Estonia volverá a regular el modelo farmacéutico

Guardar

El nuevo Gobierno de Estonia ha presentado una ley en el Parlamento para volver a regular el modelo de farmacia, que fue liberalizado al independizarse esta república báltica de la Unión Soviética. El nuevo modelo farmacéuticos vuelve a limitar la propiedad de las oficinas de farmacia a los farmacéuticos, que deberán poseer más del 50% del capital. Además, fija el máximo en una sola farmacia por farmacéutico y también regulará las distancias.

La propuesta ha causado una verdadera revolución en Estonia y las grandes cadenas, propietarias de la práctica totalidad de las farmacias comunitarias del país, han iniciado una fuerte ofensiva para evitar que la Ley acabe siendo finalmente aprobada. La Autoridad de la Competencia ha invitado a las partes a que presenten propuestas por escrito que, lógicamente, son totalmente dispares.

El Gobierno supone que habrá una gran cantidad de litigios, pero afirma que era el momento de actuar después de la decisión favorable del Tribunal Supremo en junio sobre la regulación de las farmacias, que significa una vuelta a la década de 1990. El razonamiento del Tribunal Supremo es que los servicios que presta la farmacia comunitaria no son equiparables a cualquier otro servicio comercial.

Los farmacéuticos independientes de la Asociación de Farmacéuticos habían luchado muchos años para que se introdujesen ciertas restricciones a la propiedad de las farmacias, dado que los farmacéuticos son profesionales de la salud y su independencia es muy importante para la garantía real del servicio. Por su parte, los representantes de las cadenas afirman que el proyecto no es consistente con una economía de libre mercado. Además, insisten en que las cadenas son capaces de ofrecer precios más favorables, mayor variedad y mejor seguridad . En todo caso, el proyecto se encuentra todavía en sus primeras etapas y todavía pueden introducirse muchos cambios en el texto, que establece el límite para el cambio de propiedad en 2017.