puestos a disposición de la atención al coronavirus en el pico de la crisis, que ahora vuelven a tener su uso y función previos a la pandemia para poder atender a la creciente demanda de pacientes no Covid, tras un intenso proceso de limpieza y desinfección de todas estas instalaciones”.

Asimismo, este centro hospitalario, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, apunta que estableció “estrictos protocolos para la atención segura de los pacientes Covid-19 positivos y de aquellos afectados por el resto de patologías y problemas de salud, tanto en los servicios de Urgencias, Consultas Externas y bloque quirúrgico, como en Hospitalización, donde existen espacios y plantas totalmente diferenciadas para los dos grupos de pacientes”.

“El establecimiento de estos espacios ‘limpios‘, sumado a las medidas de seguridad, protección, higiene y distancia social requeridas por las autoridades, y adaptadas a cada ámbito y tipo de atención, tales como el uso obligatorio de mascarillas y la realización de higiene de manos, la recomendación de acudir al hospital sin acompañante para la realización de pruebas diagnósticas o asistencia a consultas, siempre que sea posible, o el ruego de ajustar al máximo la llegada al mismo a la hora de la cita para reducir en lo posible el tiempo de estancia en el centro, están permitiendo ya cuidar la salud de ambos tipos de pacientes con garantías de seguridad y eficacia”, resalta este hospital.

Estrategias preventivas

Asimismo, el Hospital Infanta Elena subraya que “la estrategia de utilización de las nuevas formas de comunicación no presencial y potenciación de la telemedicina, que permitió minimizar la exposición y el contagio de pacientes y profesionales, ofrecer una monitorización clínica de calidad y seguridad, dando respuesta a la necesidad de seguimiento clínico sobre todo de los pacientes crónicos, y ayudar incluso al seguimiento en domicilio tras el alta de los pacientes positivos por Covid, continuará siendo una pieza clave en esta nueva fase de desescalada”.

Además, este centro sanitario señala que puso en marcha “numerosas y diversas estrategias preventivas, como las llamadas telefónicas de screening a los pacientes susceptibles de programar para valorar su riesgo de contagio antes de citarlos o intervenirlos o, en caso necesario e indicado, la realización de test PCR”.

“Una hoja de ruta que se ha completado a su vez con la realización de tests de anticuerpos a todos los empleados del hospital a fin de identificar a aquellos que pueden ser positivos asintomáticos para retirarlos de su actividad, y proteger así a los pacientes, y que mantiene vigentes todos los protocolos de alerta y los recursos humanos y de equipos de protección necesarios para seguir gestionando la crisis y estar preparados para cualquier posible repunte”, concreta este hospital.

Asimismo, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, gestionado por el mismo grupo sanitario, avanza que se encuentra ultimando su proceso de desescalada de Covid-19 con un “plan de acción de vuelta a la nueva normalidad que pasa por una primera fase de limpieza, desinfección y recuperación de espacios y equipamientos, seguida por la organización de la coexistencia de pacientes Covid y no Covid, y la ya casi consolidada reanudación de la atención a patologías urgentes no demorables”.