Valencia cifra en un 19% de su población la que se beneficia de las ayudas frente al copago

En el primer trimestre de 2017 lo hicieron 939.259 pacientes

Guardar

pastillas
pastillas
La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha informado de que "uno de cada cinco valencianos se benefician de las ayudas frente al copago" y "para compensar gastos relacionados con la protección de la salud", por lo que, concretamente, el 19 por ciento de su población se encuentra en esta situación.

Según expone la cartera sanitaria del Gobierno de la Comunidad Valenciana, "desde enero de 2016, pensionistas con rentas bajas y personas con diversidad funcional cuentan con ayudas frente a los copagos en medicamentos y productos ortoprotésicos". "Además, desde febrero de 2017, los menores de familias con rentas bajas también cuentan con ayudas frente al copago de medicamentos", declara.

"En el primer trimestre del año, un total de 939.259 pacientes de la Comunidad Valenciana han dejado de abonar copagos farmacéuticos y ortoprotésicos", continúa la Administración sanitaria del Ejecutivo de esta comunidad autónoma, que añade que fueron, "en concreto, 705.740 pensionistas con rentas bajas, 99.549 personas con diversidad funcional y 133.970 menores de familias con rentas bajas".

En este contexto, la consejera de Sanidad de la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, sostiene que "se han cumplido cinco años de la aprobación del Decreto 16/2012 que introdujo los copagos en pensionistas, lo que supuso un recorte de derechos sanitarios que afectó fundamentalmente a la población más desprotegida, a la que menos recursos tenía, e instauró la desigualdad en el acceso a la atención sanitaria, en este caso, a los medicamentos".
Considera que el Decreto 16/2012 "era injusto"
"Era injusto que cientos de miles de personas abandonaran o no iniciaran sus tratamientos por motivos económicos poniendo en riesgo su salud", prosigue la máxima responsable de la parcela sanitaria valenciana, que agrega que "había que reparar este daño cuanto antes y así lo ha hecho este Consejo con unas medidas que beneficiarán a lo largo de 2017 a más de un millón de ciudadanos".

"Usuarios y usuarias de la Sanidad valenciana en situación de vulnerabilidad han dejado de abonar en concepto de copago farmacéutico y ortoprotésico", insiste Carmen Montón, que indica también que el dinero "ya no será un obstáculo para las personas con escasos recursos, ni un motivo para elegir entre seguir la medicación recetada por su médico o ayudar a sus familias".

Por último, la Generalitat Valenciana anuncia que "gracias a estas ayudas, el abandono de medicamentos se redujo el año pasado en un 32 por ciento". "En concreto, por tipo de diagnóstico, destacó la caída del abandono del tratamiento de procesos relacionados con enfermedades crónicas, como la hipercolesterolemia en un 34 por ciento, la diabetes en un 31 por ciento y la hipertensión en un 31 por ciento", finaliza.