Política y Sociedad Con la campaña 'Siempre de guardia'

Los farmacéuticos confirman de nuevo su gran función asistencial acreditada durante la pandemia

Con la campaña ‘Siempre de guardia’, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha vuelto a confirmar que el colectivo profesional demostró sobradamente su función social y asistencial durante todas las fases de la pandemia de la Covid-19 y, muy especialmente, en los momentos más difíciles.

La presentación de esta iniciativa multimedia se llevó a cabo en un encuentro en el que esta institución hizo balance de las acciones llevadas a cabo por los farmacéuticos durante la crisis sanitaria. Participaron en su elaboración la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), las compañías farmacéuticas Cinfa y Lácer, y las empresas de distribución de medicamentos Apotecaris, Bidafarma, Cofarca, Cofarte, Fedefarma, Hefame y Unnefar.

Jesús Aguilar

Una acción histórica

El presidente del CGCOF, Jesús Aguilar, explicó que momentos históricos como el causado por la pandemia también merecen iniciativas de calado histórico. Por eso, afirmó que la campaña presentada viene a resaltar la extraordinaria labor realizada por los farmacéuticos en los últimos meses.

En todos los espacios de actividad en los que están presentes estos profesionales supieron dar lo mejor de sí mismos, como ocurrió de forma sostenida y con total entrega a la población desde la Farmacia Comunitaria, caracterizada por una enorme labor asistencial, tasada en el alto precio de 21 compañeros profesionales fallecidos, junto a centenares aún por determinar de farmacéuticos contagiados de SARS-CoV-2.

Siempre junto al paciente

Como cuantificó Jesús Aguilar, solo durante el primer mes de confinamiento, los más de 52.000 farmacéuticos comunitarios asistieron en todo momento a 30 millones de ciudadanos y realizaron más de 850.000 dispensaciones a domicilio, además de atender a más de dos millones de personas por vía telefónica. 

Todo ello desde toda una vocación de servicio y compromiso social que mantuvo abierto el 98,8 por ciento de las farmacias, muchas veces como únicos establecimientos a disposición de la población.

Para Aguilar, esto fue prueba, una vez más, de que España dispone del mejor y más amplio sistema farmacéutico de Europa, al poseer la red sanitaria con mayor capilaridad que hace posible la presencia de farmacéuticos en todos los lugares del territorio, siempre capaces de dar seguridad, confianza y tranquilidad a los ciudadanos.

Según las palabras del máximo exponente del CGCOF, los farmacéuticos evitaron el colapso de los centros de salud al renovar la medicación con la receta electrónica y dispensar medicamentos ambulatorios de forma coordinada con los Servicios de Farmacia Hospitalaria, hecho que salvó de posibles contagios del nuevo coronavirus a pacientes inmunodeprimidos, que no tuvieron que acudir a los hospitales para recoger sus fármacos. Así fue, insistió, que no decayó la asistencia farmacéutica tampoco para los pacientes crónicos y polimedicados.

Una campaña de impacto

Sobre la campaña ‘Siempre de guardia’, Aguilar razonó que viene a comunicar a la sociedad que es importante tener siempre presente la función de servicio público de los farmacéuticos, verdadero ejemplo de abnegación y entrega durante la pandemia.

Ello al ofrecer siempre la mayor cercanía y proximidad al ciudadano, además de su alta competencia profesional, algo que se puso aún más de relieve cuando las farmacias se mantuvieron abiertas mientras centros de salud y hospitales estaban desbordados.

En este sentido, el presidente del CGCOF destacó el acierto de la campaña ideada por la agencia de publicidad McCann, que ganó el concurso al que se presentaron otras tres grandes compañías de comunicación, al saber habido acertar con el tono y la forma con los que transmitir los valores de la profesión.

Siempre en primera línea

Alaba Aguilar a sus compañeros por haber sabido estar siempre en la primera línea frente a la pandemia, por lo que los caídos en esta trinchera son merecedores de la Medalla que entrega anualmente el CGCOF, una distinción del mayor honor que se entregará en la próxima edición de los Premios Panorama.

Todo ello en paralelo a un oficio religioso y el monumento que las profesiones sanitarias erigirán con apoyo de la compañía aseguradora A.M.A. en la madrileña Plaza de los Sagrados Corazones; artífices de la salud, tristemente ausentes ya y que, también, han merecido este año el Premio Princesa de Asturias a la Concordia.

Miguel Ángel Garzón

Mayor coordinación, por favor

Ante las recientes experiencias, Aguilar pide una mayor coordinación por parte de las autoridades sanitarias a la hora de armonizar la respuesta a situaciones de emergencia en las que las Administraciones de las 17 comunidades autónomas deberían seguir similares modos de proceder.

De esa forma, se habría evitado, por ejemplo, la sorpresa que supuso el abrupto cierre del país, que no de sus farmacias, el pasado 13 de marzo, razón que llevó al presidente de esta corporación a sopesar que la pandemia trajo motivos de reflexión para todos, desde el convencimiento de que es siempre necesaria la suma de esfuerzos para hacer avanzar la Sanidad.

Esta situación hace preceptivo un mayor apoyo a la farmacia para reducir la presión sanitaria y administrativa, a partir de una reciente “revelación” confesada recientemente por un responsable sanitario, a pesar de contar ya la profesión con 800 años de historia, al ser ahora también el momento de que políticos y técnicos aprovechen mejor las muchas ventajas que aporta la profesión, según solicitó Aguilar.

Dispensaciones, autocuidado y estima social

El máximo responsable del CGCOF ve en el miedo al contagio la bajada de las dispensaciones en los últimos meses, con la rémora que podrá ser para la salud la interrupción de la adherencia en muchos tratamientos. Recordó, además, la última encuesta de la consultora de sondeos sociales Gad-3, según la cuál la profesión de farmacéutico sigue siendo una de las más valoradas por la población, porque siempre está atenta a ofrecer su consejo científico y a estimular el autocuidado de las personas, entre otras muchas virtudes.

Ante posible nuevos brotes

El presidente de esta corporación garantiza que este verano, estación en la que podría haber nuevos focos de la Covid-19, los farmacéuticos seguirán estando al pie del cañón, con toda su preparación y las alertas activadas para aportar seguridad a los ciudadanos en sus lugares habituales o allá donde se encuentren sus destinos vacacionales.

Todo ello a partir de la red con mayor capilaridad de farmacias de Europa y en un país que demuestra ser tan responsable y solidario como los propios profesionales, desde la certeza de que, pase lo que pase, un farmacéutico siempre estará muy cerca.

Mirar a los ojos de la gente

La secretaria general del CGCOF, Raquel Martínez, relató sus experiencias vividas en su farmacia soriana de Almazán, cuando los centros de salud estaban copados y los farmacéuticos eran más necesarios que nunca, momentos en los que mirar a los ojos de las personas, la empatía y el cariño eran el único consuelo por la pérdida de familiares y amigos, tal como describió.

También destacó Raquel Martínez todos los perfiles farmacéuticos, además del comunitario, con los hospitalarios y los compañeros de la distribución, los análisis clínicos y la Atención Primaria, además de resaltar una muy estrecha colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). De igual modo, también resumió todas las acciones corporativas y solidarias desarrolladas durante los momentos más duros de la pandemia.

En todos los medios

Durante su turno, la tesorera del CGCOF, Ana López Casero, aportó detalles de esta campaña, que llegará a la población por spots de televisión, prensa escrita y presencia digital en Internet y redes sociales, para visibilizar la esencia del activo social, sanitario y asistencial de la farmacia, cuya cruz verde siempre está encendida y cerca de los ciudadanos, dentro de un homenaje del que no dejó fuera en ningún momento a las farmacias rurales.

Vuelve ‘Farmacia de Guardia’

El actor Miguel Ángel Garzón, conocido como Quique en ‘Farmacia de Guardia’, también puso su granito de arena cuando se le llamó para participar en esta campaña, por lo que se mostró muy agradecido por revivir aquella serie tan popular, que estuvo cinco años en emisión.

De hecho, con la ocasión ahora de Miguel Ángel Garzón de expresar su propio reconocimiento hacia una profesión cuya profesionalidad y bondad él mismo comprobó a lo largo de su vida, merecedora, por tanto, de un muy merecido orgullo.

Gonzalo Sánchez-Taiz

Primer rodaje sin confinamiento

Gonzalo Sánchez-Taiz, que es directivo de la agencia Mc Cann, también destacó al farmacéutico de primera línea sanitaria, por su rol social y su capacidad para quitar presión a los centros asistenciales. De ahí, salió el concepto creativo de “estar siempre de guardia”, apoyado, luego, por una serie icónica que permitió a todos los participantes sentirse como Antonio Mercero, su creador, por un día, con la alegría que supuso, además, poder hacer el primer rodaje después del confinamiento, según concluyó.