Hospitales Desde su Servicio de Ginecología y Obstetricia

El Hospital Infanta Elena ofrece asistencia de parto respetado y protegido frente a la Covid-19

— Valdemoro (Madrid) 23 Mar, 2021 - 3:44 pm

Desde su creación, el Servicio de Ginecología y Obstetricia del madrileño Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ofrece a las pacientes una asistencia al nacimiento “respetuosa y humanizada”, que ahora se compromete también con la protección frente a la Covid-19.

Tal y como pone de manifiesto el jefe del citado Servicio en de este centro, el doctor Juan Miguel Rodríguez, “es un referente en parto respetado, lo que implica una atención lo menos intervencionista posible por parte de los profesionales”.

Juan Miguel Rodríguez

Escuchar a la mujer, respetar sus opiniones, acompañarla y guiarla, además de proporcionarle la información necesaria para la toma de sus decisiones y atender al máximo nivel posible sus deseos y necesidades son algunas de las premisas de este tipo de partos que defienden un papel más participativo para las pacientes. Adicionalmente, según comenta este especialista, “se evita separar a la madre del hijo para promover el contacto precoz piel con piel y la lactancia materna”.

El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario Infanta Elena, del que forman parte 18 ginecólogos y 13 matronas, realiza todas las labores referentes a la especialidad ginecológica y cuenta en sus instalaciones con diversas unidades monográficas, como la consulta de obstetricia, de patología del tracto genital inferior, de patología de mama o de esterilidad y anticoncepción; así como con varias unidades especiales, como la de suelo pélvico, Ginecología Oncológica y Ginecología Funcional.

Consultas presenciales

Aunque, durante el último año, el número de consultas presenciales disminuyó debido a la pandemia generada por la llegada de la Covid-19, este Servicio experimentó un aumento considerable en las consultas telemáticas. En cuanto a la tasa de partos, pese a todo, “no se han experimentado cambios notables”, detallan los especialistas.

Ante la Covid-19, “se ha establecido un circuito exclusivo de atención obstétrica para las pacientes sospechosas o positivas por coronavirus, con el propósito de proteger al resto de las pacientes y al personal del Servicio sin menoscabo de la eficacia y humanización de la asistencia”, indica Juan Miguel Rodríguez.