Farmacia

Respaldo de Castilla La Mancha a las farmacias rurales en zonas de menor población

— Toledo 13 Ene, 2014 - 4:26 pm

La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla La Mancha ha abierto ya el plazo para que las oficinas de farmacia de zonas rurales puedan solicitar su bonificación en el margen de dispensación; el consejero José Ignacio Echániz ha asegurado que “esta es una medida más de apoyo a las farmacias, y en este caso para reforzar la viabilidad económica de las oficinas con ventas más limitadas, que se concentran en las zonas rurales de Castilla-La Mancha”.

Para beneficiarse de ello, las farmacias interesadas pueden solicitar la bonificación a lo largo del mes de enero y, como novedad de este año, podrán hacerlo a través de la web de la Junta de Comunidades. En 2013, fueron 135 farmacias rurales las que pudieron beneficiarse de esta medida en Castilla-La Mancha, un 15 por ciento más que el año anterior. Las farmacias de Cuenca (24,4 por ciento) y de Guadalajara (22 por ciento) fueron las que se beneficiaron en mayor proporción, seguidas por las de Albacete (7,8 por ciento), Toledo (6,7 por ciento) y Ciudad Real (3,8 por ciento). Estas diferencias están relacionadas con la mayor dispersión de la población y el menor tamaño medio de los municipios de Cuenca y Guadalajara. En total, la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha bonificado a las oficinas de farmacia rurales en 2013 con más de 425.000 euros, a razón de 3.145 euros de media por farmacia.

Racionalización de los horarios de atención en las farmacias

Echániz ha destacado el diálogo permanente y la buena relación con el sector farmacéutico de la región, que ha hecho posible el establecimiento de otras medidas de apoyo a la farmacia rural. Una de ellas ha sido el decreto de racionalización de horarios de las oficinas de farmacia que el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó el pasado año. Este decreto establece los horarios de atención al público, urgencias y vacaciones de las oficinas de farmacia de Castilla-La Mancha. Con ello se ha dado un paso más para reforzar la red de farmacias de Castilla-La Mancha, y mejorar las condiciones de prestación del servicio, ajustándolas a la demanda real y a los cambios demográficos.