Política y Sociedad En los Presupuestos Generales del Estado para 2022

El Gobierno destina a Sanidad un 11% más de presupuesto, hasta los 5.434 millones

— Madrid 7 Oct, 2021 - 4:24 pm

El Consejo de Ministros ha aprobado, este jueves, 7 de octubre, el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, que se remitirá al Congreso de los Diputados en la semana que se iniciará el 11 del mismo mes, y en el que se contempla para Sanidad, sin incluir las vacunas, una subida del 11 por ciento, hasta los 5.434 millones, tras haber aumentado más de un 75 por ciento el año anterior.

Los Presupuestos persiguen “una recuperación justa, para hacer de España un país más productivo, más competitivo y sostenible, garantizando que la mejora económica llega a todas las familias”, sostiene el Gobierno. Serán “los Presupuestos de la recuperación económica” porque será en 2022 cuando tanto el Ejecutivo como los organismos internacionales prevén que España recupere los niveles de actividad económica y supere los niveles de empleo previos a la pandemia, explica.

Entre todos los colectivos sociales, la Administración pone el foco en la juventud, que “ha sufrido el golpe de dos crisis económicas, la de 2008 y la provocada por la Covid-19, en poco más de una década”. Los jóvenes, por primera vez, cuentan con un capítulo propio dentro de los Presupuestos: “las cuentas públicas de 2022 suponen la mayor apuesta realizada jamás por la juventud española para mejorar tanto sus oportunidades en el presente como sus perspectivas de futuro”, remarcan desde el Ejecutivo.

En términos agregados, la partida destinada a pensiones se incrementará en un 4,8 por ciento, hasta alcanzar los 171.165 millones de euros. Como novedad, la revalorización de los 9,6 millones de pensiones contributivas se fijará en la ley que se está tramitando en la Cámara Baja y que establece que las pensiones contributivas aumentarán en función del IPC medio registrado en noviembre, un dato que se desconoce a la hora de presentar estos Presupuestos, pero con el que se garantiza que los jubilados mantengan su poder adquisitivo.

Inversión social

Respecto a los empleados públicos, los gastos de personal que recogen los Presupuestos aumentan en un 3,4 por ciento. Ello es fruto del incremento del 2 por ciento de la retribución de los más de 2,7 millones de estos trabajadores; del aumento de los puestos en la Función Pública; y de la mejora de la tasa de reposición, que se fija en el 110 por ciento como norma general, en el 120 por ciento para los sectores prioritarios y en el 125 por ciento para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las policías autonómicas y locales.

A su vez, el 59,8 por ciento del Presupuesto nacional, es decir, sin fondos europeos, se destina a inversión social. Ello supone un total de 240.375 millones, la mayor cifra de la historia, que alcanza los 248.391 millones al incorporarse los fondos europeos.

Para la protección de los más vulnerables, el Gobierno dotará con 4.436 millones de euros la partida destinada al pago del Ingreso Mínimo Vital y a las prestaciones familiares. Además, se incrementan en 48 millones las dotaciones para el Bono Social Térmico, hasta alcanzar los 157 millones de euros. Se trata de un aumento del 43,77 por ciento interanual y tendrá 1,27 millones de hogares beneficiarios.