Tecnología e Investigación En colaboración con la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica

Fenin edita una guía para prevenir riesgos biológicos al mantener y manipular equipos

— Madrid 24 Nov, 2014 - 6:17 pm

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) ha presentado recientemente el informe ‘Gestión de riesgos biológicos asociados al mantenimiento de productos sanitarios activos no implantables (PSANI)‘, una guía “para prevenir riesgos biológicos al mantener y manipular equipos”.

Este documento, que fue elaborado en colaboración con la Sociedad Española de Electromedicina e Ingeniería Clínica (SEEIC), surgió a raíz del hecho de que la prevención de contaminación por riesgos biológicos “debe ser contemplada en todas las etapas del ciclo de uso de los productos sanitarios activos no implantables”, indicó la federación al tiempo que destacó la necesidad de establecer “un protocolo de actuación para las organizaciones sanitarias que considere todos los procesos de transporte, manipulación y asistencia técnica de los mismos”.

En este sentido, esta guía de Fenin expone que el proceso del mantenimiento de la tecnología sanitaria “es una de las áreas de trabajo prioritarias ante el nivel de obsolescencia del equipamiento de diagnóstico y terapia que se ha publicado”. Así, considera que la mejora de la calidad y la transparencia del proceso de mantenimiento “es un elemento crítico para garantizar la seguridad y calidad en los procesos asistenciales”.

Por contra, expuso que una gestión deficiente del proceso del mantenimiento de los productos sanitarios activos no implantables “puede derivar en un incremento de los efectos adversos, que pueden llegar a ser graves”. Ante ello, “es responsabilidad del propietario de la tecnología la implantación de aquellos procedimientos y políticas de formación para minimizar estos riesgos”, declaró.

Además, Fenin insistió en que el nivel de obsolescencia del parque tecnológico en España, documentado en varios informes, “requiere si cabe un mayor esfuerzo en asegurar procesos de mantenimiento apropiados”. Por ello, es requerible “promover prácticas de mantenimiento y manipulación adecuadas a las recomendaciones realizadas por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS)”, concluyó.