Política y Sociedad

Los presupuestos de 2014 en Sanidad de Madrid no contienen nuevos ajustes

Fernández Lasquetty asegura en su "annus horribilis" que los presupuestos de 2014 no contienen nuevos ajustesAcompañado por Belén Prado, viceconsejera de Ordenación Sanitaria, y de dos directores generales Jesús Vidal, ,de Gestión Económica, y Armando Resino, de Recursos Humanos del SERMAS, así como de la secretaria general técnica, Cristina Torremarín, Javier Fernández Lasquetty presentó los presupuestos de 2014 un día antes de su presentación oficial en la Asamblea de Madrid, prevista para este jueves 31 de octubre.

 

El primer dato aportado por el consejero fue que un 45 por ciento de la partida presupuestaria general de toda la Comunidad de Madrid está dedicada a la sanidad. Recordó que se trata del mismo presupuesto de este año, si bien matizó que 2013 experimentó una subida del 40 por ciento con respecto a los presupuestos de 2012. La Consejería de Sanidad contará con un total de 6.977 millones de euros, lo que supone una reducción de 131 millones de euros sobre los presupuestos de año anterior. Esta reducción, especificó el consejero, coincide con el ahorro que la consejería habría obtenido si se llevara a cabo la externalización, ahora suspendida cautelarmente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

 

Acatamiento a lo que diga el TSJM

 

Posteriormente, Fernández Lasquetty aclararía que aceptará el veredicto de ese tribunal, “sea el que sea”, y dudó de que los contrarios a la externalización guardaran tanto respeto a lo que digan los tribunales. También matizaría el porqué de los 130 millones de euros de ahorro, afirmando que no había cambiado la previsión de ahorro, que era de 169 millones, derivados por una parte al coste asistencial al que correspondía unos 140 millones de euros; más 28 millones de euros, correspondientes al canon que tenían que pagar las concesionarias aspirantes a regir los hospitales externalizados.

 

Como definición general de los nuevos presupuestos, el consejero aseguró que no son de ajuste, como los de 2013, ni contienen medidas extraordinarias, “aunque no son expansivos, puesto que vienen a consolidar el ahorro como medida para solventar la situación”.

 

Mantener la calidad con la ayuda de los profesionales

 

Fernández Lasquetty reconoció en diversas ocasiones que había sido este un año difícil, aunque resaltó que con la ayuda de los profesionales se había conseguido que el sistema de salud madrileño, a pesar de contar con menos recursos, hubiera mantenido una máxima calidad. Para sustentar esta afirmación señaló que los indicadores de mortalidad, entre otros, no mostraban deterioro. Otro ejemplo en que sustentó dicha afirmación es que los 8 mejores MIR, de un total de 10, eligieron hospitales madrileños. No obstante, prometió seguir avanzando y mejorando.

 

Fernández Lasquetty asegura en su "annus horribilis" que los presupuestos de 2014 no contienen nuevos ajustesLos anuncios de mejoras para 2014 fueron prolijos. Entre ellas destacó la puesta en funcionamiento para el año que entra de cuatro nuevos centros de salud; más tarde, en la rueda de prensa que siguió a su intervención, le aclaró a una colega que no son los centros asistenciales a externalizar, aunque coincidan en el número (y en que sean nuevos).

 

En cuanto a hospitales, el consejero se refirió a completar la construcción del Hospital Carlos III con el objetivo de ampliar el número de plazas de media estancia; así como ampliar el número de plazas en salud mental, también de media estancia. En cambio, dio pocas posibilidades a la apertura del Hospital de Collado Villalba el año que viene, “debido a las injustas reducciones presupuestarias” que padece la comunidad madrileña.

 

Listas de espera de 30 días

 

Javier Fernández Lasquetty prometió ofertas públicas de empleo y se comprometió a llevar las listas de espera a 30 días para los pacientes necesitados de intervención quirúrgica. Habló de aumentar los recursos en la gestión directa y de una menor derivación a centros concertados.

 

Aseguró que las perspectivas de los recursos humanos mejorarán, ya que dedicarán un 25 por ciento de su presupuesto en contratación de profesionales que realicen intervenciones quirúrgicas por la tarde. Concretamente habló de 2,5 millones de euros en dicha partida.

 

Muy categóricamente afirmó que no volverán las peonadas, aunque “algunos sientan añoranza”, puesto que eran cobradas tres veces más caras que las horas ordinarias. También se refirió a profesionales (270) cuando aseguró que se trabaja en estructurar mejor el horario de tarde y en la organización de quirófanos.

 

Los ahorros alcanzados

 

El consejero atribuyó el ahorro conseguido a las comparas centralizadas de material; al ahorro en farmacia de receta; al uso racional del medicamento; a los grandes suministros de medicamentos a las residencias de ancianos; al decreto de Precios de Referencia; a la eliminación de alquileres (7 millones de euros); a los contratos de ahorro energético de los hospitales, del que dijo que el proveedor cobra en función del ahorro logrado y en la jubilación de los facultativos.

 

En cuanto al nuevo repunte del gasto farmacéutico lo achacó al efecto “acopio exagerado” de medicamentos cuando se anunció el copago y que todavía es pronto para saber qué ha pasado. Aseguró que aún queda pendiente hacer el balance de las medidas no llevadas a cabo, como por ejemplo, el euro por receta, tumbado por el Tribunal Constitucional.