Política y Sociedad En una declaración conjunta

Farmacéuticos, Odontólogos y Médicos de Madrid, contra la Ley de la Eutanasia

— Madrid 13 Ene, 2021 - 1:22 pm

Los colegios oficiales de Farmacéuticos (COFM), de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y de Médicos de Madrid (ICOMEM) han denunciado, en una declaración conjunta, “la indefensión para los profesionales sanitarios y el riesgo para la población que supone la Ley de Eutanasia” y ponen de manifiesto “la grave preocupación” que estos profesionales tienen ante el proyecto de dicha norma.

Según argumentan estas organizaciones, “la eutanasia está prohibida en toda Europa, con la excepción del Benelux. La sociedad puede ser confundida mediante una intensa presión desde los medios, pero las profesiones sanitarias, no. Conocemos la gravedad de las acciones que conlleva, a nivel personal e institucional, y la ‘pendiente deslizante‘ hacia la eliminación y/o corrupción del derecho a la vida que implica”.

Además, estos colegios añaden que “la demanda de eutanasia es mínima o nula cuando el paciente es atendido por un equipo de profesionales experto. En vez de potenciar unos Cuidados Paliativos infra-desarrollados, la única alternativa que propone esta ley a pacientes con enfermedades avanzadas es matarlos. Es particularmente grave el engaño que nace con la ley de considerar la muerte provocada por eutanasia como muerte natural, algo injustificable”.

Situación de la pandemia

A su vez, el COFM, el COEM y el ICOMEM indican que “esta ley es también muy inoportuna, teniendo en cuenta la situación de pandemia y el gran número de sanitarios que se han visto afectados por el coronavirus. Es incomprensible que, en ausencia de demanda social, la ley se tramite de forma acelerada por decreto, sin diálogo alguno con las profesiones sanitarias y contra el criterio del Comité de Bioética, máximo órgano asesor del Gobierno en este tema”.

Por ello, estas organizaciones demandan “una Ley General de Cuidados Paliativos, previo diálogo con las profesiones sanitarias, y la retirada del proyecto de Ley de Eutanasia. En el caso de que no se produzca dicha retirada, nos reservamos el derecho de solicitar a la Comunidad de Madrid, última responsable de la Sanidad en nuestro ámbito, la no aplicación de una ley injusta que va contra la ética y la deontología”.

2 Comentarios

  1. Angely says:

    Si tanto os preocupa la muerte voluntaria ocuparos de la muerte no deseada de miles de ancianos en residencias que son campos de exterminio.Hasta aquí podíamos llegar con la hipocresía.

  2. Juan Antonio Salcedo Mata says:

    Me presento: soy médico jubilado, internista y con diez años de experiencia en Cuidados Paliativos.

    El debate sobre la eutanasia y el suicidio asistido es, al menos para mi, muy atractivo. Siempre es y será enriquecedor cuando la calidad de los argumentos es alta. Esta no parece ser su trayectoria y resulta curiosa la coincidencia de opinión de sus Organizaciones, la de la Iglesia y la del Comité de Bioética de España: manejan los mismos pero sin la fundamentación adecuada para sustentarlos de manera optima. No pueden decir que no hay demanda social; repasen las encuestas. No pueden decir que no hay demanda profesional; un 70% de los médicos de los Colegios de Madrid, Vizcaya, Tarragona y Las Palmas están a favor de la regularización de la eutanasia y suicidio asistido. Si hablan de “pendiente deslizante”, no se han revisado los informes de evaluación que se hacen en Bélgica y Holanda. Vds. se empeñan en separar los cuidados paliativos de la eutanasia y el suicidio asistido, ignorando, al parecer, que asociaciones existentes en Bélgica reiteran su integración e Instituciones Católicas (Lovaina) aceptan estas prácticas sin inmiscuirse y sin hacer secuestro de objeción de conciencia entre los sanitarias/os que en ellas trabajan. Tampoco hacen referencia a la existencia de Instituciones que tienen que ver con la Bioética (Cataluña), qué están a favor de su regularización. La Ley que está pendiente de aprobarse, es fruto de las presiones en su favor desde hace años; no es algo que surja ahora y con urgencia. Los medios serios no suelen confundir a la población y si la manipulación que desde determinados colectivos se hace en relación con este tema.

    La Ley que se ha tramitado, es muy garantista, no obliga a nadie y permite la objeción de conciencia.

    Más que insistir en debatir sobre la Ley, me gustaría hablar (y escucharles) sobre como se muere en este país y la calidad de los cuidados paliativos que se aplican, como descartar el paternalismo medico y mejorar la relación médico-paciente, donde poner el límite para evitar el sobreesfuerzo terapéutico y el abuso tecnológico, en suma, como humanizar la atención y los cuidados médicos.

    Respeten la diversidad de opinión y si quieren convencer, mejoren sus argumentos.