Industria farmacéutica apuesta por el sistema de propiedad industrial a través de patentes

Farmaindustria defiende la redistribución equitativa de dosis de vacunas contra la Covid-19

— madrid 9 Jun, 2021 - 11:19 am

Farmaindustria ha destacado que “los acuerdos entre compañías desarrolladoras de vacunas contra la Covid-19 y aquellas con capacidad de participar en la producción y una redistribución de las dosis disponibles entre los países con menos recursos son las claves para que la vacunación alcance cuanto antes la inmunidad de grupo en todo el mundo, según los datos que manejan organizaciones internacionales que están trabajando sobre el terreno”.

Así, la patronal de la industria farmacéutica innovadora en España señala que las estimaciones de entidades, “como la consultora internacional Airfinity, la organización Unicef o la Universidad de Duke, en Estados Unidos, apuntan a una producción prevista de unos 11.000 millones de dosis en 2021, suficientes para vacunar a la población adulta mundial y lograr la deseada inmunidad de grupo”.

Con este nivel de producción, según Farmaindustria, los integrantes de COVAX, la iniciativa liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer llegar las vacunas contra la Covid-19 a las poblaciones con menos recursos, “consideran que el desafío actual se encuentra, por tanto, en una mejor redistribución de las dosis”. Los miembros de COVAX “anunciaron, recientemente, que ven posible lograr la inmunidad en todo el mundo si los países con un mayor número de vacunas comparten una proporción de sus dosis con las 92 naciones de ingresos medios o bajos que se benefician de esta iniciativa”, agrega.

Esta institución nacional subraya que “este rápido aumento en la producción de vacunas ha sido posible gracias al sistema de propiedad industrial a través de patentes, que genera un marco de protección y confianza al desarrollador y garantiza la calidad, eficacia y seguridad de las vacunas producidas”. Con este modelo, “las compañías farmacéuticas pudieron, en paralelo al proceso de investigación, ampliar sus propias plantas de producción para aumentar la capacidad y comenzar a producir vacunas a riesgo, antes de que fueran aprobadas por las agencias reguladoras”, añade.

Acuerdos de transferencia

Además, Farmaindustria insiste en los convenios de transferencia de tecnología firmados con empresas de cualquier país del mundo con capacidad de participar en la producción de estas vacunas, que ya son “cerca de 300 acuerdos de colaboración, que implican a un centenar de empresas y una treintena de países, incluidas competidoras y de países de diferentes rincones del mundo, como India, China y Sudáfrica”.