Hospitales Para su Unidad de Arritmias y el Laboratorio de Electrofisiología cardiaca

El Hospital HLA Moncloa adquiere un nuevo sistema de radiología digital

— Madrid 13 Jul, 2018 - 5:04 pm

La Unidad de Electrofisiología Cardiaca, que dirige el doctor Jesús Paylos en el Hospital HLA Universitario Moncloa de Madrid, ha adquirido para sus instalaciones el nuevo sistema de radiología digital ‘Philips Azurion 7C20’ que reduce los tiempos de intervención y amplía la visión para realizar procesos complejos con una imagen tridimensional en tiempo real.

Sobre la principal diferencia con otros equipamientos que se usaban antes, Jesús Paylos apunta que “proporciona imágenes por rayos X de alta calidad con una resolución ocho veces superior y sin embargo, la dosis de radiación es un 40 por ciento menor, lo que beneficia en la radiación directa al paciente e indirecta al equipo que realiza la intervención”.

Esta nueva sala de electrofisiología se inauguró con la presencia del gerente del Hospital HLA de Madrid, el doctor José Ramón Vicente Rull, y Paylos, junto a todo su equipo. Este viernes, 13 de julio, se efectuaron los primeros cuatro procedimientos: un estudio electrofisiológico para taquicardia ventriculares, una crioablación de venas pulmonares para tratar la fibrilación auricular, un estudio electrofisiológico y ablación por radiofrecuencia de un flutter auricular, y un implante de desfibrilador.

Práctica clínica diaria

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia más común en los seres humanos mayores de 50 años, siendo la más frecuente en la práctica clínica diaria, por lo que se asocia a una importante morbi-mortalidad, responsable aproximadamente del 20-25 por ciento de las consultas de Cardiología. Los pacientes de esta arritmia tienen un riesgo cinco veces mayor de padecer un ictus.

Hasta el momento actual, la Unidad de Arritmias del Hospital HLA Universitario Moncloa ha realizado 3.229 ablaciones por radiofrecuencia y frío y 4293 estudios electrofisiológicos, con un 0 por ciento de mortalidad, 0.37 por ciento de morbilidad y un 98 por ciento de éxito de las ablaciones.

Deja un comentario