El mirador La generación milenial es como todas las que le han precedido

Generación del milenio (milenial). Ricos y pobres.

Radiografía pormenorizada de los mileniales, los hijos del siglo, en donde se advierten diferencias significativas entre ricos y pobres.

Generación del milenio (milenial)

Dicen que la generación milenial es una generación caracterizada por la hiperconexión, la necesidad de auto expresarse, el individualismo, la gran conciencia medioambiental, el interés por la salud, la inmediatez y la búsqueda de experiencias, entre otras cosas. Su definición depende al tiempo de la fecha de nacimiento (entre 1980 y 2000) y de su relación con las tecnologías de la comunicación https://es.wikipedia.org/wiki/Generaci%C3%B3n_Y#cite_note-8  https://en.wikipedia.org/wiki/Millennials

En la imaginación popular y periodística se suele ver a la generación milenial como carente de valor y de valores, un conjunto de narcisistas envueltos en su realidad virtual.

La generación milenial es tan diversa como todas las que le han precedido

Esta imagen es falsa, por supuesto, y la generación milenial es tan diversa como todas las que le han precedido. Sobre todo es falsa por sólo considerar implícitamente a los mileniales ricos, a los nacidos entre 1980 y 2000 en familias acomodadas, de clase media o alta. ¿Y los que nacieron en familias pobres? ¿No son tan mileniales los pobres como los ricos?

Son mileniales los ricos y los pobres, pero hay abismales diferencias entre ambos grupos. Veamos algunas pensando tanto en las diferencias entre países ricos y pobres como en las diferencias entre clases dentro de dichos países:

Ciencia. Para los mileniales pobres la ciencia es parte del desarrollo tecnológico y social, algo que en general se les impone en positivo y como verdad. Para los mileniales ricos la ciencia es muchas veces una opción criticable pues está dominada por una ideología de negocio que va contra el desarrollo presente y futuro de la Humanidad.

Compromiso político. Ante la participación política los mileniales pobres oscilan del comunismo a la extrema derecha, según países y regiones siendo en general complacientes con las estructuras de poder. Los mileniales ricos son críticos con los políticos y. aunque participan en las elecciones, prefieren una cierta acción directa en movimientos de un cierto izquierdismo; en general son exigentes con las estructuras de poder.

Compromiso social. Los mileniales pobres tienen compromiso social permanente con la familia y la comunidad a la que pertenecen pero no se sienten especiales pues ni siquiera saben que son mileniales. Los mileniales ricos tienen un compromiso social global que se reflejó bien en España en 2011, con el movimiento 15M en las plazas y en 2018 con el movimiento feminista en las calles, el 8M; también con su colaboración en las distintas organizaciones no gubernamentales, sobre todo de trabajo en países pobres; los mileniales ricos son conscientes de su inclusión en la generación milenial.

Drogas. Los mileniales pobres consumen tabaco y alcohol, y ocasionalmente crack y otras drogas ilegales baratas. Los mileniales ricos consumen psicofármacos, no consumen tabaco, y muy poco alcohol; entre las drogas ilegales prefieren la cocaína.

Familia. Los mileniales pobres cuentan con familias extensas compuestas de padres, hermanos, abuelos, tíos abuelos, tíos carnales, primos hermanos y segundos, etc, y en su proyecto de vida entra el matrimonio y el tener hijos. Respecto al aborto voluntario son tolerantes por más que muchas veces la legislación se lo prohíba y tengan que recurrir al misopostrol de venta ilegal. Los mileniales ricos tienen familias nucleares con poco más que padres y abuelos y en su proyecto vital no entran ni el matrimonio ni los hijos a corto plazo. Son tolerantes respecto al aborto voluntario, que suelen realizar en casa con medicación de prescripción médica, tipo mifepristona, misoprostol y metrotexate.

Formación académica. La formación académica de los mileniales pobres es básica o nula y en todo caso depende del sistema público; si lo logran, aspiran a ser médicos y abogados. La formación académica de los mileniales ricos es media o universitaria, y en muchos casos depende del sistema privado; aspiran a ser ingenieros, diseñadores, programadores de videojuegos y a participar en proyectos socialmente innovadores.

Medicinas alternativas/complementarias. Los mileniales pobres utilizan sin complejos los remedios “de toda la vida” y los recursos alternativos propios de su cultura y ambiente social. Los mileniales ricos exploran y utilizan las medicinas alternativas y complementarias como rituales innovadores que les permiten expresar su autonomía frente la “medicina oficial”.

Medio ambiente. Los mileniales pobres no son conscientes del deterioro del medio ambiente que les mata, por ejemplo por la contaminación atmosférica. Los mileniales ricos son muy conscientes del deterioro del medio ambiente y en general apoyan las acciones de protesta y mejora.

Muerte por causas externas. Entre los mileniales pobres es frecuente la muerte por causas externas, bien accidentes laborales bien por armas de fuego y blancas. Entre los mileniales ricos es frecuente la muerte por suicidio.

Nutrición. Para los mileniales pobres alimentarse es cuestión de vida y muerte, y cuando lo consiguen con regularidad suelen haber perdido la cultura culinaria ancestral y se alimentan de basura/chatarra, tipo comida rápida, pasta y Coca-Cola; por consecuencia desarrollan frecuentemente obesidad y diabetes tipo 2. Para los mileniales ricos alimentarse es cuestión casi sagrada que conecta el cuerpo con el medio ambiente; por ello prefieren la comida ecológica/biológica y el agua del grifo, muchos son vegetarianos y veganos y son frecuentes entre ellos distintas alergias, tipo a la lactosa y al gluten; por consecuencia, la obesidad es tan rara como la diabetes tipo 2.

Redes. Los mileniales pobres participan activamente en las Redes Sociales, especialmente en Facebook e Instagram. Los mileniales ricos participan activamente en las Redes Sociales, sobre todo Twitter, Telegram e Instagram.

Religión. Los mileniales pobres oscilan entre el ateísmo práctico y la conversión a nuevas religiones. Los mileniales ricos prefieren la espiritualidad no burocrática y las corrientes budistas y similares.

Salud. Entre los mileniales pobres la salud es lo que hay, la que corresponde a su edad y determinantes sociales, ni se piensa en ella; tienen mal la dentadura y tienen gran probabilidad de padecer enfermedades infecciosas graves y de que se cronifiquen los problemas de salud que les afecten. Para los mileniales ricos la salud es fuente de constante preocupación y ocupación, y mantenerse sano justifica actitudes vitales que conserven e incrementen la salud; tienen buenas dentaduras y tienen baja probabilidad de padecer enfermedades infecciosas graves y de que se cronifiquen los problemas de salud que les afecten.

Sexualidad. Los mileniales pobres disfrutan de su sexualidad, con frecuencia genital y variada, y son tolerantes ante identidades y orientaciones sexuales distintas, incluyendo el matrimonio del mismo sexo. Los mileniales ricos subliman en mucho la sexualidad, escasa, variada y con frecuencia no genital, y son tolerantes ante identidades y orientaciones sexuales distintas, incluyendo el matrimonio del mismo sexo. Los dos grupos consumen pornografía desde temprana edad, en general mucho antes de disfrutar del “sexo real”.

Síndrome de Peter Pan. Los mileniales pobres maduran con rapidez, pasan de la infancia a la adolescencia y de ésta a la juventud y madurez sin mayores problemas. Los mileniales ricos presentan con frecuencia signos y síntomas de irresponsabilidad, rebeldía, narcisismo, dependencia, creencia en estar más allá de leyes y normas y negación del paso de la edad.

Sistema sanitario. Los mileniales pobres tienen acceso, si alguno, al sistema sanitario público, donde reciben atención de beneficencia que no suelen criticar más allá del incumplimiento de las recomendaciones absurdas sobre “estilo de vida”, normas de prevención y otras similares. Los mileniales ricos acceden según les conviene al sistema sanitario público y privado pero con ambos mantienen una relación distante y crítica, siempre viéndolos como sospechosos por los constantes “conflictos de interés” que infectan a sus profesionales.

Situación laboral. La situación laboral de los mileniales pobres es por destino de gran inestabilidad y precariedad, en situaciones de casi esclavismo en el mercado informal. La situación laboral de los mileniales ricos es por elección, dinámica, en busca de la satisfacción personal más que profesional, de precariedad y a veces de casi esclavismo en el mercado formal.

Transporte. Los mileniales pobres aspiran al automóvil como sueño de libertad. Los mileniales ricos prefieren la bicicleta.

Viajes. Los mileniales pobres viajan poco o nada pero sueñan con viajar, sobre todo a DisneyWorld, en Orlando, Estados Unidos. Los mileniales ricos viajan casi como obsesión, mejor cuanto más exótico y lejano sea el lugar.

En síntesis

La generación milenial es como todas, hija de su tiempo. Como casi siempre, lo clave no es el año en que naciste sino dónde lo hiciste.

Conviene ser consciente de la opción ideológica que al hablar y planificar se refiere a los mileniales ricos como si no existieran mileniales pobres.

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). jjgervas@gmail.com; mpf1945@gmail.com; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

Deja un comentario