Política y Sociedad Coincidiendo con su décimo aniversario

El Foro de la Profesión Médica presenta 10 peticiones para las que exige “soluciones inmediatas”

Con motivo de su décimo aniversario, el Foro de la Profesión Médica de España (FPME) ha elaborado la Declaración ‘Diez años, diez peticiones’, dirigida a las Administraciones sanitarias central y autonómicas, así como a los diferentes grupos políticos y a la opinión pública, en general, en la que exige “soluciones inmediatas” a temas que preocupan en estos momentos, como son las condiciones laborales y la sobrecarga asistencial que sufren los profesionales, la precariedad que rodea al ejercicio de la Medicina y el exceso de Facultades de Medicina, entre otros.

A la presentación de esta Declaración acudieron diferentes miembros del FPME, como son su portavoz y secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), el doctor Francisco Miralles; el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), el doctor Serafín Romero; su homólogo en la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), el doctor Fernando Carballo; el de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina (CNDFM), el doctor Pablo Lara; y la del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Laura Martínez.

“Estamos coronando un año que no es como los demás”, explicó Serafín Romero, en referencia a la década de vida del Foro, cuya creación, en su momento, era “algo que era casi impensable”. Nació como una “herramienta para tomar decisiones” y para conseguir “algo inaudito”, a su juicio: que se pueda “hablar de la profesión en su conjunto”.

Recorrido por su historia

Francisco Miralles hizo un recorrido de lo que ha sido el Foro durante estos 10 años. Según explicó, surgió como consecuencia de una huelga de médicos llevada a cabo en Cataluña en el año 2006. Más tarde, en 2007, se produjeron “reuniones importantes” que tomaron el espíritu de aquella huelga, pero esta vez en Madrid. Tras ello, en 2008, se constituyó el Foro de la Profesión Médica de España.

El secretario general de CESM detalló hitos importantes de este órgano de debate de los médicos, como la primera gran manifestación organizada en 2009, las reuniones con los diferentes titulares de la cartera sanitaria ministerial y las movilizaciones tras los primeros recortes. También hizo referencia al nacimiento del Foro de Atención Primaria en 2011, con “un modelo similar” al del de la Profesión Médica.

Francisco Miralles y Serafín Romero

No se olvidó del momento en el que se aprobó el Real Decreto 16/2012, en el que el organismo se pronunció “claramente a favor de la universalidad” e hizo una fotografía del panorama actual en la profesión: presión asistencial, desmotivación de los profesionales y sanitarios, “trabajando en unas condiciones de precariedad que no son soportables”.

Las 10 peticiones

A continuación, detalló Romero las 10 peticiones sobre las que se sustenta la Declaración ‘Diez años, diez peticiones’: un Pacto por la Sanidad y los profesionales, recuperación de los derechos perdidos, políticas de recursos humanos, registro de profesionales sanitarios, apertura de Facultades de Medicina, reconocimiento del Máster de Medicina, continuum formativo, Formación Médica Continuada y Desarrollo Profesional Continuo, la relación médico-paciente como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y la gestión clínica.

“Creemos en la gestión clínica del liderazgo clínico de la profesión médica. No queremos ser ministros, queremos que la gestión de la clínica emane del liderazgo clínico”, expresó el máximo representante de la OMC. La prioridad es, además, conseguir “una financiación suficiente que recupere el porcentaje respecto del PIB, reducido año tras año a raíz de la crisis”, en coincidencia con lo establecido en la Declaración, sostuvo. “Meter en la Constitución española el derecho a seguir manteniendo nuestro modelo de sistema sanitario” es otra de las prioridades, subrayó.

Movilizaciones por la profesión

Pablo Lara y Laura Martínez

Además, Miralles hizo referencia a las movilizaciones y huelgas de médicos que se están llevando a cabo en distintas comunidades autónomas. “Esta situación es la de todos”, aseguró, y recordó que desde CESM se propusieron movilizaciones los días 7 de febrero y 7 de marzo.

Sin embargo, este sindicato es tan solo “una parte del Foro”. Si sus demandas no son atendidas, expresó, se podría llegar “a una situación de más conflictividad” y sería entonces cuando el Foro de la Profesión Médica de España podría entrar a actuar de manera conjunta, aunque se trata de una situación que aún no han debatido.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    EL CUENTO DE NAVIDAD DEL FPME
    Estas fechas son muy indicadas para las narraciones y proposiciones de buenas intenciones y propósitos. No parecen así entenderlo nuestros galenos, una buena parte de los cuales parece que no saben hacer otra cosa que “mirarse sus ombligos” y anclarse en épocas y situaciones que nuestra sociedad, por fortuna, ya ha superado. El atemorizar a los ciudadanos y al resto de profesiones sanitarias, es lo suyo. Su mantra siempre es el mismo: “hacen falta más médicos”, por lo que, al igual que los meteorólogos, auguran un “invierno caliente”.
    Parece ser que muchos galenos no se han percatado que existen otras profesiones sanitarias con una formación del mismo nivel que la suya. Y por ello, el intentar mantener sus privilegios salariales y sus ocurrencias, no puede encuadrarse en nuestra sociedad del siglo XXI. Hoy día no es viable una sanidad que no ve al paciente como su razón de ser, como se pretende desde la esfera médica. ¿Va a reconocer alguna vez el colectivo que dirige nuestra sanidad, que no lo hace de forma adecuada, ni buscando el interés ciudadano?.
    Pero lo de la relación “médico-paciente” resulta una fantochada sin precedentes. Muchos pacientes sienten miedo a denunciar las actuaciones de algunos médicos, sintiéndose totalmente indefensos ante las actuales estructuras de inspección sanitarias. Algunos pueden considerar que esta situación deba ser declarada “Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”, pero, desde luego, no resulta razonable, ni coherente.
    De la misma forma no es lógico admitir que deban ampliarse las plantillas de profesionales cuyas ratios están en consonancia con otros países occidentales. ¿No será más razonable equiparar las plantillas de aquellos profesionales que no están en afinidad con las cifras de estas naciones?. Crear listas de espera y situaciones de emergencia es muy fácil, cuando se obra con total impunidad. Es más, si todos los sanitarios
    actuaran con esta filosofía e intereses corporativos, la sanidad se colapsaría de inmediato.
    Una sanidad como la nuestra, de carácter “galeno- bolivariano”, lo único que puede aspirar es a ocupar el primer lugar del mundo en cuanto al empleo de recursos y medios sanitarios sin “ton ni son”. Si no recuerdo mal, ya ocupamos tan triste posición en el consumo de antibióticos, sin que nadie exija las oportunas responsabilidades por ello.
    En fin…! cuanto da de sí la ociosidad de algunos¡

Deja un comentario