Punto de vista el sueldo de un mir en navarra, el peor de españa

Hacia el desierto médico en Navarra

Lamento por la situación profesional de los médicos en Navarra, cuyas repercusiones alcanzan a los futuros especialistas a la hora de elegir plaza para su formación MIR.

En los próximos años, en nuestra Comunidad Foral los médicos nos iremos agostando, cada día más secos y más ajados, menguando hasta desaparecer. No quedarán más que aquellos colegas que, por motivos afectivos, deseen continuar trabajando en Navarra. Ninguno más!

Estos días estamos atentos a la elección de las plazas del MIR. Nuestros jóvenes médicos, los que van a cuidar de nosotros, eligen la especialidad y el hospital donde trabajarán y aprenderán los próximos años. Son nuestro recambio. La nueva generación que tomará el relevo de los veteranos y que tendrá la responsabilidad de mejorar la Sanidad que se encuentren.

Carrera de obstáculos

Estos colegas de veintipocos años, gente preparada y cargada de ilusión, han demostrado una enorme competencia hasta llegar a este punto de sus vidas. Desde el bachillerato y la selectividad donde tuvieron que obtener unas calificaciones sobresalientes para poder tener opciones de cursar medicina, pasando por unos estudios de grado difíciles y una oposición estatal, el MIR, con la que culminarán una carrera de obstáculos. Y hay que elegir!

En este momento el sueldo de un MIR navarro es el peor de España (como sucede con la retribución del resto de facultativos): inferior a los 950€/mes

Algunos elegirán una especialidad y un hospital determinados por la proximidad a su domicilio o por otras razones personales, pero una mayoría decidirá escoger el mejor sitio posible donde aprender la especialidad de sus sueños. No les importará cambiar de ciudad o de región porque lo más importante es trabajar y aprender en un centro sanitario de garantía.

En los primeros dos días de elección de MIR se asignaron 1.394 de las 6.797 plazas disponibles. Los médicos números 1 y 2 de esta convocatoria eligieron Madrid. El número 3 se irá a Andalucía y el 4, a Cataluña. Y ¿Navarra? El primer MIR que optó por Navarra para su especialidad fue el número 143. Solo Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja vieron cómo eran elegidas por médicos con números de MIR más altos (174, 348 y 583 respectivamente).

Poca atracción de Navarra

¿Por qué Navarra no es atractiva para los MIR? Por el mismo motivo que no lo es para ningún médico.

Los MIR saben que en Navarra serán mano de obra barata y la faceta docente de su preparación quedará sometida a las necesidades asistenciales

En este momento el sueldo de un MIR navarro es el peor de España (como sucede con la retribución del resto de facultativos): inferior a los 950€/mes. Eso es lo que pagamos a un profesional de altísima preparación y responsabilidad.

Las posibilidades de investigación para los MIR son peores que las que ofrecen otras comunidades autónomas. El Complejo Hospitalario, antaño un centro de prestigio y renombre, ha caído en la clasificación de los mejores hospitales del Estado.

La reducida inversión de los últimos años mantiene aparataje e infraestructuras obsoletas en muchos casos y lo que es peor, sin perspectivas de mejora a corto plazo. Solo las inversiones mediáticas han salido adelante.

Mano de obra barata

Los MIR saben que en Navarra serán mano de obra barata y la faceta docente de su preparación quedará sometida a las necesidades asistenciales de un sistema que no tiene suficientes especialistas para sostener la atención sanitaria, tal y como ha reconocido el mismo Departamento de Salud en la Resolución de Servicios Mínimos de la última jornada de la huelga médica.

Y una vez que terminen la especialidad recibirán ofertas paupérrimas en retribución y estabilidad laboral, que ni de lejos se parecen a las que van a recibir de otras autonomías que hasta hace bien poco envidiaban nuestro Sistema Sanitario Foral y que ahora mismo nos están mirando, con razón, por “encima del hombro”.

Descuidamos a los médicos especialistas que son y ahuyentamos a los que serán. A no mucho tardar, si seguimos así, Navarra será un desierto médico.

 

Alberto Pérez Martínez y José Ignacio Calvo Saez

Representantes de la Comisión Ejecutiva del Sindicato Médico de Navarra

Deja un comentario