Política y Sociedad Según datos de la OCDE

El gasto del PIB en Sanidad descendió en 2017 a niveles de antes de la crisis

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado nuevos datos sobre el gasto e inversión de los países en la Sanidad, que muestran que el gasto sanitario en España descendió un 0,2 por ciento hasta situarse en el 8,8 por ciento, situándose así a un nivel inferior al de 2009 (9%).

Durante los años de crisis, desde 2009 a 2016, el gasto destinado a Sanidad en España rondó el 9 por ciento. Ahora desciende esa barrera y se acerca a la cifra de 2008, cuando el gasto fue del 8,3 por ciento. Sin embargo, sigue siendo muy superior a lo invertido en este aspecto hace 15 años, cuando, según la OCDE, era del 6,8 por ciento del total.

En cuanto a porcentaje del PIB, España se sitúa ligeramente por debajo de la media de la OCDE, en un lugar similar a Italia. Sin embargo, hay hasta 15 países que destinan un porcentaje mayor de su PIB a la Sanidad, con Estados Unidos y Suiza a la cabeza. Por debajo de España se encuentran países como Corea, República Checa y Eslovenia.

En términos absolutos, no obstante, son hasta 20 los países que gastan más dinero por persona en Sanidad que España. Es decir, que aunque España destina un porcentaje del PIB similar en este ámbito, por cada persona invierte menos que países como Irlanda y Luxemburgo, que tienen un porcentaje menor.

Gasto privado y de bolsillo

La OCDE también atiende al porcentaje de gasto público con respecto al gasto total de los países, tomando como referencia el año 2016 en este caso. En este apartado, solo seis países destinan más porcentaje al gasto público, al ser más habitual que existan modelos de gestión privada de la Sanidad.

Noruega, Dinamarca, Suecia y Reino Unido, de esta manera, invierten más en la Sanidad Pública que España, que supera el 65 por ciento -por tanto, un 35 por ciento tendría carácter privado-, aunque esta última supere en, aproximadamente, un 20 por ciento a la media de la OCDE.

Los datos publicados por esta organización también muestran un aumento del porcentaje del gasto de bolsillo sobre el total del gasto sanitario, que es del 23,8 por ciento en España frente al 20,3 por ciento de media en la OCDE. Según la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), este incremento tiene que ver con los copagos del Real Decreto-ley 16/2012 y con el descenso del gasto público porque las deficiencias del sistema público obligan a buscar alternativas en el sector privado.

Deja un comentario