Industria farmacéutica Los pacientes sólo necesitaran una única dosis diaria

Gilead saca un comprimido que mejora la calidad de vida de los infectados por VIH

 

Santiago Moreno (i), Luis Herrera (c) y José María Gatell (d)

Santiago Moreno (i), Luis Herrera (c) y José María Gatell (d)

Gilead comercializará en los próximos días un nuevo medicamento que mejorará la calidad de vida de los infectados por VIH: se trata de Stribild, un comprimido que aúna dos antivirales (fumarato de tenofovir disoproxil 300 mg y emtricitabina 200 mg), con un inhibidor de la integrasa (elvitegravir 150 mg) y un potenciador (cobicistat 150 mg).

Durante la presentación de la III Reunión STR, titulada en esta ocasión “Avanzando hacia el futuro del VIH”, el director médico de Gilead, Luis Herrera, dijo que este medicamento posee mayor adherencia y eficacia, dota de mayor calidad de vida a los pacientes y desarrolla menor resistencia, lo que supone menos hospitalizaciones.

A ello, el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic i Provincial (Barcelona), José María Gatell, añadió tres ventajas fundamentales frente a los medicamentos existentes actualmente: reduce los pequeños efectos secundarios, como dormir mal o acudir frecuentemente al baño, a medio y largo plazo disminuye los riesgos de infartos, alteración ósea, etc, y cuenta con un menor coste que otros medicamentos de efectos similares.

Asimismo, el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), Santiago Moreno, señaló que al minimizar el número de comprimidos, pues sólo sería necesaria una única dosis diaria, “se facilita el cumplimiento terapéutico de un tratamiento antirroviral completo en los pacientes con VIH, lo cual es la clave para su salud a largo plazo”.

Tanto los nuevos pacientes (en España aparecen 3.000 nuevos casos al año) como aquellos ya diagnosticados y tratados podrán tomar este medicamento, que, en palabras de los médicos que hablaron del mismo, facilita que puedan desarrollar una vida normal, algo fundamental en una enfermedad que no tiene cura. En España se estima que hay entre 130.000 y 160.000 personas infectadas por el VIH, y según Gatell, el perfil es el de varón joven, español y homosexual. Asimismo, un 30% de los infectados no saben que tienen el virus y, lo que es peor, apuntó Herrera, cada año mueren 3.000 personas en nuestro país como consecuencia del VIH.