Tecnología e Investigación Estudio publicado en la revista Brain

HM CINAC detecta alteraciones en la corteza cerebral de pacientes de Parkinson recién diagnosticados

— Móstoles (Madrid) 18 Feb, 2021 - 1:54 pm

Investigadores del Centro Integral de Neurociencias AC (HM CINAC Madrid), dirigido por el doctor José Obeso y ubicado en el madrileño Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles, han publicado, en la revista de Neurología Brain, un estudio científico que muestra la existencia de alteraciones en los circuitos inhibidores de la corteza motora primaria en pacientes con enfermedad de Parkinson, una alteración que existe en todos los estadios de la enfermedad, y que “llamativamente” figura en pacientes “recién diagnosticados y con apenas sintomatología motora”.

Este hallazgo evidencia una alteración cortical temprana, que podría facilitar la realización del diagnóstico precozmente en pacientes con enfermedad de Parkinson, y abre la puerta a la posibilidad terapéutica de actuar sobre la corteza para enlentecer la progresión de esta patología, que en España afecta a unas 150.000 personas, cifra que podría triplicarse en 2050, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Este artículo, cuya primera autora es la investigadora Claudia Ammann y el autor de correspondencia es el investigador Guglielmo Foffani, evidencia, de “manera definitiva”, dicha alteración de la corteza motora en pacientes desde los estadios iniciales de la enfermedad de Parkinson.

“Nuestro estudio demuestra una alteración de los circuitos inhibitorios de la corteza motora en el cerebro de pacientes con enfermedad de Parkinson, con la novedad de que esta alteración ya se encuentra presente en pacientes recién diagnosticados con mínima sintomatología. La alteración cortical probablemente empieza antes del diagnóstico”, señala Claudia Ammann.

Argumentos para una nueva teoría de la enfermedad

Este descubrimiento da más argumentos a una nueva teoría sobre el origen de la enfermedad de Parkinson que aboga por que la corteza cerebral juegue un papel importante en la patogénesis, tesis en la que está trabajando el equipo coordinado por Guglielmo Foffani en el HM CINAC.

“Proponemos que la corteza cerebral no sería simplemente el destino final de una degeneración patológica que empieza en la periferia, tal y como postula la teoría dominante, sino que estaría implicada en el origen de la patología empujando las neuronas dopaminérgicas de la sustancia negra hacia la degeneración, lo que explicaría el inicio focal de los problemas motores asociados a la enfermedad”, explica Foffani.