Infarma Digital Rabanal_Surroca
Infarma Digital Rabanal_Surroca

Más de 1.100 profesionales conectados en el primer día de las Jornadas Digitales Infarma Covid-19

La farmacia comunitaria, clave para notificar sospechas de reacciones

Guardar

Los presidentes de los colegios oficiales de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Luis González, y Barcelona (COFB), Jordi de Dalmases, han inaugurado las 'Jornadas Digitales Infarma Covid-19', un encuentro que, en su primer día, contó con más de 1.100 profesionales conectados y en el que también se destacó en el segundo a la Farmacia Comunitaria como "clave" para notificar sospechas de reacciones adversas relacionadas con tratamientos utilizados en la Covid-19.

Este ciclo de seis conferencias, que se desarrolla hasta este viernes, 19 de junio, analizará la respuesta de la Farmacia ante la pandemia, los efectos secundarios de los tratamientos, el estado de las investigaciones sobre la enfermedad y las pruebas diagnósticas o las consecuencias económicas para el sector.

El presidente del COFM agradeció la participación de los 2.545 profesionales inscritos hasta la fecha en este seminario web. También, insta a "pensar en el futuro, con el fin de brindar un merecido homenaje a todos los farmacéuticos en la próxima edición de Infarma", que se celebrará el 23, 24 y 25 de marzo de 2021 en el recinto ferial de Ifema, en Madrid, "un símbolo de la lucha contra el virus en España".

Por su parte, Jordi de Dalmases destacó "el esfuerzo de organizadores, farmacéuticos y expositores para hacer posible las Jornadas Digitales de Infarma, un marco de encuentro para todos los profesionales y un punto en el calendario para hablar de la profesión". Además, recordó "la importante contribución de los farmacéuticos durante la crisis".
Adaptación de la oficina de Farmacia
Durante la primera intervención de esta jornada retransmitida en directo a través de Internet, que siguieron más de 1.100 profesionales, el vicepresidente de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), Vicente Baixaulí, incidió en "la capacidad de adaptación de la oficina de Farmacia y su evolución profesional durante la pandemia".

Asimismo, este especialista lamenta "la sensación de abandono" que, en su opinión, tuvo el colectivo farmacéutico, "con falta de reconocimiento a nuestro trabajo, cuando hemos sido un servicio esencial". Denunció, además, lo que considera una "campaña para ofrecer una imagen comercial de la Farmacia Comunitaria, fuera del sistema sanitario, y de los farmacéuticos, como si no fuésemos profesionales sanitarios".
Reacciones a tratamientos frente a la Covid-19
¿Qué efectos secundarios a los tratamientos se empiezan a conocer en el paciente postcovid?, fue la pregunta a la que dio respuesta el jefe de la Sección de la Vigilancia y la Publicidad de los Medicamentos de la Consejería de Sanidad de la Generalitat de Cataluña, Manel Rabanal, en el marco de la primera jornada de Infarma Jornadas Digitales Covid-19. Esta ponencia fue moderada por Aina Surroca, que es vocal del COFB.

A lo largo de su intervención, Manel Rabanal dejó claro que "todavía no existe evidencia procedente de ensayos clínicos controlados –en España se están desarrollando más de 80- que permitan recomendar un tratamiento para el SARS-CoV-2 y que algunos de los tratamientos disponibles son moléculas de nuevo desarrollo y otras son usos nuevos de medicamentos ya autorizados en otras indicaciones". Por otro lado, también destacó que "la posología que se está utilizando en pacientes con SARS-CoV-2 es la misma que la recomendada en alguna o todas las indicaciones autorizadas para esos medicamentos".

Rabanal, a su vez, recordó que "es importante tener presente que las características basales de los pacientes con Covid-19 difieren de las de aquellos otros que utilizan estos fármacos en sus indicaciones autorizadas, pudiendo afectar también al perfil de reacciones adversas de estos fármacos en dichos pacientes".

Además, este especialista expuso que entre el 1 de marzo y el 31 de mayo hubo 236 casos de sospecha de reacciones adversas. De ellos, un 92 por ciento fueron notificados a los centros autonómicos de farmacovigilancia y un 99 por ciento fueron comunicados por profesionales sanitarios. El 36 por ciento de casos de sospecha eran pacientes mayores de 65 años, un 74 por ciento correspondía a varones y el 92 por ciento de los casos fueron graves.