Política y Sociedad consensuadas con las sociedades médicas

FACME ofrece consejos de vacunación Covid-19 a menores, inmunosuprimidos y lactancia

— Madrid 15 Ene, 2021 - 2:05 pm

La Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), contando con las sociedades médicas que la componen, ha publicado ya seis documentos de recomendaciones consensuadas para la vacunación frente a la Covid-19, de los cuales los nuevos trabajos abordan la inmunización en pacientes con cáncer, inmunosuprimidos, niños y adolescentes y mujeres durante la lactancia.

Asimismo, y de forma previa, durante el mes de diciembre de 2020 ya se desarrollaron tres documentos de recomendaciones dirigidos a los siguientes grupos poblacionales: pacientes anticoagulados o con trastornos de la coagulación, alérgicos y embarazadas.

FACME, asegurando la colaboración y consenso de las sociedades científico-médicas que la constituyen, adquirió el compromiso de generar recomendaciones acerca de la vacunación de determinados grupos que podrían considerarse de riesgo o de condiciones especiales, con el fin de que los facultativos dispongan de información protocolizada y apoyada en la mayor evidencia científica a la hora de aconsejar la inmunización frente a la Covid-19.

En colaboración con la AEMPS

Este trabajo se desarrolla en el seno del Grupo de Vacunación del Consejo Asesor de FACME, contando en cada caso con las sociedades miembro con mayor conocimiento en el tema. Durante la pandemia, el trabajo de las sociedades científicas y su puesta a disposición de las Administraciones está siendo una constante, ya que, desde FACME y desde sus sociedades miembro, se suscribe la puesta en común de la evidencia científica y de los criterios técnicos como garantía para “lograr los mejores resultados y evitar divergencias de criterio que generan confusión en los profesionales y en la sociedad en general”.

Asimismo, el Consejo Asesor Covid de dicha Federación se preparó, incorporando a especialistas de todas las sociedades médicas, para evaluar con rigor las sospechas de reacciones adversas que vayan apareciendo, en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), para seguir manteniendo “la máxima efectividad y seguridad posibles” en el proceso de vacunación.