Tecnología e Investigación En un primer análisis del dictamen

Fenin celebra que el informe para la reconstrucción refleje aumentar la inversión pública en Sanidad

— Madrid 13 Jul, 2020 - 1:54 pm

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha realizado un primer análisis del dictamen de Reconstrucción Social y Económica del país después de la Covid-19, publicado el pasado 9 de julio por el Congreso de los Diputados, y celebra que este documento refleje la necesidad de aumentar la inversión pública en Sanidad, y considera que esta debería incrementarse gradualmente hasta representar, como mínimo, el 7 por ciento del PIB, tomando como referencia la media europea.

En este punto concreto, una de las medidas por las que apuesta esta Federación, que no fue incluida, es la modificación del IVA a aplicar a los productos sanitarios al tipo superreducido (4%), “por ser esenciales para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, como se ha demostrado en esta crisis sanitaria”.

Con el fin de poder disponer de productos sanitarios suficientes para hacer frente a una posible nueva pandemia o una agudización de la actual, Fenin valora “positivamente que se contemple la creación de un ‘Cluster‘ que facilite la colaboración entre empresas, centros tecnológicos y hospitalarios y universidades orientados al desarrollo de capacidades de ingeniería sanitaria, con el objetivo de reducir la dependencia frente a otros países”.

También, esta entidad insiste en “la necesidad de articular un plan de promoción de la industrialización del sector de la Tecnología Sanitaria en España, que promueva, además de un tejido productivo nacional, la presencia e inversión de empresas multinacionales que apuesten por la producción, la innovación y la generación de empleo de alta cualificación”.

Reserva de material sanitario

Tal y como recoge este documento, “es crucial la organización de una red nacional de depósitos de reserva de material sanitario estratégico (como equipos de protección individual, tales como mascarillas y guantes, sustancias desinfectantes o terapias de apoyo respiratorio), en coordinación con las comunidades autónomas, y el impulso público a la capacidad industrial local que permita fabricar estos materiales a alto ritmo en situaciones de emergencia”.

En el ámbito de la gobernanza, Fenin coincide en que “debe dotarse de capacidades adicionales al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), como órgano fundamental de coordinación y cooperación entre las comunidades autónomas para garantizar la cohesión y equidad del sistema y avanzar en la transparencia de la información sanitaria y la evaluación de resultados para facilitar su mejora continua”. De igual modo, afirma que “promover la colaboración público-privada con la industria sanitaria mejorará la capacidad de respuesta a la crisis actual y futuras”.

En cuanto a la Estrategia Nacional de Transformación Digital del SNS que propone este documento, la citada Federación cree que “es fundamental que, además de la cooperación entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, la identificación de problemas, ámbitos de actuación y necesidades, así como la estructura de gobernanza que propone debe contar con los recursos necesarios para su implementación y debe garantizar la interoperabilidad en todo el territorio”.