Hospitales gracias al programa con Obra Social La Caixa

La Fundación Jiménez Díaz atendió desde 2015 a casi 2.500 pacientes con enfermedad avanzada

— Madrid 5 Feb, 2019 - 12:43 pm

El Equipo de Atención Psicosocial (EAPS) del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, perteneciente al Grupo Quirónsalud, ha atendido “a cerca de 2.500 personas en la última etapa de su vida, y ayudado a sus familiares, que suman cerca de 3.900, a acompañarlos en este trance”, desde 2015, año en el que este centro se incorporó al ‘Programa de Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas de Obra Social La Caixa‘.

El objetivo al que se sumó este hospital es el de “proporcionar a las personas que se encuentran en el final de su vida, así como a sus familiares, una atención integral, cálida y personalizada, que complemente la labor asistencial de las unidades médicas con un apoyo emocional, social y espiritual”. Por esta razón, recibió un reconocimiento especial en el acto con el que se celebró la primera década del citado programa, y que recogieron la jefa del Servicio de Cuidados Paliativos de la Fundación Jiménez Díaz, la doctora María Herrera, junto a su equipo y al gerente adjunto del hospital, Josu Rodríguez Alejandre.

Se trata “del único hospital público, de tercer nivel de complejidad y, además, con Unidad de Cuidados Paliativos y Agudos, de los 18 centros hospitalarios en los que actúa el programa en la Comunidad de Madrid”, explica el propio centro. De hecho, la Fundación Jiménez Díaz “también es el único hospital general universitario con el que el programa renovó su acuerdo en el citado acto conmemorativo”, según informa.

Por su parte, María Herrera aseguró que “ya no se puede entender la atención en el final de la vida de nuestros pacientes sin la participación de los psicólogos y los trabajadores sociales, junto a médicos y enfermeras, en nuestras unidades de agudos y Cuidados Paliativos”. Además, según la primera evaluación científica del programa realizada, “la atención psicosocial ofrecida responde a las necesidades y mejora en el 90 por ciento los síntomas provocados por la enfermedad y que perjudican el estado anímico y psicológico de los enfermos atendidos”.

Deja un comentario