Hospitales Por la Fundación ECO

El Hospital Clínico San Carlos, certificado por su atención a pacientes con cáncer

— Madrid 21 Jul, 2020 - 5:02 pm

El Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario San Carlos de Madrid ha obtenido la acreditación de calidad QOPI, que le certifica como “excelente” en la atención de los pacientes con cáncer, según la Fundación ECO (Excelencia y Calidad de la Oncología).

Este Servicio, liderado por el doctor Pedro Pérez Segura, trabajó durante los últimos meses en la obtención de esta acreditación a través del cumplimiento de una serie de estándares internacionales de calidad asistencial establecidos por la Sociedad Estadounidense de Oncología Médica (ASCO), que son “un referente para la comunidad oncológica, y que mejoran, en última instancia, la experiencia del paciente y sus posibilidades de curación”.

Pedro Pérez Segura

Tal y como explicaPedro Pérez Segura, “la participación del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario San Carlos en este programa de certificación de calidad de la ASCO es un claro ejemplo de la preocupación de nuestros profesionales por ofrecer la mejor calidad de atención y seguridad a nuestros pacientes y demuestra un compromiso de todo el equipo, tanto sanitario como directivo del hospital, en seguir mejorando en la atención que ofrecemos a nuestros enfermos”.

Sobre el citado programa, dicho especialista añade que le permitió “conocer cuál era la situación del Servicio de Oncología Médica en aspectos relacionados con la calidad y seguridad de la atención ambulatoria de nuestros pacientes e iniciar acciones de mejora para intentar llegar a un máximo de excelencia en la atención a nuestros pacientes”.

Grado de cumplimiento

Durante la auditoría, especialistas de la Fundación ECO, partner en España de ASCO, analizaron el grado de cumplimiento de distintos aspectos claves en la asistencia oncológica, cuya realización acredita a los hospitales como centros de alto rendimiento.

Así, se valoraron el nivel de salud de los pacientes, sus necesidades y sus expectativas, su bienestar emocional, el seguimiento de su dolor -y si existe un plan de atención para el mismo-, junto a la preparación de quimioterapia por parte del equipo de Farmacia y la administración de la misma en el Hospital de Día, entre otras cuestiones.