Tecnología e Investigación Con el apoyo de Grunenthal

La Sociedad Española del Dolor lanza un detector del dolor neuropático localizado

— Madrid 2 Abr, 2014 - 4:03 pm

Con el objetivo de facilitar al médico el diagnóstico de Dolor Neuropático (DN) y permitirle focalizarse en el correcto abordaje del paciente con DNL, la Sociedad Española del Dolor (SED) ha desarrollado una herramienta de detección de DN localizado con el apoyo de Grünenthal.

SED“La herramienta se compone de cuatro pasos clínicos surgidos de un algoritmo diagnóstico elaborado por un grupo de expertos en dolor”, apunta el doctor Víctor Mayoral, secretario de la SED y uno de los cuatro expertos en dolor internacionales responsables del proyecto. Las primeras tres cuestiones se centran en la historia clínica previa, en los antecedentes patológicos, en la descripción y distribución neuroanatómica del dolor y la posibilidad de pruebas confirmatorias. En último lugar, se hace referencia a su tamaño y localización. “Permite identificar la presencia probable de DNL en pacientes con dolor crónico de manera fácil, rápida y fiable”, afirma Mayoral.

La herramienta ha sido evaluada en 2.000 pacientes con dolor crónico cuya media de edad era de 60 años -el 69% eran mujeres y un 75% referían dolor desde hacía más de un año-. Las pruebas fueron llevadas a cabo por 31 médicos de Atención Primaria de un área metropolitana urbana (Badalona) y contaron con la validación final de los médicos especialistas en dolor de los hospitales de dicha zona. La media de uso de la escala fue de 7 minutos y el 96% de los investigadores indicó que les había sido útil o muy útil, facilitando su trabajo en la consulta.

Contribución a la sostenibilidad del SNS

Aunque se esperan nuevas publicaciones científicas sobre esta herramienta de detección, “desde enero de este año se viene haciendo difusión de la misma entre médicos de Atención Primaria –donde el 40% de las consultas están relacionadas con el dolor crónico- y demás especialistas implicados en su abordaje”, señala el doctor Mayoral. La herramienta permite a todos estos profesionales “sospechar e incluso confirmar que se trata de dolor neuropático localizado y, por lo tanto, mejorar su abordaje”. Su implantación “no solo no supone ningún coste extra para el Sistema Nacional de Salud (SNS), sino que además puede potenciar su sostenibilidad en la medida en que está contribuyendo a mejorar el abordaje del paciente crónico complejo, un gran reto sociosanitario que ya se contempla en la mayoría de los planes de salud de nuestro país”.

La herramienta cuenta con el aval científico de la SED, de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y de las tres sociedades científicas de Atención Primaria (SEMFYC, SEMERGEN y SEMG). A estas entidades se han unido recientemente la Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor (SEFID), la Asociación de Enfermería en Anestesia, Reanimación y Terapia del Dolor (ASSEDAR-TD), la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SECYDO), la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) y la Sociedad Española de Traumatología Laboral (SETLA). A todo esto se une el respaldo de la Federación de Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP), la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA) y la Sociedad Española de Directivos de Atención Primaria (SEDAP).