Política y Sociedad A PESAR DEL AUMENTO DE la patología de riñón

La descoordinación ministerial impide conocer la situación social y laboral de los pacientes renales

Durante la presentación del último informe de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) se ha alegado que la descoordinación ministerial impide conocer la situación social y laboral de los pacientes renales en España, a pesar del aumento de la patología grave de riñón en el país.

El trabajo, que se titula ‘Impacto de las tecnologías sanitarias aplicadas a los tratamientos de diálisis en el SNS’, en referencia al Sistema Nacional de Salud, generó un debate que fue moderado por el presidente del sector de Nefrología de Fenin, Juan Carlos Alcolea, en un encuentro que contó con el apoyo de las compañías Baxter, Fresenius Medical Care, Izasa Hospital, Medtronic y Palex.

Margarita Alfonsel

La hora de la tecnología

La secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, se mostró especialmente feliz al poder presentar un documento en el que se demuestra la gran aportación de la tecnología sanitaria a un área como la Nefrología, que afecta, al menos, al 10 por ciento de la población, en su manifestación más severa.

Margarita Alfonsel afirmó que la sociedad precisa del esfuerzo de todos los agentes que trabajan por la salud de los ciudadanos para que los logros alcanzados en bienestar y esperanza de vida no se vean afectados ni por el envejecimiento poblacional, ni por la falta de inversión en tecnología sanitaria.

Muy al contrario, esta ponente estima que es precisamente esta última la que pone a disposición del paciente renal adelantos como el óptimo tratamiento del agua, los monitores de hemodiálisis y diálisis peritoneal, los biosensores, los dializadores y el software más avanzado para la gestión de estas patologías. Todo ello dentro de un desarrollo de tecnología que siempre va a mejor y que está llamado a contrarrestar problemas de Salud Pública como la enfermedad renal crónica (ERC), cuya prevalencia e incidencia aumentan año a año.

También resaltó la secretaria general de Fenin el protagonismo creciente del paciente renal, ayudado este por la adecuada formación y las últimas tecnologías, permite hablar de un ahorro potencial de 30 millones de euros al año para los gestores sanitarios, en correspondencia al 30 por ciento de pacientes que realicen diálisis peritoneal.

Desigualdad por hospitales

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones del Riñón (ALCER), Jesús Ángel Molinuevo, recordó que hace 75 años los pacientes morían por fallo renal, al no existir la tecnología de diálisis, cuya definición acuñó el químico británico Tomas Graham en 1861. Luego, llegaron los trasplantes de riñón con un nivel de especialización y éxito progresivo.

De esta forma, en los años 70 del siglo pasado, las condiciones de vida de los pacientes ya habían mejorado mucho, aunque, como se vio después, por debajo de su potencial, tal como ocurre en la actualidad, advirtió Jesús Ángel Molinuevo, que precisó que, en España, 56.000 personas dependen de la diálisis para seguir vivos, con otros 6.000 nuevos pacientes que se suman cada año.

Jesús Angel Molinuevo

Miedo al paciente renal

Sin embargo, en su análisis de la atención al paciente renal crónico y su calidad de vida, Molinuevo considera que falta terreno que ganar en las facetas personales y laborales, ya que, además del estado de salud, importa para la autoestima de la persona afectada.

De igual forma, declaró este ponente que la Atención Primaria está llamada a detectar y tratar precozmente la enfermedad, aunque su experiencia le dice que los médicos de Familia parecen tener cierto miedo o prevención al paciente renal. Lamenta Molinuevo que la capacidad tecnológica de todos los hospitales no sea la misma para todos los pacientes del país y también reflexionó sobre cuestiones clínicas, como los injertos, por un lado, y las fístulas que deforman los brazos de los pacientes, cuando hay mala ejecución clínica.

El representante de los pacientes renales españoles señaló, igualmente, como exigible que estos dispongan de toda la información que les concierna y concluyó con la petición de que la industria tecnológica ayude a normalizar la existencia de los pacientes renales, de forma que puedan, cada vez más, trabajar, ir de vacaciones y disfrutar de la vida con plenitud.

María Dolores del Pino

Consenso científico y tecnológico

La presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (S.E.N.), la doctora María Dolores del Pino, abordó los principales aspectos de la ERC. Así, recordó la reunión que la sociedad científica a la que representa tuvo con Fenin, en el pasado mes de septiembre, y en la que ya se pusieron sobre la mesa todos los puntos que aparecen de manera detallada en el informe.

Sobre la mencionada patología, esta nefróloga citó el 12 por ciento de mortalidad que le asigna el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que Observatorio Mundial de la Salud identificó el fallo renal como la octava causa de muerte en España en 2016.

Hemodiálisis en casa

Como continuación a su intervención, la máxima exponente de la S.E.N. puso en valor la asistencia domiciliaria de hemodiálisis, que todavía es estadísticamente irrelevante en España. En su opinión, el software especializado, los biosensores y el tratamiento de aguas deben entrar en los hogares de los pacientes, ya que los costes de hemodiálisis y diálisis peritoneal bajan de manera progresiva, en contraste con el mantenimiento de los costes del transporte sanitario, que lleva los pacientes hasta los centros asistenciales.

Juan Carlos Alcolea

Formar pacientes es ahorrar

María Dolores del Pino estima que, tal como recoge el informe ‘Impacto de las tecnologías sanitarias aplicadas a los tratamientos de diálisis en el SNS‘, la formación de los pacientes permite un ahorro potencial que oscila entre el 8 y el 21 por ciento, a lo que añadió la necesidad de hacer más visibles las cicladoras de diálisis peritoneal para que se usen más.

Para la modernización de las unidades de hemodiálisis, la presidenta de la S.E.N. explicó que todas deben tener recursos, como los tratadores de agua ultra pura, los monitores de diálisis y los dializadores de alta permeabilidad, por lo que pidió jornadas de puertas abiertas en dichas unidades, con objeto de avanzar en su conocimiento.

Largos supervivientes

Del Pino señaló a la hemodiálisis como la tecnología responsable de la larga supervivencia de los pacientes renales, de los que una tercera parte tienen más de 75 años, con la ventaja demostrada de mantener en buenas condiciones a las personas que esperan un riñón. De esta forma, de las 4.300 personas que aguardaban este órgano en 2016, obtuvo trasplante final el 60 por ciento de ellas.

Preguntas desde el público

Cateterismos en aumento

La nefróloga expuso que hay un 32 por ciento de pacientes con catéter vascular central y con necesidad de mapear de manera individualizada el estado de los vasos, y su deterioro asociado a la edad y la enfermedad. Esto explicaría, en alguna medida, según su opinión, el creciente recurso a los catéteres, siempre con una carga de molestia para las personas afectadas.

Del Pino elogió los desarrollos tecnológicos de la industria como una fuerza capaz de mejorar el ejercicio de la Medicina y la calidad de vida de los pacientes. En cuanto a sus colegas nefrólogos, les preguntó de manera retórica si hacen todo el uso posible de los monitores de diálisis y su software disponible. Concluyó con la queja de que faltan indicadores clínicos generales, registros completos y acceso a los historiales clínicos de los pacientes renales en Atención Primaria, por parte de los especialistas.

Modoaldo Garrido

Perspectiva de la meso gestión

El vicepresidente primero de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), el doctor Modoaldo Garrido, analizó la contribución de las nuevas tecnologías a la sostenibilidad del SNS, desde el punto de vista de la meso gestión. Por los raíles de las pautas presupuestarias, legales y de sostenibilidad, habló de las certificaciones de calidad ISO y de las sociedades científicas y defendió la visión del hospital como un todo, sin perder el detalle de sus partes componentes.

Para este ponente, la ERC es el paradigma de la cronicidad. Es el catón necesario para cambiar el sistema sanitario hacia estos pacientes vitalicios, sin que se pierdan por el camino los altos estándares de calidad alcanzados hasta ahora desde el enfoque de agudos.

La cuestión financiera

Modoaldo Garrido aboga por la organización asistencial adaptativa en los escalones de la atención sanitaria y la dependencia, en un esquema en el que hay que incorporar socios estratégicos del sector privado. En relación con la financiación, considera que se viene aplazando el abordaje de este problema, como se hace dando una patada hacia adelante al balón, que enseguida se para.

Trascender las paredes del hospital

Sobre la hemodiálisis domiciliaria, Garrido estima que los profesionales cada vez son más partidarios de cicladoras y los medios informatizados que permitan confirmar que este tipo de asistencia es más eficiente que la hemodiálisis en centros asistenciales, al ofrecer menores costes.

Apuesta Garrido por la formación de los pacientes, dado que ahorra horas de trabajo de Enfermería, que es un tiempo que vale más que el oro, en su expresión literal, por lo que declaró que los hospitales deben romper sus paredes e ir al encuentro de los pacientes en sus propias casas. También sobre la Enfermería, destacó lo peligroso que resultan los concursos de traslado, por el riesgo que supone para la pérdida de personal especializado en los servicios de Nefrología.

Jaime del Barrio

Detalles del informe

El senior advisor de Healthcare & Life Sciences en Ernest & Young, el doctor Jaime del Barrio, mencionó las 80 páginas del trabajo y sus 90 referencias bibliográficas. Antes de pasar a comentar sus conclusiones, y en referencia a Fenin, confesó como médico la falta de reconocimiento que suele darse a la tecnología sanitaria, a pesar de ser la principal fuente de datos clínicos, además de un recurso imprescindible para disponer de pruebas complementarias que hacen posible tanto los diagnósticos, como los seguimientos a las enfermedades.

Jaime Del Barrio evocó su etapa de residente y la admiración que le produjo la rotación por Nefrología, un servicio dotado con pruebas complementarias y laboratorio propio, donde la única pega fue comprobar que los pacientes sabían más que él mismo, como Médico Interno Residente (MIR).

Como metodología, este ponente habló del cribado y testeo de la evidencia científica disponible en patología renal y la tecnología puesta a su servicio. Tras su validación por especialistas y sociedades científicas, puso de relieve los retos aún pendientes en el abordaje de la ERC, con una incidencia que crece paralelamente al 1 por ciento, debido a factores como la diabetes, la hipertensión, la obesidad y el envejecimiento, razones que empujan en su avance los cinco estadios de la patología.

José Javier Castrodeza

Este consultor habló de 56.000 personas en España con tratamiento renal sustitutivo (TRS), lo que supone 120 casos por cada millar de habitantes y un reparto que se distribuye entre el 52,5 por ciento de trasplante renal, el 41,9 por ciento de hemodiálisis y el 5,5 por ciento de la diálisis peritoneal.

El siglo más tecnológico

El secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, cerró el encuentro. Como argumento principal, aseguró que el siglo XXI va a ser el de la tecnología sanitaria, al igual que el XX lo fue el de los medicamentos químicos. Por eso, animó a las empresas responsables de tecnología sanitaria a ganar la carrera del futuro y ajustarse a las exigencias crecientes de los organismos notificados que impulsa la Unión Europea.

Deja un comentario