Hospitales tras conseguir las acreditaciones del Ministerio de Sanidad

El Hospital General de Villalba inicia este año la formación de residentes

— Collado Villalba (Madrid) 11 Jun, 2021 - 10:03 am

El madrileño Hospital Universitario General de Villalba, gestionado por el grupo sanitario Quirónsalud, ha informado de que iniciará, este año, la formación a Médicos Internos Residentes (MIR), hecho que, para el jefe de Estudios y del Servicio de Cardiología de este centro, el doctor Felipe Navarro, “es una gran noticia” y asegura que “conseguir las acreditaciones del Ministerio de Sanidad para convertirse en un hospital formador en este ámbito ha sido un trabajo arduo que, afortunadamente, se ha visto recompensado”.

Concretamente, las autoridades sanitarias acreditaron la formación de residentes para los Servicios de Urología, Oftalmología, Medicina Interna, Cirugía General, Traumatología y Radiología del Hospital Universitario General de Villalba, además de para cuatro residentes de Medicina de Familia y Comunitaria para el área de Atención Primaria de su zona de salud.

Felipe Navarro

“En principio, hemos solicitado aquellas acreditaciones para las que creemos que estamos mejor preparados y, probablemente, el año que viene tengamos algunas más en las que estamos trabajando”, pone de manifiesto este especialista.

“Nuestro hospital es relativamente joven y, entre los muchos hitos que queríamos ir cumpliendo, estaba el de tener médicos residentes, pero teníamos que dejar pasar un tiempo hasta poder solicitar la acreditación”, explica Felipe Navarro, que añade que aprovecharon “los últimos dos años para prepararnos y organizar la documentación que se nos requería. Ha sido un proceso largo y complicado, pero gratificante, porque hemos conseguido nuestro objetivo”.

Profesión “fundamental”

Este especialista recuerda que “la pandemia de la Covid-19 ha demostrado que esta es una profesión fundamental” y que “es vital continuar con la formación de médicos y enfermeros para dar paso a nuevas generaciones muy bien preparadas y evitar la escasez de profesionales que son tan importantes para la sociedad”.

El jefe de Estudios del Hospital Universitario General de Villalba comenta que se trata de “una profesión muy vocacional porque es una actividad estresante, en la que se convive con el dolor, si bien, también, da muchas satisfacciones”.