Política y Sociedad Llamamiento de la Fundación Bamberg en su segunda cita con la futura normalidad sanitaria

Hacen falta reservas estratégicas de fármacos y tecnologías ante futuras crisis sanitarias

Hacen falta reservas estratégicas de fármacos y tecnologías en España, ante futuras crisis sanitarias, según ha concluido la Fundación Bamberg en su segunda cita con la búsqueda de una nueva normalidad asistencial que lleve a conocer las claves necesarias para afrontar un futuro aún por definir.

Todo ello a raíz de una crisis, según esta entidad, que obliga a trabajar bajo un gran estrés y a reaccionar ante una enorme incertidumbre, al hacer un uso, compasivo o no, de medicamentos y al buscar nuevos tratamientos efectivos para eliminar la Covid-19, en paralelo al desarrollo de vacunas para el SARS-CoV-2, dentro de un debate, también pertinente y acelerado, sobre los ensayos clínicos, la regulación de los fármacos, la comunicación a distancia y el mayor acceso posible a la prevención y las terapias.

Ignacio Para

Argumentos con eco

El presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, abrió el segundo evento del ciclo ‘La vuelta a la normalidad sanitaria‘, que llevó por título ‘Cómo afrontar el futuro‘. En sus palabras de introducción, resumió las ideas principales expuestas por los protagonistas de la primera cita de esta serie de encuentros virtuales programados.

En primer lugar, Ignacio Para destacó la transversalidad, las sinergias y la puesta en común de experiencias y observaciones que despiertan el mayor interés al conjunto de médicos intensivistas, internistas, infectólogos, neumólogos, especialistas de Atención Primaria, epidemiólogos, directores médicos, gerentes y el resto de perfiles asistenciales, a lo largo de una crisis sanitaria que aún no termina, sino que empieza una nueva etapa.

Ideas que nutren el debate

Como ejemplo de estas cuestiones, Para puso, entre otras aportaciones escuchadas el pasado 25 de mayo, la defensa de la formación troncal de los facultativos expuesta por el gerente del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, Joseba Barroeta; la capacidad de trabajo en equipo descrita por el director médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos de la capital, el doctor Julio Mayol; y la conversión de los hospitales, residencias y hogares en espacios digitales, analizada por el consejero delegado del grupo sanitario Ribera Salud, Alberto de Rosa.

No pasar página sin más

Destacó, además, el presidente de la Fundación Bamberg el análisis técnico y desapasionado propuesto por José Javier Castrodeza, que fue secretario general de Sanidad, para saber qué pasa realmente durante la pandemia; la creación de una Agencia Estatal de Salud Pública y Emergencias Sanitarias, postulada por el senador ‘popular‘ Rubén Moreno, que debería ir unida al reclutamiento de un pull de personal especializado que pudiera acudir a cada zona de pandemia, como los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pero a los que llamó cascos “blancos”; y el recuerdo que hizo de las víctimas de la pandemia el consejero de Hacienda y Función Pública del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Javier Fernandez-Lasquetty, al impedir pasar página en busca de supuestas nuevas normalidades.

Laboratorios y Tecnología Sanitaria

Para trajo a la memoria la multiplicación por cuatro de la producción de fármacos esgrimida por el responsable de relaciones con las comunidades autónomas en Farmaindustria, Jose Ramón Luis Yagüe, imprescindible para no dejar atrás a 28 millones de pacientes crónicos con ayuda de la distribución farmacéutica; y el éxito logístico defendido por la secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), Margarita Alfonsel, al asegurar la llegada por aire de dispositivos y material sanitario de protección en un esfuerzo que, sin embargo, aviva la urgencia de contar en España con suficientes reservas estratégicas a dinamizar desde el Ministerio de Sanidad.

Una mujer valiente

Para poder sumar nuevas lecciones aprendidas durante la pandemia, el presidente de la Fundación Bamberg expresó el honor de dar la palabra a su homólogo en el Ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso, de quien dijo ser persona valiente, trabajadora infatigable y entusiasta, siempre al pie del cañón de manera ejemplar ante una etapa tan difícil como la actual.

Aprovechó Para, por ello, la participación en el evento de esta política para felicitarle expresamente por la creación de un nuevo hospital de 1.000 camas, capaz de asumir nuevas crisis sanitarias, como la causada por la Covid-19.

Isabel Díaz Ayuso

Para seguir adelante

Isabel Díaz Ayuso aseguró que el profundo dolor por lo vivido no debe impedir ver las oportunidades que ahora se abren para esta región en una nueva etap, un territorio que, a su juicio, supo revitalizar sus valores al hacernos la crisis a todos más humanos con nuevas formas de trabajar y sin olvidar nunca a los que se fueron por culpa de la pandemia.

Para Díaz Ayuso la imbatibilidad de la población viene del sentimiento de unidad y de una Administración que se esfuerza por escuchar con nitidez a la sociedad a la que sirve, a pesar de vivir en una comunidad que fue fuertemente golpeada por la rápida difusión de un virus que se valió de la buena conexión de este territorio con el resto del país y por ser puerta de entrada a una de las naciones más visitadas del mundo.

Un total de 500 fallecimientos al día

Acepta la presidenta del Gobierno autonómico que ahora existe cierta sensación de alivio después de haber vivido momentos con hasta 500 fallecimientos al día, en un clima de beligerancia, sin tregua contra la enfermedad, en el que los profesionales sanitarios aún no estaban adecuadamente protegidos y sin que esto les apartara de escuchar su llamada vocacional de asistencia a todos los ciudadanos.

En lo que llamó Díaz Ayuso un nuevo “2 de mayo” para Madrid, en el que sustituyeron las tropas de Napoleón y el general Murat por el SARS-CoV-2, habló de la defensa de la vida hasta el último minuto, sin ningún género de discriminación hacia las personas más vulnerables, mediante la reactivación que supone para la el país la recuperación de la actividad en la Comunidad de Madrid, como motor económico principal, al frenar, in extremis, la sangría de 18.000 empleos perdidos cada semana durante el confinamiento.

Multiplicación de esfuerzos

La argumentación de Díaz Ayuso siguió por el abandono de los dogmatismos al analizar los efectos de la crisis y por la duplicación de camas y espacios de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en esta región, al pasar de las 14.000 a las 24.000 camas hospitalarias y los 1.900 espacios UCI.

Citó, además, la presidenta del Ejecutivo regional el hospital de emergencias creado en IFEMA en solo 72 horas, como centro asistencial más grande del país mientras estuvo abierto, que permitió atender a 4.000 pacientes graves con la ayuda de múltiples cuerpos profesionales, asistenciales y de defensa y seguridad, como la Unidad Militar de Emergencia (UME), Protección Civil y los bomberos, entre otros, a partir de esfuerzos ímprobos que lograron reducir la mortalidad por debajo de las dos decenas de personas.

Todo ello junto a la conversión de 13 hoteles en establecimientos medicalizados y la elección de otros 22 para el alojamiento de profesionales sanitarios llegados para ayudar contra la pandemia desde otras tierras de España, para lo cual fue necesario formalizar 10.117 nuevos contratos vigentes hasta el próximo mes de diciembre.

A todo ello, Díaz Ayuso sumó la llegada de 21 aviones con 1.500 toneladas de material sanitario, en el que se incluyeron más de 71.000 unidades de protección individual frente al virus e ingentes dispositivos médicos.

Evitar nuevos contagios

Acerca del control presente de la pandemia, Díaz Ayuso aportó porcentajes actualizados de contención y extendió el seguimiento telefónico a 320.000 personas con sospecha de la Covid-19 y pacientes con diagnóstico ya establecido, al avanzar en la detección de contagios controlada desde Salud Pública con el objetivo de 20.000 pruebas PCR al día.

Todo ello junto a una población actualmente tratada de 2.600 pacientes desde Atención Primaria. También, esta ponente citó la creación de circuitos específicos para Covid, la suspensión temporal de pruebas complementarias y cirugías programadas, aunque se mantuvo la actividad prevista en trasplantes y partos.

Adelantó Díaz Ayuso, además, la creación de unidades específicas destinadas a tratar las secuelas de la Covid-19, con refuerzo de Atención Primaria, y un plan específico para las personas que no pueden recibir visitas, que ya son factibles en Cuidados Paliativos.

Residencias, tema candente

Sobre el tema siempre candente de las residencias de mayores, Díaz Ayuso aseguró que se peleó en esta región por cada vida, siempre con criterio médico y geriátrico, por lo que pidió sacar de la refriega política una cuestión que suma, al drama generado por la vulnerabilidad de miles de conciudadanos, la alegría de ver sobrevivir y recuperar su salud a pacientes centenarios.

Ello en un ecosistema sociosanitario con 800 centros, de los cuales 500 son públicos, desde los que se realizaron 10.362 traslados a hospitales y de los que 232 fueron medicalizados, sin que consten tampoco restricciones a UCI que hubieran sido tan inhumanas como inconstitucionales.

Condolencia final

Expresó Díaz Ayuso el gran dolor de corazón causado por el episodio más duro de la reciente historia regional, personalizado muchas veces en el sacrificio sin reservas de muchos profesionales sanitarios, que lleva al deseo compartido de un fortalecimiento para toda la población, animado por un sincero sentimiento de gratitud ciudadana que no se extinguirá nunca.

Finalmente, la presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid elogió la colaboración prestada desde los centros de la Sanidad Privada, al evitar el colapso de la Medicina Pública.

Ignacio Balboa

Mejorar la organización y la gestión

Ignacio Balboa, que es patrono de la Fundación Bamberg, moderó la primera tanda de intervenciones, que tuvo como objetivo encontrar cauces de mejora para la organización y la gestión sanitarias, a partir de las lecciones aprendidas durante la pandemia, con inclusión de la visión de los gestores y la industria farmacéutica.

Ante un amable reproche surgido desde la audiencia, recogido por Ignacio Balboa, el propio Para replicó con la invitación gratuita que se hizo a todas las entidades de colectivos de pacientes para el seguimiento y participación con preguntas en la jornada.

Aumentar las reservas estratégicas

El secretario general de Sanidad entre 2005 y 2011, José Martínez Olmos, estima que los países occidentales deberían haber contado con reservas materiales y humanas ante situaciones como la presentada por la Covid-19, aunque hubiese sido imposible prever del todo su gran alcance.

Cree José Martínez Olmos que se habían dado pasos para el abordaje de la cronicidad, pero lo sociosanitario quedó postergado por la crisis anterior (2007-2015), sin dar lugar a un pleno aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

Pidió, por ello, Martínez Olmos avanzar en esa reorientación, además de estar preparados para el impacto que empieza a tener en el Sistema Nacional de Salud (SNS) el retraso de los tratamientos programados en las personas más frágiles por culpa del SARS-CoV-2. Junto a ello, reclamó el desarrollo de un marco estratégico a corto, medio y largo plazo, dentro de un escenario de recomposición organizativa con digitalización y Big Data, que deberá tener muy presentes, a su juicio, a las organizaciones profesionales y de pacientes.

Mayores fuera de radar

El consejero de Sanidad del Gobierno del País Vasco entre 200 y 2013, Rafael Bengoa, apuesta por la autocrítica al reconocer áreas de inmadurez del SNS ya intuidas previamente a la pandemia, principalmente, por haber tenido “fuera del radar” a los pacientes mayores y frágiles por desconexiones manifiestas entre Atención Primaria, hospitales y residencias.

Esta inmadurez también la hizo extensiva Rafael Bengoa a una historia clínica electrónica todavía desaprovechada, además de existir pésimos ejemplos de gestión, como los habidos en las ciudades estadounidenses de Filadelfia y Pittsburgh y no pocos modelos de imprevisión en la propia España.

Para Bengoa, existe conciencia de lo que hay que hacer a partir de ahora para la reconstrucción sanitaria, en la rama técnica de la organización, aunque sobre demasiada tensión en la esfera política, que entorpece el acierto en la toma de decisiones, aspectos a los que añadió la inteligencia artificial, por su capacidad para acelerar los procesos y estratificar la población para optar a intervenciones sanitarias más precisas y eficientes.

Reflexiones desde Murcia

El director gerente del Servicio Murciano de Salud (SMS), Asensio López, estima que haber tenido éxitos parciales por mera fortuna al atender la pandemia no exime de haber tenido una planificación insuficiente, dado que la Atención Primaria y la Salud Pública están poco desarrolladas y mal conectadas entre sí, aunque pudieron ensayar modelos de relación, de manera acelerada, que pudieron impedir el colapso total de los hospitales.

Asensio López invita a no volver a lo de siempre porque los profesionales están agotados física y emocionalmente, y precisan un plan de cuidados específicos, además de más recursos, mientras que la población retorna a sus inercias y muchos políticos vuelven a ser incapaces de acometer cambios de raíz, sin que la tecnología vaya a ser el remedio para todos los problemas ni que se plantee como riesgo para la equidad, si no se usa como palanca de cambio.

Fármacos garantizados

La vicepresidenta y directora general de la compañía farmacéutica Gilead España, María Río, explicó que este laboratorio hizo un esfuerzo titánico, y a riesgo, para facilitar medicamentos necesarios, como Remdesivir, del que se hace uso compasivo, al acelerar la producción, sin renunciar a la seguridad de los pacientes, como apostilló.

Detecta esta directiva una excesiva dependencia exterior de fármacos, por falta de autoabastecimiento en España y en la Unión Europea (UE), tras lo cual destacó la capacidad de reacción demostrada desde los hospitales y la necesidad de ver en la inmigración y el turismo el origen de nuevos escenarios posibles.

Producir más en Europa

El director general de la compañía farmacéutica Chiesi España, Giuseppe Chiericatti, declaró que este laboratorio es partidario del valor compartido y que pudo asegurar su producción gracias a tener plantas en Europa, sin estar demasiado expuesta a las importaciones desde Asia.

Desde una triple dimensión orientada a los profesionales, los pacientes y los propios colaboradores, Giuseppe Chiericatti aboga por la búsqueda de soluciones que rompan silos, como el tradicional cisma entre lo público y lo privado.

El siglo XXI empieza hoy

El director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, razona que la experiencia de la pandemia supone la verdadera entrada al siglo XXI, que requiere una gran carga de humildad por parte de todos, porque apenas unos meses no son suficientes para controlar una infección que tuvo seis alertas mundiales previas, como la del ébola, el SARS y las causadas por otros patógenos.

Además de mencionar el monumento a la Peste bubónica que hay en la ciudad austriaca de Viena, Miguel Ángel Guzmán habló de una gobernanza que debería dar mayores atribuciones al Consejo Interterritorial del SNS y de la segunda ola de cuidados que necesitarán los pacientes crónicos de la Covid-19.

Duro test para la tecnología

La directora general de la compañía tecnológica Medtronic, Maria Vila, afirmó que los posibles errores cometidos en la gestión de la crisis no empañan el esfuerzo y el éxito demostrados por el sistema sanitario, ante un cierre de fronteras dentro de la UE que evidenció, sin embargo, que España carece de reservas estratégicas y de una mayor capacidad inversora como país para reducir la dependencia de patentes existentes en el exterior.

Para esta ponente, el colapso observado en algunos hospitales hizo patente la necesidad de hacer un uso valiente de las tecnologías, que ahora tendrán una nueva ocasión de demostrar su idoneidad con las personas que presenten secuelas por la Covid-19, sin olvidar el valor democratizador que siempre tiene la tecnología al acercar las innovaciones a todos los pacientes.

Sin planes de contingencia

El director gerente de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, Manuel Mitadiel, confirmó que esta región, ya conocida por su dispersión geográfica y población envejecida, sufrió especialmente el embate de la pandemia.

Aunque faltaba un plan de contingencia en este territorio, Manuel Mitadiel explicó que se renovó el establecido previamente para el ébola, que fue adaptado al Estado de Alarma. Además, aboga también por potenciar la Salud Pública y la telemedicina, cuya bondad de esta última se demostró en los últimos meses.

Desafíos inéditos

El director general de la compañía farmacéutica UCB Pharma Iberia, Pau Ricós, considera un éxito haber asegurado el suministro de medicamentos a todos los pacientes crónicos que los necesitan a diario, además de destacar los más de 60 ensayos en la Covid-19 en los que colabora España, al ocupar el cuarto puesto mundial en esta carrera para lograr nuevos  tratamientos y vacunas.

Junto a ello, Pau Ricós puso de relieve la importancia de trabajar codo con codo en las tres esferas de aprendizaje que hacen más flexible el SNS, desde la colaboración entre la farmacia comunitaria, los hospitales y la Atención Primaria, siempre con apoyo en las últimas tecnologías.

La fuerza de la investigación

La segunda sesión, moderada en este caso por Para, estuvo centrada en la manera de afrontar el futuro desde la mejora de la gestión sanitaria, siempre desde el avanzado sentido de la transversalidad aludido al inicio de este encuentro.

Como primera en hablar, la directora general de la compañía farmacéutica Alexion para España y Portugal, Leticia Beleta, apuntó al auge que van a cobrar las tecnologías útiles para los sistemas de alertas y emergencias, sin renunciar a cubrir la atención habitual.

Frente a la población añosa, declaró Leticia Beleta que urge establecer formas de atención domiciliaria y recuperar prestaciones que, según la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER), fueron interrumpidos para uno de cada tres pacientes no Covid-19.

Beleta confía en próximos frutos para el tratamiento de la Covid-19 a cuya meta se aplica Alexion , en un escenario en el que la Administración sanitaria debería ayudar a reducir todas las incertidumbres.

Deseos de excelencia

El director general de la compañía farmacéutica Boehringer Ingelheim, Peter Ploeger, aseguró que la crisis pandémica no dinamitó la proyección de la Sanidad española para ser uno de los mejores sistemas asistenciales del mundo, sino que hizo más firme este deseo plenamente interiorizado por todos.

Destacó Peter Ploeger la dimensión innovadora del laboratorio al que representa, y su responsabilidad social corporativa, que también pasa por el desarrollo industrial de España, con una inversión de 120 millones de euros en el municipio barcelonés de San Gugat del Vallés para producción de elementos de salud respiratoria, con un programa de desarrollo corporativo paralelo que ayuda al acceso mundial en todo el planeta, al buscar compuestos y anticuerpos que pongan coto al SARS-CoV-2.

Ganar en flexibilidad

El director general de la compañía farmacéutica Ferrer España, Ricardo Castrillo, habló de un momento histórico para la valoración de los profesionales sanitarios como núcleo vivo del sistema, en paralelo al cambio de los hábitos ciudadanos en el consumo, gracias, entre otras cosas, a las nuevas formas de comunicación remota.

En ese sentido, defiende Ricardo Castrillo la convergencia entre la investigación, la inversión y el criterio de coste oportunidad para impulsar la dimensión productiva del país, mediante la redefinición de procesos y la flexibilización de una normativa legal que demuestra su inadecuación a lo largo de los últimos meses.

Crisis encadenadas

El presidente del grupo sanitario HM Hospitales, el doctor Juan Abarca Cidón, no ocultó su preocupación por el daño causado por la pandemia a territorios como la Comunidad de Madrid, Barcelona Castilla y León y Casrilla-La Mancha.

A parte del miedo a los rebrotes que preocupa a muchos, este directivo mostró una mayor preocupación por los retrasos habidos en los tratamientos a otras patologías dentro de lo que será una segunda ola también muy peligrosa y que coincidirá, desgraciadamente, con una caída de la riqueza nacional que podría llegar a los 13 puntos de PIB.

Juan Abarca Cidón lamenta que España se haya llevado la parte más fea de la globalización, a través de un problema surgido en el Extremo Oriente, sin haber sido capaz de compartir recursos entre sus regiones y sin posibilidad de derivar pacientes entre las comunidades autónomas, territorios en los que hubo una excelente coordinación con la Sanidad Privada, pero no desde la Administración central.

Abarca Cidón habló de control domiciliario, teleconsulta y prescripciones electrónicas como avances que progresarían aún más con la gestión de los datos disponibles con criterio de equidad para todos los medios asistenciales, tal como hace HM Hospitales al ceder datos de 3.000 pacientes a científicos de todo el mundo que impulsan la investigación en la Covid-19.

También precisó este ponente que el Grupo que lidera invirtió seis millones de euros en equipos de protección personal, dentro de un sector sin actividad durante el confinamiento, con enormes gastos fijos e imposibilidad oficial para haber ERTES.

Número desconocido de muertos

La portavoz de Sanidad del Grupo Popular en el Congreso de Diputados, Elvira Velasco, lamenta que la Comisión para la Reconstrucción de la Cámara Baja se haya visto desnaturalizada en su noble planteamiento inicial, dentro de un Pacto por la Sanidad que su grupo parlamentario denomina Plan Cajal, en memoria del egregio científico y Nobel español Santiago Ramón y Cajal.

Elvira Velasco considera que transmitir las mayores condolencias por las pérdidas de profesionales sanitarios, junto al resto de ciudadanos fallecidos, coincide hoy con el estupor de no saber a ciencia cierta a cuantas personas mató el SARS-CoV-2.

No obstante, esta diputada no renunció a lograr un gran acuerdo político que permita mejorar los recursos humanos sanitarios, su formación, especialización y adecuadas condiciones profesionales, en un contexto de I+D que, a su juicio, debería ser potenciado con muchos más recursos públicos.

Experiencias compartidas

Por parte de la compañía farmacéutica Lilly tomó la palabra Teresa Millán, que pidió el refuerzo de las estructuras investigadoras del país, como aprovechamiento de la fructífera colaboración público privada demostrada durante la pandemia.

Ya en su discurso introductorio, Para había aludido a que no había agradado a ninguno de los ponentes de la jornada del 25 de mayo la expresión “reconstrucción”, referida al país o a la Sanidad, con preferencias expresadas por el concepto de recuperación y de construcción de un nuevo modelo asistencial, que esbozó Teresa Millán un poco en nombre de todos los panelistas.

Elogio del Consejo Interterritorial

La consejera de Sanidad del Gobierno de las Islas Baleares, Patricia Gómez, declaró que la pandemia enseñó que la Sanidad es siempre una inversión y no un gasto, al ser un bien general que demanda recursos para dar respuesta a la complejidad, desde el proceso de re-evolución que solicitan los profesionales sanitarios que quieren participar más en la toma de decisiones que les atañen.

Además de constatar un renacimiento de los valores humanos aflorados por la pandemia, Patricia Gómez elogió el buen hacer del Consejo Interterritorial del SNS, en el que ella misma es el miembro más antiguo, a pesar de ser la consejera más joven, en una alabanza que también le llevó a ver en la industria farmacéutica a un indudable aliado estratégico de la Administración sanitaria.

Andalucía y pandemia

El consejero de Sanidad de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, aseguró que asistimos al inicio de una nueva era en la que se tuvo que avanzar en tres meses lo que se había previsto para 30 años, desde una travesía muy dura en la que los Gobiernos regionales colaboraron con la Administración central de manera leal, pero sin servilismos.

Se acordó Jesús Aguirre también de la difteria como crisis previa que ayudó a su región a estar medianamente preparada para la irrupción de la Covid-19, desde una actitud institucional que impulsó también la producción local y la exportación de mascarillas y respiradores con sentido tan productivo como solidario.

Además de haber asistido a otros cambios, como los dobles circuitos de triaje en los hospitales, y la subordinación de las más de 1.000 residencias de mayores a la Consejería de Sanidad, Aguirre desmintió el mito de que la población de edad avanzada, con la adecuada formación, no pueda usar adecuadamente las nuevas tecnologías para comunicarse con sus médicos y enfermeras.

Apuntes finales

El presidente del Consejo Asesor de la Fundación Bamberg, Mario Mingo, destacó en sus conclusiones finales la lucidez, el sentido crítico y la aportación de ideas útiles de los 17 panelistas participantes en este segundo encuentro, con reflexiones como la digitalización en marcha, la integración de la Salud Pública en Atención Primaria, la necesidad de una agencia pública estatal de emergencias y el refuerzo de la producción española de ciencia, medicamentos y dispositivos sanitarios, además del establecimiento de un plan de cuidados para los profesionales sanitarios que tanto sufren durante la pandemia.

El 7 de julio, próxima cita

Como colofón, Para emplazó a todos a conocer, el 7 de julio, el verdadero impacto de la Covid-19 en patologías tan prevalentes como el cáncer, las enfermedades inmunológicas e inflamatorias, las enfermedades cardiológicas, las neurológicas y las patologías degenerativas, a partir de un análisis de los daños “colaterales” que aboca, aparentemente sin remedio, al alargamiento de las listas de espera con daños añadidos para la salud.

Será una nueva cita, aseguró Para, que servirá para reiterar la enorme gratitud de la Fundación Bamberg hacia sus patrocinadores principales, los patrocinadores destacados y los protectores de la entidad.

2 Comentarios

  1. LOURDES FRAGUAS says:

    Ruego mi incluyan en la lista de difusion para seguri la siguiente sesion.
    gracias

  2. Ana Lázaro says:

    Estimados señores,

    Me gustaría hacer les saber sobre una errata observada en el apartado donde se recogen los comentarios del Consejero de Sanidad de Andalucía, D. Jesús Aguirre (Andalucía y Pandemia). En dicho párrafo aparece la siguiente frase:

    “Se acordó Jesús Aguirre también de la difteria como crisis previa que ayudó a su región a estar medianamente preparada para la irrupción de la Covid-19”

    Indicarles que el problema al que se refiere el Sr. Aguirre es la epidemia de listeriosis, infección grave causada por la bacteria listeria, que se desarrollo a final del verano del 2019 y que causó varios muertos y muchos contagiados en Andalucía. La difteria por contra, es una enfermedad infecciosa aguda epidémica, ocasionada por la exotoxina proteica producida por otra bacteria denominada Corynebacterium diphtheriae (bacilo de Klebs-Löffler).

    Atentamente,
    Ana