Hospitales Ante la incidencia de patologías relacionadas con el corazón en la salud femenina

El Hospital HM Nuevo Belén abre una Unidad específica de Cardiología de la Mujer

— Madrid 14 Sep, 2021 - 11:56 am

El grupo sanitario HM Hospitales ha apostado por crear, de forma pionera, una nueva Unidad de Cardiología de la Mujer, que desarrolla su actividad asistencial en el Hospital Universitario HM Nuevo Belén de Madrid, centro que está dedicado monográficamente al cuidado de la salud femenina.

De hecho, en el seno de HM Hospitales se denomina ‘Hospital de la Mujer‘ y concentra la atención sanitaria, basada en ofrecer diagnóstico, tratamiento y atención quirúrgica, a todas las patologías de la mujer. Se calcula que un 35 por ciento de las muertes en mujeres que se produjeron en el mundo se relacionan con este tipo de enfermedades. Incluso cifras pre pandemia sitúan en 275 millones de mujeres diagnosticadas en 2019 con alguna patología cardiovascular y en 8,9 millones las mujeres fallecidas en 2019 por este motivo en el mundo.

Además, HM Hospitales indica que existen determinadas derivadas relacionadas con el género que hacen que estas patologías puedan afectar con mayor incidencia a la mujer. “Se trata de una consulta especializada en la salud cardiovascular de la mujer orientada a facilitar el reconocimiento precoz de los síntomas de las enfermedades cardiovasculares y fomentar los hábitos de vida saludables para el corazón femenino”, señala la doctora Cristina de la Rosa, que es la coordinadora de la Unidad de Cardiología de la Mujer del Hospital Universitario HM Nuevo Belén.

Nuevos escenarios

“Son, precisamente, los nuevos escenarios para la mujer trabajadora, como el estrés laboral, los malos hábitos alimentarios o el sedentarismo, los que están provocando una mayor demanda por cuidar la salud cardiovascular. Aún así, las enfermedades cardiovasculares en las mujeres siguen siendo poco reconocidas, infradiagnósticadas e infratratadas”, destaca Cristina de la Rosa.

Los factores de riesgo en la mujer se relacionan con el síndrome de ovario poliquístico, el tratamiento hormonal, la menopausia, los problemas de fertilidad y los procesos relacionados con el embarazo. A este abanico de patologías concretas, en las que se puede poner de manifiesto un posible riesgo cardiovascular, hay que añadir los otros factores ‘tradicionales‘, como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, el colesterol alto y la obesidad, “que afectan a ambos sexos, pero que sabemos que impactan en la mujer de forma diferente y más potente”, explica esta especialista.