Política y Sociedad Un 'proyecto país' que ya se ha presentado a Sanidad, Ciencia y Administraciones autonómicas

Fenin estima una inversión de más de 2.600 millones de euros para digitalizar el SNS

Durante la presentación oficial de ‘Transformación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y del tejido empresarial sanitario a partir de la economía del dato‘, proyecto impulsado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), su director de Innovación, Salud Digital y Tecnologías Emergentes, Sergio Muñoz, ha destacado que la inversión necesaria para llevar a cabo dicho programa “serían 2.633,4 millones de euros, con un plazo de ejecución de seis años” y con una mayor intensidad de financiación durante el periodo que va desde 2021 hasta el 2023″.

Asistieron también a este encuentro virtual, la presidenta de Fenin, María Luz López-Carrasco, y su secretaria general, Margarita Alfonsel. Esta última resaltó “los importantes beneficios” que este proyecto “transformador” puede reportar “al SNS y a los pacientes”, al “optimizar los resultados en salud” con “mejores y más precisos diagnósticos y tratamientos más eficaces”.

Para María Luz López-Carrasco, “la pandemia de la Covid-19 ha supuesto un proceso de aceleración de la digitalización en Sanidad”, una circunstancia que “ha planteado un nuevo reto que ahora tenemos por delante y que se deber abordar de forma contundente y sin demoras”. Además, añadió que dicha situación en la Unión Europea (UE) “presenta un marco de financiación sin precedentes correspondientes a los fondos europeos Next Generation EU”.

“Gracias a este plan, España estima poder recibir, aproximadamente, unos 140.000 millones de euros, siendo uno de los países, junto con Italia, que moviliza el mayor volumen de financiación, y lo que supone es una oportunidad extraordinaria para transformar nuestro SNS”, subrayó la presidenta de Fenin.

Colaboración público-privada

Respecto al proyecto ‘Transformación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y del tejido empresarial sanitario a partir de la economía del dato, López-Carrasco explicó que “el objetivo es convertir al SNS en un sistema más moderno, más inteligente y sostenible”. A su vez, puntualizó que se trata de una iniciativa que “está alienada con las prioridades marcadas por la UE y por las recogidas por el Gobierno en el Plan España Puede”.

En este contexto, la máxima representante de dicha entidad de Tecnología Sanitaria resaltó que “la colaboración público-privada es más importante que nunca” y “tiene que ser el eje para la transformación”. “Desde el sector, apostamos por la construcción de un marco estable de interacción y de colaboración, donde se construya una hoja de ruta común con las Administraciones”, matizó,

Sobre este punto de comunicación con las diferentes Administraciones, López-Carraco recordó que mantuvieron “una intensa labor de relaciones institucionales, presentando el proyecto a los Ministerios de Sanidad y Ciencia e Innovación”, así como “a un número considerable de comunidades autónomas”, entre las que se encuentra la de Madrid.

Para desgranar el contenido de este proyecto, Margarita Alfonsel avanzó que se articula en seis grandes líneas y cuatro retos. Los mismos sirven para “ofrecer una perspectiva de 360º, donde el dato clínico está rodeado de otros datos que no son clínicos y que forman un ecosistema global”, indicó Sergio Muñoz.

Salud “sin barreras”

Los tres primeros proyectos hacen referencia a un modelo de interoperabilidad y gobernanza del dato sanitario, como soporte de la digitalización de la Sanidad; a un espacio de datos del SNS; y al desarrollo de nuevos servicios digitales en salud. En cuanto a los tres restantes, plantean la potenciación del I+D+i mediante entornos colaborativos y SandBox; la renovación del parque tecnológico; y un modelo de industria 4.0.

Con esta perspectiva global sobre la mesa, el director de Innovación, Salud Digital y Tecnologías Emergentes de Fenin hizo mención a un decálogo de ejes que entran en juego, como son la cohesión y calidad asistencial, el impacto sociosanitario, la eficiencia del SNS, la sostenibilidad del mismo, la marca España en I+D+i y la competitividad industrial y de las PYMES, entre otros.

Este entramado daría como resultado, según Muñoz, a “una salud sin barreras; mayor prevención, seguimiento y atención de los pacientes; incremento de la capacidad diagnóstica; una mayor eficiencia y sostenibilidad medioambiental; más retención y atracción del talento; y mayor tejido industrial de alto valor”.

En definitiva, este representante de la citada Federación hizo hincapié en que “con el proyecto país se va a lograr una mejor calidad de la asistencia sanitaria, con mejores diagnósticos que le darán al médico más tiempo para que su relación con el paciente vuelva a ser más humana”.

Madurez digital

Respecto a la madurez digital en salud de España, Muñoz recordó que “el grado medio de país se sitúa en el 31 por ciento”. Este es un porcentaje que posiciona al mismo “en el segundo puesto por la cola”, puntualizó Alfonsel, que avanzó que “con una reindustrialización del sector, se podría tener más emprendimiento” para fabricar dispositivos, “no de alta tecnología, que aún no se puede, pero podría ser un comienzo”.

También, el director de Innovación, Salud Digital y Tecnologías Emergentes de Fenin aseguró que en el proyecto transformador presentado se contempla la formación, tanto del profesional sanitario como del paciente, “dotando de capacitación a los sanitarios y de concienciación hacia la sociedad para que se entienda que este cambio va a implicar mayor calidad sanitaria”.