Robot Candelaria
Robot Candelaria

Un robot agiliza la dispensación de medicamentos en el Hospital Ntra. Sra. de Candelaria

Guardar

El Hospital Universitario Ntra. Sra. de Candelaria (HUNSC) cuenta, desde el pasado mes de enero, con un robot de última generación para la dispensación de medicamentos a pacientes externos del centro hospitalario.

Gestionado por el servicio de Farmacia Hospitalaria, ha sido necesaria la colaboración del servicio de Tecnologías de la Información para llevar a cabo este proceso. La implantación de esta tecnología permite automatizar mediante un sistema avanzado el tradicional sistema de almacenamiento y gestión de stocks de medicamentos, reducir el espacio necesario para su almacenaje, incrementar la seguridad y el control de los medicamentos dispensados a la vez que optimizar el tiempo que el farmacéutico destina a informar a los pacientes sobre su tratamiento al eliminarse todas las tareas que anteriormente se efectuaban manualmente, como era la colocación, control, inventariado y dispensación de fármacos.

La instalación, ubicada junto a varias consultas de atención farmacéutica, dispone de una entrada directa lateral en el recinto hospitalario, lo que facilitará el acceso de los pacientes externos a la hora de acudir al servicio de Farmacia Hospitalaria para recoger su tratamiento.

robot candelaria2El funcionamiento del robot dispensador del servicio de Farmacia Hospitalaria se compone de una cámara con capacidad máxima de 11.500 envases en la que están almacenados los medicamentos bajo condiciones estándar que mantienen el correcto estado de conservación de los productos. En el momento en que el farmacéutico verifica la prescripción médica, se solicita el medicamento por vía telemática al robot, instante en el que un brazo robotizado con sistema de pinzas captura los envases necesarios, con una caducidad más corta, lo deposita en un conducto de transporte que facilita la entrega del medicamento en la consulta del farmacéutico, listo para ser entregado a los pacientes. Por tanto, se evita la dispensación equivocada de medicamentos, de dosis y de las unidades necesarias para el paciente.

El perfil de los pacientes que demanda este tipo de servicio se corresponde con usuarios con patologías crónicas que requieren tratamientos como hormona de crecimiento, terapias biológicas, eritropoyetina, antirretrovirales antineoplásicos, entre otros, que necesitan de un especial seguimiento farmacéutico, así como evaluar su adecuada adherencia a los mismos. Son medicamentos que han supuesto más de 21 millones de euros.