La Academia de Farmacia de Galicia premia proyectos sobre ictus y distrofia muscular de Duchenne

En el V Premio Julián Francisco Suárez Freire

Guardar

IF
IF
La Academia de Farmacia de Galicia ha comunicado que el V Premio Julián Francisco Suárez Freire, patrocinado por las cooperativas farmacéuticas Bidafarma y Cofano, fue para el doctor Andrés Silva por un trabajo de investigación que abre nuevas vías para el tratamiento del ictus cerebral, mientras que el 'Accesit de Excelencia' fue para la investigadora de la Universidad de Santiago, Jessica González, por el estudio de nuevas alternativas en el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne.

El Premio Julián Francisco Suárez Freire 2018 está dirigido a investigadores menores de 35 años que publicaran durante el año 2018 un trabajo original realizado en una institución gallega sobre un tema relacionado con el medicamento desde sus fases tempranas de I+D hasta la cadena de distribución y tiene una dotación económica de 3.000 euros.

La entrega de premios será el próximo miércoles, 30 de enero, durante el acto de apertura del Curso Académico 2019 de la Academia de Farmacia Gallega. Tras la comprobación del cumplimiento de los requisitos exigidos en la convocatoria del Premio, y después de analizar la originalidad, el nivel científico y la posible repercusión de los trabajos presentados acordó por unanimidad, el Jurado destacó "la elevada calidad y número de los trabajos presentados, que cada año es mayor".
Contenido de los programas galardonados
Tras el ictus cerebral, se produce la liberación masiva de un neurotransmisor cerebral llamado glutamato, responsable en gran medida del daño neuronal y propagación de la lesión, agravando el pronóstico de los pacientes. El estudio premiado describe el avance paso a paso desde estrategias de screening farmacológico in vitro; validación preclínica in vivo, y finalmente demostración por primera vez en un ensayo clínico de la eficacia de del uso de atrapadores de glutamato en pacientes isquémicos que abre el camino para el uso de nuevas estrategias en el tratamiento del ACVA.

Por otro lado, el trabajo realizado por Jessica González fue llevado a cabo en ratones mdx, modelo de distrofia muscular de Duchenne (DMD), en el que muestra que el tratamiento con obestatina conduce a una mejora del fenotipo característico de la DMD, confiriendo una protección significativa frente al daño muscular, y contribuyendo a preservar la integridad muscular y prevenir la necrosis muscular. "El tratamiento con obestatina podría mejorar la calidad de vida y alargar la supervivencia de pacientes con DMD, extendiendo así el tiempo de los tratamientos genéticos", asegura esta investigadora.