Política y Sociedad el foro presenta datos demográficos y reclama un plan de contingencia urgente

La profesión médica insiste en que no faltan médicos, sino políticas de Recursos Humanos en salud

El Foro de la Profesión Médica de España (FPME) ha declarado, con motivo de las manifestaciones vertidas por representantes políticos en las que aseguraban una supuesta falta de médicos en España, que “no faltan médicos, lo que faltan son políticas de Recurso Humanos en salud”, una afirmación que “se basa en el conocimiento experto de la demografía médica” y que este colectivo acompaña de la demanda “urgente” de un “plan de contingencia que sea temporal y extraordinario” para abordar la Covid-19.

Así lo expresaron, en un encuentro online, representantes de todas las organizaciones que conforman el Foro. En concreto, intervinieron los presidentes de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Serafín Romero; del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Antonio Pujol de Castro; de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM), el doctor Pablo Lara; y de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el doctor Tomás Toranzo, acompañado por su secretario general, el doctor Gabriel del Pozo; y la vicepresidenta de la Federación de Asociaciones Científico Médicas de España (FACME), la doctora Pilar Garrido.

Serafín Romero

Gabriel del Pozo insistió en que dicho plan de contingencia debe contar “con la participación de los profesionales, puesto que han sido numerosas las ocasiones en las que hemos planteado posibles soluciones y mostrado disposición a colaborar sin que hayamos sido escuchados”. Además, puso de manifiesto “la urgente necesidad del esperado registro de profesionales sanitarios que todavía no está en funcionamiento y que resulta clave para poder planificar las necesidades de la profesión”.

“La principal conclusión de los datos oficiales es que el sistema de formación está saturado y el de contratación, obsoleto y caducado”, expresó, por su parte, Pablo Lara. De hecho, “España es el segundo país del mundo respecto al número de Facultades de Medicina por número de habitantes, puesto que en 10 años se ha pasado de 28 a 44, lo que supone un 64 por ciento más”, agregó.

Dos candidatos por cada plaza

Para los presidentes de la CNDFM y del CEEM, la solución “no pasa por un aumento de plazas en las universidades, puesto que el número de egresados anuales es similar (entre 7.000 y 7.100 en los dos últimos años) y este no se traduce hasta seis años más tarde en un mayor número de aspirantes al examen MIR. Desde 2010, hay dos candidatos para cada plaza que se oferta, por lo que uno de cada dos graduados en Medicina no va a poder continuar con la Formación Sanitaria Especializada (FSE) y, por tanto, no podrá ejercer como médico en el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Antonio Pujol de Castro señaló que “en la convocatoria de 2019 se alcanzó el máximo de plazas convocadas, con 7.845, pero, también, el número más alto de aspirantes, con 16.176 médicos. En esta convocatoria se alcanzó el máximo de aspirantes sin plaza MIR: 8.331. Sumando las plazas del resto de oposiciones para médicos (157 en la convocatoria 2019, sumando las de los Ministerio de Defensa, Interior y Justicia), quedaron alrededor de 8.174 médicos sin plaza de FSE en 2019. La opción de todos ellos es ejercer en la Sanidad Privada sin labores asistenciales o irse fuera de España”.

Lara destacó que “hay más graduados de los que el sistema sanitario puede asumir”, si bien “no hay un solo numerus clausus relacionado con el ejercicio de la Medicina, hay tres: el acceso a la Facultad, el acceso al MIR y la oferta laboral digna. El último nos preocupa especialmente por su precariedad. Cada año, la situación es un poco peor que el anterior, lo que puede llevarnos a bolsas de médicos graduados que no tengan oportunidad laboral”.

Pablo Lara

Homologación de títulos extranjeros

Por otra parte, “seguimos homologando un número muy elevado de títulos de Medicina. Según datos del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), en 2019 se homologaron 5.769 títulos extranjeros de Educación Superior”, explicó el presidente de los Decanos.

Además, “en 2020, en pleno Estado de Alarma y dentro del plan de contingencia, en colaboración con Inmigración, la OMC trasladó a los Colegios de Médicos los expedientes de 750 médicos extracomunitarios homologados, de los que cerca de 500 no constan, a día de hoy, en las bases de colegiados, por lo que cabe preguntarse con preocupación si el incremento que se solicita desde la Consejerías de Sanidad va a incidir realmente en la solución de urgencias o bien se está abriendo una puerta de entrada en la Unión Europea (UE) hacia un espacio de ejercicio más atractivo y mejor reconocido profesional y retributivamente”, expresó Serafín Romero.

Tampoco considera el Foro “que la solución sea, como se ha planteado estos días, contratar a médicos extranjeros no comunitarios sin la correspondiente homologación de su título de Educación Superior: médicos, y sin el reconocimiento de su especialidad, por las posibles consecuencias derivadas sobre la seguridad de los pacientes y por la repercusión en el espacio europeo y las normativas comunitarias”, declaró el presidente de la OMC.

No obstante, “el Foro quiere dejar claro que no se opone, para nada, a la contratación de médicos extracomunitarios cuando se les haya reconocido la especialidad u homologado su título. A lo que nos oponemos es que se planteen escenarios de reconocimiento de títulos o educación superior sin los controles necesarios”, añadió Romero.

Por encima de la media europea

Respecto al ámbito laboral, esta organización desmiente que no haya médicos, ya que “si se ponen los datos en comparación con los del resto de países de la UE, España cuenta con 3,9 médicos en ejercicio por 1.000 habitantes, mientras que la media europea está en 3,7 (según un informe del Ministerio de Sanidad publicado en 2019 con datos de la Comisión Europea, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos -OCDE- y el Observatorio Europeo de Salud de la Organización Mundial de la Salud -OMS-)”, indicó Pilar Garrido.

Asimismo, “el último estudio de Demografía Médica disponible, con datos de 2018, señala que en España existen 384 médicos en activo por cada 100.000 habitantes, aunque también alerta de un importante número de facultativos que se encuentran entre los 55 y 64 años (un 27%), por lo que en los próximos años podrían jubilarse unos 48.800 médicos, muchos de ellos pertenecientes al sistema anterior a 1995 y, por lo tanto, con un alto porcentaje de especialistas en Atención Primaria (el 74,3% tienen más de 55 años)”, aclaró la vicepresidenta de FACME. “Necesitamos una planificación a medio-largo plazo, para evitar que las decisiones que tomemos ahora por la pandemia no vayan en línea con lo que plantea la profesión médica”, concluyó.

Pilar Garrido

Mala distribución de profesionales

De esta manera, Tomás Toranzo enfatizó en que “el problema no es el número de médicos, sino su disponibilidad. Uno de los principales problemas es la errática política de Recursos Humanos. Hay una tremenda mala distribución entre las comunidades autónomas y las especialidades por falta de planificación. Si algo condiciona que los médicos vayan a unas comunidades o a unos sistemas o a otros son las condiciones laborales. Reclamamos homogeneidad”.

“Muchos médicos están con contratos temporales, con condiciones inadmisibles, por la sobrecarga asistencial, el estrés de la mala planificación, condiciones retributivas que hacen que se vayan a otros países, y la Privada atrae cada vez a mas médicos. De hecho, en la Sanidad Pública, más de un tercio de los médicos en activo están con contratos temporales, mientras que e la Privada casi el 80 por ciento tienen contratos indefinidos. Esto hace que los médicos se alejen del sistema público”, afirmó el presidente de la CESM.

En este sentido, Toranzo apuntó que “al rededor de un 20 por ciento de los que han terminado el MIR este año no se han incorporado al sistema público porque se siguen ofertando contratos muy temporales”.

La pandemia agudiza el problema

“Quieren cargar la falta de planificación que han tenido sobre mantras como es el de la falta de profesionales. La pandemia no ha creado este problema, lo ha agudizado: necesitamos un plan de Recursos Humanos y un plan de contingencias. Además de que el Gobierno haga una homogeneización, porque no puede haber condiciones distintas en cada comunidad”, matizó Del Pozo.

El secretario general de esta Confederación reveló que “muchas regiones no son transparentes en cuanto a si en sus bolsas de empleo quedan médicos o no. En muchas hay gente en bolsa, lo que no hay son contratos que motiven a los médicos”, Por otro lado, “Madrid no puede quejarse ahora de que no tiene médicos de Familia, porque a los MIR no se les contrató porque las condiciones laborales eran de vergüenza. Nuestros recién licenciados, que están muy preparados, no tiene ningún problema en irse a Europa porque no tienen problemas de idiomas y allí las condiciones son mucho mejores”, señaló.

A esto último, Romero añadió que “en los últimos dos años, unos 7.000 médicos han pedido certificado de idoneidad para trabajar en otros países. Además, hay un porcentaje alto de extracomunitarios, porque vuelven a su país o van a Europa”.

Gabriel del Pozo

Puntos básicos

El plan de contingencia que reclama este Foro cuenta con una serie de puntos básicos: “seguridad, tanto para los ciudadanos que reciban la asistencia sanitaria como para los profesionales en su ejercicio diario”; equidad “para todo el territorio nacional (el tipo de contrato, las bases y retribuciones tienen que ser homogéneas)”; y que se “especifique claramente la jornada y las competencias de quienes se incorporen al sistema (en caso de que se contrate a quienes no tengan su título de especialista de manera temporal, que sí podrían asumir las cargas burocráticas que se deberían eliminar de las consultas)”.

Al hilo de esto, el presidente de la OMC recordó que esta corporación llevó a cabo “un plan de captar voluntarios, compañeros que no estuvieran trabajando o pendientes de plazas MIR, para apoyar durante la pandemia. Sumando el registro de voluntarios jubilados que pudieran incorporarse para el apoyo en la pandemia, mas de 2.000 médicos estarían dispuestos a incorporarse bajo unas reglas y normatización de sus condiciones. Estos médicos no han sido contratados prácticamente en ninguna comunidad”.

“Como vemos, en España todavía tenemos un ‘pool‘ de compañeros que tienen total capacidad, que pueden ayudar a la Primaria en labores de triaje, rastreo, burocracia… Y están totalmente cualificados. Por eso, no entendemos que se quieran homologar títulos extracomunitarios por vías que no garantizan la seguridad”, recalcó Romero.

Tomás Toranzo

Reunión de Sanidad y las comunidades

Tal y como informó el máximo representante de esta organización médica, “esta misma mañana del 28 de septiembre, se están reuniendo las comunidades y el Ministerio de Sanidad. Creemos que para abordar el plan de contingencia. Pero si nos dejaran, les daríamos soluciones, más de las que se van a plantear en esa reunión”.

Asimismo, con respecto al reciente desacuerdo entre la cartera sanitaria del Gobierno y el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, Romero expresó la “indignación” del colectivo médico “por este tipo de debates. No sabemos qué más hace falta en España para que se tenga en cuenta la opinión experta. Nos resulta esperpéntico que no tengamos una base común para todos. Se necesita una guía única para la toma de decisiones. De seguir así se van a tener que tomar más medidas”. De hecho, “según los datos, Madrid tendría que estar en fase 1 y la mayoría de España tendría que tener un mayor nivel de restricción, excepto algunas comunidades, como Asturias”.

Garrido anunció que FACME “trabaja en un documento en el que se manifiesta que no se tiene en cuenta nuestra opinión como expertos” y que “hemos elaborado un Consejo Asesor con especialistas para estar a disposición de todas las comunidades” de cara al abordaje de la Covid-19.