Política y Sociedad Por su esfuerzo silente e imprescindible

Homenaje de la Fundación Bamberg a los que mantienen viva la logística sanitaria en la pandemia

La Fundación Bamberg ha rendido homenaje a los que mantienen viva la logística asistencial, también y muy especialmente, en tiempos de pandemia, lo que llevó a cabo en su última cita, en la que participaron responsables de aprovisionamiento sanitario en hospitales y otros ámbitos de distintos servicios de salud, como Andalucía, Extremadura, Baleares y Galicia. Además, se pusieron en valor puntos fuertes en crecimiento, como la robotización y la Inteligencia Artificial (IA).

Ignacio Para

Conmoción general

El presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, destacó en su discurso hasta qué punto la pandemia de la Covid-19 afectó y afecta al aprovisionamiento del sector sanitario, de manera especial, como señaló, cuando la logística hospitalaria se vio severamente perjudicada durante el Estado de Alarma, con reflejo en los recursos humanos, faltos de equipos personales de protección, pero también respecto a las dificultades para disponer de medicamentos esenciales, la espinosa cuestión de la dotación en camas y Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y las carencias de otro tipo de utillaje asistencial y de equipamientos tecnológicos imprescindibles para atajar la alta mortalidad, a pesar de ser el SARS-CoV-2 un agente de baja letalidad.

Precios en escalada

Aludió, también, Ignacio Para a unos precios que entraron en escalada sin que pudieran impedirlo las compras centralizadas realizadas en la primera ola por el Ministerio de Sanidad, a través de un mando único que incluyó la facultad para requisar material.

Todo con fenómenos habidos en Andalucía, con incautación de mascarillas, e intervención de productos en el aeropuerto de Madrid-Barajas, aunque esta última región supo, en cuanto fue autorizada para ello, fletar 19 aviones, en apenas dos meses, para distribuir material sanitario en la red del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS).

Reacción en cadena, público y privada

Como éxito parangonable al de la Comunidad de Madrid, en el mismo lapso, Para recordó que la Federación de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) y el grupo Oesía fueron entidades con capacidad para traer, a Madrid, 122,7 millones de equipos sanitarios, mediante 36 vuelos directos a la capital con origen en Shanghái (China), mientras que la firma Fighting Covid 19 logró traer respiradores y otros materiales vitales, gracias a un sector privado, sanitario y de proveedores que supo muy reaccionar a tiempo.

Se refirió, igualmente, el presidente de esta organización, y por otro lado, a episodios muy frecuentes de desconcierto en una situación de caos general, fruto de un patógeno especialmente dañino del que se desconocía prácticamente todo, al menos, en los meses iniciales de pandemia, dentro de un contexto en el que los hospitales se vieron desbordados y los fallecimientos adquirían dimensiones bélicas.

INGESA, en entredicho

Por otro lado, aludió Para a la cuestionable actuación del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) durante el tiempo que se encargó de las compras centralizadas, aunque lamentó no poder contar en este encuentro con las opiniones de algún portavoz oficial del mismo ente, o ministerial en su defecto, para conocer aspectos que pudieran permitir comprender mejor lo ocurrido, sin ningún otro ánimo.

En cualquier caso, este directivo confía en que todos los procesos acometidos por las urgencias dictadas por la pandemia actúen como revulsivo con el que poder mejorar todos los protocolos y procedimientos logísticos, porque, aseguró, el comportamiento de médicos y farmacéuticos, junto a otros perfiles profesionales, es encomiable en un país como España, que ya es referente mundial en almacenamiento y circuitos internos de suministro robotizado, tal como se abordó en la segunda sesión de esta jornada convocada por la Fundación Bamberg.

Todo para avanzar juntos, anima Para, en el concepto de Just in time y calibrar todas las ventajas que aporta, de manera progresiva, la IA, además de transitar por cuestiones como evitar las roturas de stock, y mejorar tanto el transporte intrahospitalario como el enrutamiento que permite llevar cada unidosis hasta la cama de cada paciente. En suma, dio las gracias a todos aquellos que hacen posible que cada hospital funcione como un reloj.

Capítulo de agradecimientos

Dedicó, también, Para palabras de afecto personal e institucional a las compañías Cofares y MBA Surgical Empowerment, por su desinteresado apoyo a la celebración de este evento y también a los grupos ASISA y Ribera Salud, cuyo soporte ininterrumpido a esta entidad permite mantener muy activa su misión dirigida a nutrir los debates mejor fundados en las áreas más importantes de la Sanidad.

De este segundo grupo, Ribera Salud, elogió especialmente Para la creación de la plataforma B2B como soporte de suministro a sus propios hospitales, y de otras corporaciones, en materia de logística interna y externa, gestión y optimización de inventario y almacenes, gestión de stocks, almacenes secundarios y planificación de la distribución desde una visión de 360 grados.

Mientras, de Cofares, el presidente de esta organización alabó su excelencia funcional en el medio hospitalario, además de su trayectoria absolutamente prestigiada en el ámbito comunitario. Finalmente, transmitió su agradecimiento especial al vicepresidente y consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, quien puso broche de oro a una jornada excepcional, una gratitud que hizo llegar a todos los ponentes y asistentes, en un mismo grado.

José Antonio Miranda

Experiencia logística andaluza

En la primera sesión, el director general de Gestión Económica y Servicios del Servicio Andaluz de Salud (SAS), José Antonio Miranda, aludió a los 11.600 millones de euros de presupuesto y los 120.000 trabajadores de este órgano, para expresar la dimensión de un departamento que cuenta con ocho almacenes provinciales y dos reservas estratégicas, una para Andalucía oriental y otra para la occidental, con una reserva de EPI financiada en 120 millones de euros, a razón 60 millones de euros para cada una.

Ello dentro de una estrategia de stock de doble seguridad, que impida el desabastecimiento total si acaece un incidente grave en una de ellas, como podría ser un incendio, además de contar con una tercera reserva de dispositivos médicos en Antequera (Málaga), mediante un contrato de mantenimiento permanentemente vigente que permite su uso en cualquier momento.

Jaime Pérez

Del caos a la armonía en Sevilla

Sin salir de Andalucía, el director de Plataforma Logística de Sevilla, Jaime Pérez, estima que la Covid-19 impidió hacer preparativos como sí fueron factibles durante las crisis del ébola y la gripe aviar. Sin embargo, declaró que la situación caótica inicial pudo enmendarse mediante contratos de emergencia a corto y medio plazo y con la vista puesta en asumir las demandas futuras, mediante medidas como los intercambios interprovinciales, la creación de un gran almacén regional y una mayor capacidad de custodia bajo precios aún elevados, como cree.

Martín Cribeiro

Una central en cinco horas

El jefe del Servicio de Aprovisionamiento en la Subdirección General de Compras y Servicios del Servicio Gallego de Salud (SERGAS), Martín Cribeiro, explicó la forma en que esta región pudo dotarse de una central de compras en apenas cinco horas.

Sobre el agobio general que causó la llegada del SARS-CoV-2, opina Martín Cribeiro que se agravó por una cierta balcanización del sistema sanitario español, sin que los intentos centralizadores tuvieran especial éxito por carecer de una base sólida.

De esta forma, lo vetusto del INGESA, cuyo uso pudo parecer una buena medida inicial, chocó con lo vetusto de su estructura y explicó porque las mercancías quedaron detenidas en las aduanas, a pesar de mediar acuerdos firmes con los proveedores. En aras de una mayor previsión, Cribeiro  afirmó que Galicia dispondrá de tres millones de agujas, y otros tantos de jeringuillas, este mes de julio, para garantizar la protección a toda su población frente a la Covid-19.

Antonio Mascaró

Entre las islas y el Mediterráneo

El subdirector de Compras y Logística del Servicio de Salud de las Islas Baleares (IB-SALUT), Antonio Mascaró, incidió en la insularidad de esta comunidad autónoma, al explicar sus dificultades logísticas habituales, agravadas por la pandemia, algo que se procura que no afecte a las inversiones en el Capítulo Dos, que asciende a 300 millones de euros cada año.

Compartió Antonio Mascaró la reflexión de que el toro no debe pillar, de nuevo, a las Administraciones sin los deberes hechos. A ello debería ayudar su descripción de las cuatro etapas en las que la pandemia afectó a la logística. Primero, como un fuerte shock que se tradujo en incautaciones, rupturas de stock de los proveedores habituales, un notable desconcierto administrativo y grandes dificultades para pagar por adelantado el material sanitario o fletar aviones.

Relató Mascaró que, luego, vino la segunda etapa, como apertura global al mercado chino y multiplicación de intermediarios y comisionistas que se traducían en la llegada de cientos de ofrecimientos a su despacho, aspecto que se intentó paliar con la búsqueda de documentación de origen en Shanghái, con las consecuentes auditorías in situ para confirmar la calidad de los productos adquiridos.

José Manuel Gómez Zambrano

Cofares, también en hospitales

Para conocer los esfuerzos del sector privado, los responsables de este evento contaron con el testimonio del director de Negocio Hospitalario de Cofares, José Manuel Gómez Zambrano, que adelantó que este Grupo sumará dos nuevos almacenes a los 43 existentes, en los próximos cinco años, como plasmación de su plan estratégico de cubrir todo el territorio sin que ninguna farmacia tenga un almacén a más de una hora de distancia.

José Manuel Gómez Zambrano definió a Cofares como un partner para la gestión logística interna de los hospitales, con capacidad de repartir sus fármacos por todos sus botiquines, con el objetivo de que cada fármaco llegue a la cama de cada paciente de forma monitorizada, con preparación automatizada de unidosis y sin perder trazabilidad.

Ello mediante un sistema de control en tiempo real que va del almacén al botiquín sin descuidar su tránsito intermedio, gracias a 76 años de experiencia a los que, ahora, Cofares suma las posibilidades de la digitalización de hoy, moviéndose siempre a favor de la salud de la población, al contar con su presencia en 150 hospitales, además de surtir de manera inmejorable a 14.000 farmacias, tal como aseveró Gómez Zambrano.

Patricia Canales

Ribera Salud ratifica su compromiso

También desde el ámbito privado, y como corporación patrocinadora de la Fundación Bamberg, Ribera Salud estuvo representado por la jefa de Compras de la central B2B Salud, Patricia Canales, una profesional de la ingeniería de proyectos que suma su experiencia en el mercado de la automoción a otra década dedicada a la logística asistencial.

Ello para ayudar a incrementar el correcto y puntual suministro a los hospitales de Elche y Torrevieja (Alicante) y Lugo, entre otros, además del madrileño Hospital Universitario de Torrejón, centro asistencial en el que ingresó el primer paciente de la Covid-19 tratado en esta corporación.

Para Patricia Canales, la logística es esencial en cuestiones como los suministros de saludy la alimentación, en un terreno como el suyo, en el que hacer pagos por adelantado a proveedores no supuso ningún problema y en el que la principal enseñanza de la pandemia es haber aprendido a tener un control efectivo del stock, con capacidad de reacción en tiempo real.

José Nieves

Reflexiones desde el Hospital 12 de Octubre

Seguidamente, el director de Gestión en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, José Nieves, analizó que pudo pasar para que fallara el suministro sanitario, especialmente de medios de protección personal y diagnóstico, cuando otras actividades hospitalarias, como la restauración y los gases medicinales, funcionaron perfectamente a pesar de la pandemia de la Covid-19.

A pesar de que se produjo una clamorosa falta inicial de monitores, respiradores y equipos de protección individual, José Nieves considera que la provisión desde el mercado funcionó y no hubo ruptura de stock de manera severa. La reforma de este centro, muy prometedora, está prevista a la vuelta del verano.

Luis Miguel González

Hospitales de Salamanca

El director de Gestión y Servicios Generales del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, Luis Miguel González, hizo mención a problemas surgidos al exigir la ejecución de contratos porque habían sido bloqueados en el exterior.

A partir de una primera ola suficientemente dramática en todas las latitudes, detalló Luis Miguel González que este centro asistencial, y los otros dependientes del mismo, evitaron desabastecimientos de medios de protección personal, a pesar de que los precios de guantes de nitrilo y mascarillas subieron alarmantemente de precio, con situaciones del mismo género en lo tocante al equipamiento electromédico, tal como afirmó.

Además, considera González que los hospitales son centros de expertice que se benefician de la logística centralizada y que, no sin dificultades, tuvieron que asumir que era necesario comprar a ciegas material sanitario con pagos por adelantado.

José Luis Loureiro

La Paz en guerra

El jefe de Sección de Logística del Hospital Universitario La Paz de Madrid, José Luis Loureiro, aseveró que el reto logístico y sanitario que supone la pandemia no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. En ese clima de tensión casi bélico, destacó que los materiales provistos desde el INGESA se recibían con bastante confusión, al asumir equipos de protección cuya calidad no se podría comprobar hasta que era tarde.

Gracias a que este hospital dispone de flota propia de transporte, señaló José Luis Loureiro, el edificio matriz puede proveer a los hospitales subordinados, además de al Hospital de Emergencias Enfermera Isabel Zendal de la capital.

Mientras, su carrusel automatizado hace posible un tercio de las entregas internas y todo el sistema asegura la puntual entrega de las pruebas diagnósticas, a la espera, dijo Loureiro expectante, de la gran reforma que está anunciada para la antiguamente conocida como ciudad sanitaria, paradigma de la asistencia en la Comunidad de Madrid.

José Luis Poveda

Casus belli en Valencia

En su intervención, el jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia, el Doctor José Luis Poveda, consideró que la logística es tan importante que Alejandro Magno amenazaba con quitar la vida a los intendentes de su ejército que no hicieran bien su trabajo y que, hasta el vencedor del desembarco de Normandia, el general Dwight David Eisenhower, aseguraba que las batallas se ganaban en el terreno de los planes logísticos.

De vuelta a los asuntos sanitarios, José Luis Poveda recordó las dificultades que entrañó pasar de 12.000 a ningún paciente ambulatorio, prácticamente de la noche a la mañana, aunque, hoy, esa población flotante se fija en 4.000 ciudadanos, según precisó.

Según el que también fue presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), la especialidad hizo un excelente trabajo en toda esta crisis, con la intensidad casi de un máster académico forzado por la práctica y en un tiempo récord, con grandes cambios aplicados a la distribución interna y externa de medicamentos y una dispensación domiciliaria que, tal como aseveró, llegó para quedarse.

Ignacio López Balboa

Reparar en lo importante

En su estilo refractario a las imposturas de lo políticamente correcto, el doctor Ignacio López Balboa, que es patrono de la Fundación Bamberg, condujo, con tacto y sorna galaica, la primera sesión del día, dedicada a desentrañar los secretos de la logística y las compras centralizadas.

Tal como refirió Ignacio López Balboa, llegó hace ya un año y un tercio, un patógeno tal mal intencionado que todo el estrés generado estuvo y está todavía a pique de saltar todas las costuras del sistema sanitario, por lo que considera del mayor interés dar a la logística todo su protagonismo, dicho por alguien crecido en una tierra como la gallega, caracterizada por el espallamento, o desparramamiento, de la dispersión geográfica que padece la población más envejecida de España.

De esta manera, López Balboa renegó cordialmente del hospitalocentrismo, tan imperante hoy, y se acogió a las palabras del doctor Charles Mayo, para quien urge siempre alejar, en cuanto sea posible, a los pacientes ingresados de la alienación que suponen los nosocomios.

Más sobre el particular a tratar, este cardiólogo destacó que las necesidades logísticas son compartidas por el sector privado y el público de la Sanidad, por lo que no cabe perder un instante para compartir las mejores experiencias, como si todos lleváramos un cohete atado a la espalda.

Todos desnudos

Aludió López Balboa a ese mago de las inversiones, o gran escualo de las finanzas, según otros, que es Warren Buffett, por haber advertido que las crisis son como las mareas en la costa, que, cuando bajan, descubren a los que no llevaban traje de baño u otra prenda, hasta el punto de que la Covid-19 nos dejó a todos en paramentos de Adán y Eva.

En esa línea, este ponente apeló a las características que otorgan las escuelas de negocios al concepto de “crisis”, fenómeno entendido como aquel que llega por sorpresa, para epatar con la idea de que se perdió todo control de la situación, porque falta la información o está muy dispersa o es contradictoria, al tiempo que los medios de comunicación convierten la bola de nieve del desconcierto en la avalancha de la estupidez.

Todo con acontecimientos que corren como el diablo y no hay otra que dotarse de las mejores y más urgentes herramientas, sin perder pie en la seguridad jurídica ni llegar a judicializarlo todo, con el ánimo, sentenció, amigablemente, López Balboa, de hacer caso a George Bernad Shaw, cuando aclaró que el éxito no es evitar caer en el error, sino lograr no repetirlo.

Mario Mingo

El concepto y su medida

El presidente del Comité Asesor de la entidad convocante, Mario Mingo, asumió la siempre desafiante tarea de resumir en minutos la excelencia expuesta en horas, por lo que se dispuso a dar más cuartillas al libro que prepara esta Fundación, con la selección de las sentencias de sus más egregios ponentes.

Habló, por tanto, Mario Mingo, en esta ocasión, de la irrupción de una pandemia conocida de todos, en la que saltó a la vista el error de haber ninguneado, el dijo postergado, a la Salud Pública, para constatar, también, el sufrimiento de la logística y sus facetas de compras, almacenamientos y fallos de suministro, a lo que los ponentes del día opusieron el ciclópeo esfuerzo de los servicios regionales de salud, con la entrada a la fuerza en almonedas de Epi y medicamentos y pagos por adelantado, realmente repulsivos al sector público, hasta la fecha.

Más fondos de reserva

Ello con la fortuna que supuso implantar o reforzar plataformas de compra, almacenes centrales y acumulación de fondos de reserva. Por eso, Mingo estimó que esta jornada llegó en buena hora para respaldar a los responsables de la logística hospitalaria, y a su labor tan callada como esencial.

Todo para poder atender a todos y en todo momento, con una conclusión, quinta en este caso, según la cual, todos han de estar mejor preparados que el año pasado, aunque se teme que mejores como una mayor automatización, más agilidad formativa, el transporte más eficiente y un mayor apoyo a la producción local de productos estratégicos vayan a llegar por igual a cada rincón, en una era marcada, además, por la deslocalización.

José María Vergeles

Del consejo el mérito

Finalmente, José María Vergeles felicitó a todos los que supieron, desde el ángulo de la logística, superar con nota el desafío que supone la pandemia. Estima, así, que llegó el momento de centralizar las competencias concernientes a Salud Pública, a la luz de una cogobernanza que, también, tiene sus sombras, según algunos.

Para avanzar en esa cuestión, Vergeles estima que es un fallo colectivo no haber logrado dotar al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) de un reglamento nacido de la Ley 40/2015, factor que, a su juicio, podría dotar a las decisiones de este sínodo sanitario de un carácter más vinculante, del que, actualmente, carece, de cara, especialmente y según dijo, a poder beneficiar a los ciudadanos de cualquier territorio.

Sentimiento de abandono

Siente este ponente como legítimo el sentimiento de abandono que pudieron padecer muchos profesionales sanitarios al comprobar de manera directa los fallos del aprovisionamiento en general y la ausencia de medios de protección personal en particular, debido a un juego de la oca de las economías de escala que explica por qué España carecía de medios de producción propios para proteger a su gente de primera línea con EPI, mascarillas y pantallas.

Dentro de las enseñanzas debidas a la pandemia, destacó Vergeles los planes estratégicos y logísticos implantados por las Administraciones de las regiones para evitar que se produzcan desabastecimientos similares, o fenómenos como que una mascarilla que cuesta céntimos en el almacén se venda por varios euros, en un ambiente enrarecido por los arribistas con pretendido conocimiento del mercado chino.

Vergeles expresó su preferencia de contar con suministradores de los que conozca su responsabilidad social, no siempre garantizada en los países asiáticos y otros grandes mercados mundiales, a lo que sumó no siempre ir a precio y mirar siempre la calidad. Así, puso como ejemplo una antigua fábrica de papel fotográfico que había en la localidad pacense de Don Benito y que, hoy, con la denominación de Pi Medical, se dedica a la confección de mascarillas de muy buena factura.

También razonó este ponente que la ley de contratos públicos no debería estar planteada como un instrumento coercitivo, ya que, a su juicio, son pocos los que delinquen al realizar las compras, pero la norma parece presuponer que lo hacen todos.

Flores para Farmaindustria

Para Vergeles, la pandemia hace que haya que dar las gracias a mucha gente. Para empezar, a la industria farmacéutica, dado que tanto Farmaindustria, como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), supieron aguantar el tirón par asegurar los suministros de medicamentos.

Destacó, en ese contexto de colaboración, este ponente el modelo español de farmacia, como red tejida entre las oficinas de Farmacia y las hospitalarias en un mismo sistema logístico, capaz, por ejemplo, de asegurar la cadena del frío de las vacunas contra la Covid-19 en toda Extremadura.

Revolución con mayúsculas

Aunque se muestra Vergeles partidario de devolver a las boticas aquellos fármacos de dispensación hospitalaria que podrían estar disponibles en la red comunitaria, con el ejemplo de terapias orales y subcutáneas cuyos montantes podrían aliviar la situación de farmacias de viabilidad comprometida.

Apuntó este ponente a una especie de revolución logística con mayúsculas en la distribución desde las oficinas de Farmacia por obra y gracia de la pandemia. Paralelamente, admite la tarea pendiente de perfeccionar los suministros de fármacos a las residencias sociosanitarias.

Aprovecho este instante Vergeles para decir que, en esa misma jornada, la Administración de Extremadura había extendido 2.345 certificados de pauta completa en vacunación Covid-19. En otro aspecto, y al ser tan grato para él participar frecuentemente en los eventos de la Fundación Bamberg, ironizó sobre la posibilidad, humorísticamente expresada, de entrar en nómina de esta entidad.

El 14 de junio, cáncer infantil

El máximo responsable de la Fundación Bamberg también emplazó a todos a acudir virtualmente a la cita de este lunes, 14 de junio, que versará, en horario inicialmente vespertino habitual, sobre los retos que supone el cáncer pediátrico para los profesionales y circuitos asistenciales, para abordar cuestiones palpitantes en este terreno, como el acceso a los tratamientos más innovadores y los factores que se traducen en situaciones de inequidad que sufren tanto los pacientes como, de forma muy especial, también los padres y tutores.