Punto de vista Punto de vista

Homenaje a las próstatas. A propósito de una campaña publicitaria

A la vista de la campaña montada por el laboratorio GSK para reclutar supuestos pacientes para su negocio, Mónica Lalanda, una de las observadoras más críticas del desmadre sanitario, realiza el siguiente comentario en su blog https://medicoacuadros.wordpress.com/, sobre todo cuando advierte que, incluso aunque sea cero la prueba previa aconsejada en la publicidad, debe acudirse a que le miren la próstata. 

Amigas próstatas (y señores que vivís alrededor de cada una de ellas), vosotras sí que importáis. Los andenes de estaciones y los centros de salud de Madrid se ven inundados de carteles que os devuelven esa autoestima que habíais perdido.

Queridas próstatas de más de 40 años que vais por la vida así, locas, despreocupadas y alegres, sois unas próstatas inconscientes e irresponsables.

Vosotras sabéis desde hace generaciones y generaciones que vuestros dueños a partir de cierta edad se levantan a hacer pis por la noche y ríen el hecho de que al mear contra una pared se salpican los zapatos. Lo venís aceptando como parte de la evolución normal en la vida del hombre en el que os alojáis. Se llama “ir envejeciendo”; no es una enfermedad y no suele ser un problema y cuando se convierte en problema sois las primeras en saberlo. Pero eso es solo porque sois unas próstatas descerebradas e ignorantes. Si tuvierais dos dedos de próstata, sabríais que a esto se le puede dar un nombre: hiperplasia benigna de próstata, se lo puede colocar sobre fondo color rojo-preocupante y usarlo para alarmar a diestro y siniestro.

Admiradas próstatas que vais de acá para allá sin haber pensado nunca en acudir al médico porque simplemente no consideráis que tenéis un problema. ¡Rápido, buscad uno sin demora, lo vuestro es gravísimo! Imaginaos, el 90% de las personas de mas de 80 años lo tiene, es por tanto una rareza, una verdadera enfermedad y grave, muy grave; quién sabe cuantas se convertirán en cáncer.

Sufridas próstatas, hay que miraros la PSA (aunque en el resto del mundo se sepa ya que no hay evidencia científica para seguir haciéndolo) y hay que palparos, pero, sobre todo, hay que buscar una solución a ese NO-problema que NO os molesta y en el NO habíais reparado. Insensatas próstatas, eso es lo que sois. Si estáis o no sanas, no es algo que podáis decidir vosotras, simples cachitos de ser humano, lo tiene que decir (la industria farmacéutica) un médico.

Menos mal que una compañía que vende un potingue y una serie de sociedades científicas que saben que ese potingue es de dudoso efecto, todos acompañados por los políticos de turno que ocupan la Consejería de sanidad han salido a buscaros. Vosotras, delicadas próstatas, sí que tenéis suerte. Ese dinerillo que podía haberse gastado en campañas de auto cuidados o de llamada de atención sobre síntomas de ictus o de infarto o de cómo usar bien el sistema sanitario es para vosotras, enfermas sin saberlo. Esto, amadísimas próstatas, no es una campaña de salud, es un intercambio comercial, es puro mercantilismo. Vosotras sois imprescindibles para muchos bolsillos, vosotras próstatas pertinaces, inevitables golosas; vosotras……. sí importáis.

PS: si entrais en la página web de la campaña y hacéis el test que os ofrece, veréis que, incluso con cero síntomas, considerándoos “encantados” con vuestra situación, os aconseja hacéroslo mirar……¿a qué estáis esperando?

 

de-la-prostata

Mónica Lalanda

Médico

1 Comentario

  1. Jose María Molero García says:

    En mi opinión es una columna muy desafortunada. Minimizar y ridiculizar la enfermedad, incluso alentando al paciente a que le reste importancia a los síntomas y que sólo consulte cuando los síntoma son muy molestos, es al menos tan criticable con inducir consultar al medio de familia a los pacientes. Transmitir a los profesionales la idea de que nos es necesario actuar ante los síntomas derivados de la próstata es irresponsable
    La campaña es criticable, LA ENFERMEDAD NO. Solo desde el desconocimiento de la historia natural de los STUI y de la HBP, así como de las consecuencias que puede tener para algunos pacientes, se puede minimizar la enfermedad y a los enfermos. Es obligación del médico diagnosticar. No parece que este diagnóstico se favorezca si se transmiten mensajes, tanto a médicos como a pacientes, como el de esta editorial. Los STUI requieren un diagnóstico sindrómico y un diagnóstico diferencial. A veces traducen etiologías que requieren una rápida intervención. Si asociamos intensidad de los STUI con enfermedad grave o necesidad de intervenir sobre la HBP, significa que desconocemos la relación entre STUI y próstata. Quizás con mayor conocimiento, tampoco se cuestionaría la necesidad de realizar un PSA en varones SINTOMÁTICOS. ¿Quién defiende a estas alturas el screening poblacional en asintomáticos?
    Algunos médicos a los que nos interesa el tema de la patología urológica, llevamos formando y sensibilizando otros compañeros para que lo hagan lo mejor posible (Ejemplo: https://uroap.wordpress.com/2015/10/27/actualizacion-en-el-manejo-de-la-patologia-urologica-desde-atencion-primaria-edicion-i/). Queremos que manejen estas patologías urológicas, tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento y seguimiento. Los médicos de familia con frecuencia rechazan la responsabilidad clínica de esta enfermedad. Con frecuencia estos pacientes con STUI se remiten a urología. La patología urológica es desagradable para los médicos y no la consideran importante.
    En nuestros cursos y talleres, revisamos la bibliografía científica y no apoyamos en esas referencias. Pero ese trabajo no tiene ningún valor. Cualquiera puede cuestionarlo sin obligación de aportar datos Son los profesionales de la crítica destructiva. No se molesten en aportar soporte bibliográfico, no es necesario..
    https://www.dropbox.com/s/6hrir84cxinwwn1/Sobre%20la%20campa%C3%B1a%20de%20sensibilizaci%C3%B3n%20%20varones%20STUI.docx?dl=0