Farmacia Incluye una ficha técnica y una infografía con consejos

El Consejo de Farmacéuticos lanza una campaña para prevenir la conjuntivitis otoñal

— Madrid 23 Oct, 2020 - 5:05 pm

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), a través de su Vocalía Nacional de Óptica y Acústica, ha lanzado una acción dirigida a promover la formación entre los profesionales de Farmacia y la educación sanitaria entre los ciudadanos, para la prevención de la conjuntivitis otoñal.

Una ficha técnica para profesionales de la farmacia y una infografía con conceptos básicos para usuarios son los materiales que se difundirán para sensibilizar y prevenir la aparición de esta patología, que puede llegar a afectar al 30 por ciento de la población.

Maria Isabel de Andrés, que es la vocal nacional de Óptica y Acústica del CGCOF, señala que “la conjuntivitis es motivo de consulta habitual en las farmacias comunitarias todo el año, pero en la primavera y el otoño se incrementan los consejos relacionados tanto con conjuntivitis alérgica como infecciosa”.

En cuanto a las conjuntivitis infecciosas, dicha especialista indica que “aparecen con el frío y los primeros catarros”. Por todo ello, añade que “los farmacéuticos vamos a insistir en consejos como el lavado de manos continuo, evitar tocarnos los ojos y lavarlos con suero para eliminar las secreciones, no compartir toallas o evitar ambientes con polvo y humo excesivo”.

Derivación al médico

Además, María Isabel de Andrés explica que “cada caso debe ser valorado siempre individualmente, ya que, desde la farmacia, desarrollamos una labor fundamental de derivación al médico en los casos en que hay sospecha de posible conjuntivitis, por ejemplo, si el paciente presenta dolor o visión borrosa o si los síntomas no desaparecen en cuatro días”.

En caso de aparecer síntomas, los farmacéuticos aconsejan realizar “una buena higiene ocular y de párpados (con baños y toallitas oculares), usar gotas humectantes sin conservantes (para paliar los síntomas) y no automedicarse nunca”. Los usuarios de lentillas deben dejar de usarlas y, al finalizar el proceso de la infección, utilizar unas nuevas, en caso de que sean desechables, o limpiarlas en profundidad antes de su reutilización, en caso de que las lentes sean anuales.