Política y Sociedad benralizumab está indicado para la enfermedad eosinófila no controlada

Fasenra, la nueva propuesta de AstraZeneca, llega en auxilio del paciente con asma grave

La compañía farmacéutica AstraZeneca ha presentado Fasenra (benralizumab) para el tratamiento de pacientes con asma grave eosinófila no controlada, a pesar de recibir corticosteroides inhalados a dosis altas y agonistas β de acción prolongada, con lo que este medicamento viene a atajar un problema respiratorio que reduce sustancialmente la calidad de vida de las personas afectadas y puede comprometer su continuidad en ciertos casos.

Ana Pérez

Fruto de décadas de trabajo

La directora Médica y de Asuntos Regulatorios de AstraZeneca España, la doctora Ana Pérez, destacó lo importante del nuevo medicamento, al que situó en línea con los 40 años de trabajo de este laboratorio al servicio de los pacientes con patología respiratoria, además de otras enfermedades de gran impacto.

Se dirigió esta ponente especialmente a las 60.000 personas que, hasta ahora, no han tenido su asma grave adecuadamente controlada, y que han tenido que recurrir a los corticosteroides orales (OCS) en uso crónico, dependencia terapéutica de la que se pueden librar, a veces íntegramente, mediante el uso de benralizumab, según afirmó.

Por esta razón, Ana Pérez celebró poder ofrecerles a estas personas un medicamento con un novedoso mecanismo de acción que repercute en importantes ventajas clínicas. Entre ellas, citó la reducción del 60 por ciento de las exacerbaciones y la sustancial merma de calidad de vida que sufren las personas con asma grave no controlada eosinófila, lo que se traduce, razonó, en la reducción en las hospitalizaciones y en la mejora de la función pulmonar desde la primera administración que recibe el paciente.

Todo ello sin olvidar que el asma grave sin control efectivo también puede ser letal porque, tal como refirió la directora Médica de esta compañía, este tipo de asma causó la muerte de 1.118 personas en 2017, un número próximo a las víctimas debidas a los accidentes de tráfico viario de ese mismo año, según cotejó.

Más de 100 pacientes en mes y medio

Por todo ello, Pérez se mostró muy satisfecha al asegurar que Fasenra está en disposición de cambiar la vida de muchas personas, gracias a un gran esfuerzo investigador realizado en el tiempo. Según precisó a Acta Sanitaria, está disponible en los hospitales desde inicios del pasado mes de enero, aunque se estudia que pueda ser autoinyectable por el paciente en un futuro a determinar.

Su precio notificado es de 13.000 euros por tratamiento al año, al ser un anticuerpo monoclonal, y su aprobación en términos de precio y financiación por parte de la Administración sanitaria no requirió fórmulas especiales. Hasta el momento, detalló esta directiva, más de 100 pacientes ya se han beneficiado de las ventajas de Fasenra.

Santiago Quirce

Costes económicos y sociales

El jefe del Servicio de Alergia del Hospital Universitario La Paz de Madrid, el doctor Santiago Quirce, calibró la carga clínica y socioeconómica que representa el asma grave no controlada eosinófila.

Según detalló este facultativo, este tipo de asma es un mal que causa 345.000 muertes evitables cada año en el mundo, si no se trata mejor con prevención, sobre una prevalencia planetaria de 340 millones de personas, que podrían llegar a 400 millones de pacientes en un futuro a medio plazo.

Un problema que este especialista situó en el 5 por ciento de la prevalencia total por asma, porcentaje del que el 10 por ciento sufre las formas más severas de enfermedad, con gran impacto en la vida personal de los pacientes y en términos de costes asistenciales.

Santiago Quirce, que confió en que desde ahora se bajen las irreductibles cifras de mortalidad por asma grave, precisó que el asma no controlada supone el 39,5 por ciento de las urgencias, frente al 7,4 por ciento de los pacientes con control efectivo de esta patología, lo que también se traduce en que ingresan hospitalariamente el 22,7 por ciento de las personas con mal control, a diferencia del 1,6 por ciento que sí lo tiene. En ese momento, cifró en 26.000 las altas hospitalarias debidas a asma grave en 2015.

Reducir la terapia sintomática

Destacó Quirce el hecho de que el 3,9 por ciento de los pacientes con asma grave no logran controlar su enfermedad, a pesar de que toman las citadas medicaciones para los síntomas a dosis altas. En relación con el asma y el nuevo medicamento, declaró que es muy importante identificar y fenotipar el componente inflamatorio del asma, para confirmar que haya un patrón eosinófilo, común a entre el 50 y el 70 por ciento de los casos.

Recordó Quirce que los eosinofilos son un tipo de leucocito implicado en la respuesta orgánica a las reacciones alérgicas, el asma y las infecciones por parásitos. En el caso del asma, los leucocitos, que no deben superar el 5 por ciento de los leucocitos totales en sangre, muestran su carácter inflamatorio y se concentran en las vías respiratorias, con lo que se provocan exacerbaciones que afectan negativamente a la función pulmonar.

La hora de los anticuerpos

Para evitar lo anterior, explicó este especialista que se recurre a los corticosteroides que, sin embargo, no logran controlar muchas veces el problema, por lo se requiere el uso de terapias antieosinófilas biológicas con anticuerpos monoclonales. Ahí entra de lleno Fasenra, aseveró, cuya ventaja es la eliminación, o depleción, de eosinófilos que muestran interlecucina-5, propia de la inmunidad innata, al hacer Fasenra de nexo entre las células causantes de la inflamación y las NK, Natural Killers, del propio organismo, que provocan la muerte, o apoptosis, de dichas células de comportamiento patogénico.

Santiago Quirce, Ana Pérez y Luis Pérez de Llano

Quirce se remontó a 1879, año en que Paul Ehrlich describió los eosinófilos en sangre, hito que derivó en llegar a saber que la concentración de estas células en el organismo resulta muy perjudicial.

Se trata de células proinflamatorias efectoras que, cuando se concentran por encima de las 300 unidades por microlitro,  provocan fuertes ataques de asma. De esta forma, como precisó este facultativo, la eosinofilia en sangre o esputo es sinónimo de asma grave, pérdida progresiva de la función pulmonar y factor de disminución de la calidad y duración de la vida. Además, atribuyó a los eosinófilos su capacidad como biomarcadores sobre la eficacia en el uso de corticoides, medible en esputo.

Prescindir de corticoides

Quirce insistió en que, a pesar de recurrir a corticoides, muchos pacientes no llegan a tener efectivamente controlada su enfermedad, con presencia mantenida de eosinófilos en sangre y vías respiratorias.

De esta manera, solo la llegada de nuevos anticuerpos puede hacer prescindible el uso de dichos corticoides. Además, alabó el acierto de presentar el nuevo fármaco en el mismo edificio en el que vivió el profesor Carlos Jiménez Díaz, autor médico de culto en materia de asma.

Luis Pérez de Llano

Volver a vivir

El jefe del Servicio de Neumología del Hospital Lucus Agusti de Lugo, el doctor Luis Pérez de Llano, elogió a Fasenra por haber superado sus propias expectativas clínicas como médico, algo que él mismo observó en una de sus pacientes que, tras su administración, pudo salir a cenar y bailar con su marido, después de haber tenido una vida muy limitada por culpa del asma y con el lastre de usar mucho tiempo corticoides.

Como también director del programa PII sobre asma de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), este facultativo explicó la apoptosis programada que provoca el nuevo medicamento en los eosinófilos concentrados en las vías respiratorias.

Todo ello con efecto perceptible a las 24 semanas de la administración y remisión sintomática a las cuatro semanas, además de recuperaciones en la función pulmonar que pueden llegar a los 400 ml, una cifra que Luis Pérez de Llano definió como volver a una nueva vida para la persona afectada por asma grave durante mucho tiempo.

Tal como detalló Pérez de Llano, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) aprobó el nuevo fármaco a partir de los datos aportados por los estudios Windward, Sirocco, Calima y Zonda, trabajos que, en suma, acreditaron los beneficios de Fasenra al recudir la sintomatología, las crisis asmáticas y la necesidad de recurrir a corticoides, además de contribuir al mejor funcionamiento de los pulmones.

Todo ello mediante beneficios de eficacia confirmada en el tiempo, apoyados también por el estudio Bora, y un interesante potencial del medicamento para atajar el asma tardío debido a otras células: los basófilos, completó este alergólogo. Finalmente, y como paciente candidato tipo a recibir Fasenra, Pérez de Llano habló de aquellos adultos con asma grave que han conocido el hospital, e incluso la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), durante sus peores crisis asmáticas.

1 Comentario

  1. Mauricio Burda says:

    Buenas tardes,
    Mi hija ha sido tratada con corticoides x eosinofilia grave con afectación cardiaca, la causa NO se pudo dignosticar. se ha descartado leusemia, pero a su vez no aparecío ningun parasito en los estudios realizados. Esto comenzo despues de una vacaciones, y al analizar los 2 hermanos tambien tenian los eosinofilos altos.
    Realmente no sabemos que hacer, porque el tratamiento ha sido reactivo a la afect cardiaca que sufrió, pero no hemos atacado la causa (por no estar diagnosticada).
    Cuando plantee si podia ser x alergias, me dijeron que no, por los altos % de eosifilos.
    Que me recomiendan hacer?

Deja un comentario