El mirador la eutanasia es una cuestión social

Eutanasia: una guía para el debate informado

Ante el debate sobre la eutanasia, tras haber aprobado el Congreso de los Diputados la tramitación de la Proposición de Ley presentada por el Partido Socialista, el autor ofrece todas las perspectivas desde la que se puede contemplar a fin de tener una visión cabal, por lo que recomienda su lectura hasta el final-final.

1. Es eutanasia la intervención deliberada por un tercero para poner fin a la vida de una persona que lo solicita pues sufre intensamente sin perspectiva de curación. Legalmente definida, es el derecho a morir mediante la intervención de un tercero para evitar-acortar un sufrimiento inhumano. Se acredita mediante una solicitud autónoma, expresa, informada, libre y reiterada de un paciente no incapacitado. Se materializa mediante una intervención externa, de un tercero que actúa a demanda y sin ningún tipo de coacción, que provoca la muerte.

2. La eutanasia adelanta la fecha de la muerte y puede solicitarse desde mucho antes, a muy cerca de la fecha previsible de la misma.

3. La eutanasia, al fijar fecha y hora para la muerte, permite una manera civilizada y compasiva de morir, el cumplimiento cierto de las últimas voluntades y una despedida sensata de la familia y de las amistades.

La eutanasia es una cuestión social, una opción personal y un derecho básico.

4. La eutanasia es una cuestión social, una opción personal y un derecho básico.

5. Conviene la distinción entre la eutanasia como derecho y la legalización de la eutanasia. El derecho se refiere a la dignidad humana, y la legalización a las condiciones en que no sería penada la participación del tercero.

6. La legalización de la eutanasia es reconocimiento y expresión del respeto a la autonomía personal y a la dignidad de todo ser humano. La eutanasia como derecho legal pretende evitar la imposición del deber de vivir en condiciones penosas e irreversibles en contra de los deseos y convicciones más intimas de la propia persona.

7. La eutanasia es una cuestión cuyo debate requiere más de filósofos que de médicos pues los primeros son capaces de recordarnos lo obvio: “La muerte es la sombra de la vida”. “Somos un suspiro entre dos nadas”. “Hay que levantar la voz y colocar la eutanasia en nuestras manos”. “Ante la libertad y la muerte, el humanismo existencial, que responde a la angustia, el desamparo y la desesperación”. Los médicos suelen estar atrapados en una filosofía y ética profesional que ve la muerte como fracaso y la participación médica como asesinato, y que bien se expresa en la resolución de la Asociación Médica Mundial, que se opone firmemente a la eutanasia y al suicidio con ayuda médica.

8. La eutanasia legalmente definida implica la participación de un tercero que cumple con el deseo de quien la solicita y causa directamente la muerte. Hay una relación causa-efecto única e inmediata entre la intervención del tercero y la muerte del paciente. La intervención suele ser casi siempre farmacológica.

9. Al legalizarse la eutanasia suele legalizarse también el suicidio asistido. En el suicidio legalmente definido, un tercero sólo cumple con el deseo de quien solicita eutanasia y le facilita los medios para morir.

10. La eutanasia y el suicidio asistido legalmente definidos se suelen entender en el contexto médico de 1/ enfermedad física o mental grave e incurable (por ejemplo, metástasis generales de melanoma), 2/ enfermedad física o mental grave, crónica e invalidante (por ejemplo, esclerosis lateral amiotrófica evolucionada) y/o 3/ minusvalía-discapacidad física o mental grave crónica incurable (por ejemplo, tetraparesia tras accidente). Como ya he comentado, es cuestión clave que la solicitud sea autónoma, expresa, informada, libre y reiterada y que el paciente esté capacitado para hacerla.

11. La eutanasia y el suicidio legalmente definidos se suelen asociar a la intervención de profesionales sanitarios, generalmente médicos, en el sentido de que el paciente tiene el derecho a solicitar la eutanasia y el médico la obligación de tomar las decisiones consiguientes.

12. No se exige, pero es salvaguarda para la familia y la sociedad que sea un médico bien conocido del paciente quien acredite la solicitud, y quien la cumpla.

13. El suicidio no tiene nada que ver con la eutanasia. El suicidio es el acto por el que voluntariamente una persona se provoca la muerte, por razones diversas, comprensibles o incomprensibles, con o sin problemas de salud mental. Si participa un tercero hablamos de homicidio consentido.

La eutanasia no tiene nada que ver con los cuidados paliativos, que deben prestar todos los profesionales sanitarios a pacientes graves con enfermedades que comprometen la vida

14. Quienes confunden eutanasia y suicidio deberían conocer su distinta clasificación y respuesta clínica. Es muy distinto el curso de la entrevista y de la atención en el caso del paciente que pide eutanasia comparado con en el caso del paciente en el que el médico sospecha que se va a suicidar, o lo intenta. Como es natural, las clasificaciones sanitarias lo recogen en apartados distintos, en el capítulo de problemas generales la eutanasia y la muerte (A20 Solicitud/discusión acerca de la eutanasia y A96 Fallecimiento/muerte) y en el capítulo de problemas psicológicos el suicidio (P77 Suicidio/intento de suicidio).

15. La eutanasia no tiene nada que ver con los cuidados paliativos, que deben prestar todos los profesionales sanitarios a pacientes graves con enfermedades que comprometen la vida, sea en instituciones sanitarias-sociales, sea en el propio domicilio.

16. La eutanasia no tiene nada que ver con la sedación terminal, que es parte de los cuidados paliativos, se decide de acuerdo con el paciente y ayuda a evitar sufrimientos (por síntomas refractarios al control médico) en la fase final terminal de la enfermedad y en la agonía. La sedación terminal adelanta la hora de la muerte pero se aplica siempre en relación con la cercanía de la misma.

17. Todo paciente tiene derecho a esperar la limitación del esfuerzo terapéutico que evite el encarnizamiento médico. Además siempre puede rechazar pruebas y tratamientos (incluyendo medidas de soporte vital) en cualquier momento de su enfermedad. Ni la limitación del esfuerzo terapéutico por el médico ni el rechazo a pruebas y tratamientos por el paciente tienen nada que ver con la eutanasia.

Todo paciente tiene derecho a esperar la limitación del esfuerzo terapéutico que evite el encarnizamiento médico

18. La eutanasia no tiene nada que ver con la suspensión de la atención médica por fallecimiento. Es absurdo, por ejemplo, aplicar-mantener la reanimación cardiopulmonar a cadáveres.

19. En la actualidad, la eutanasia en España conlleva penas de prisión, como se determina en el artículo 143 del Código Penal.

20. En España la eutanasia se ha intentado despenalizar en varias ocasiones. La primera la presentó Izquierda Unida en 2012; la segunda, el PSOE en 2015. Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea lo volvió a intentar en 2017, y el PSOE en 2018.

21. En enero de 2020 se presentó en el Parlamento de España una propuesta de Ley por el PSOE para incluir la eutanasia y el suicidio asistido en la sanidad pública (Sistema Nacional de Salud), como una prestación universal y gratuita que se podrá llevar a cabo en centros sanitarios públicos y privados, y en el propio domicilio.

22. Entre los controles, primero el del propio médico asistencial que atiende al paciente y que aplicará el procedimiento cuando se obtengan los permisos, segundo el de un médico consultor y tercero el de una comisión por cada Comunidad Autónoma. Este tercer filtro está poco definido y el visto bueno “en el plazo más breve posible” es imprescindible para proceder a cumplir la solicitud de eutanasia-suicido asistido a los pacientes que lo soliciten.

23. En la propuesta de Ley se acepta la objeción de conciencia lo que hace prever, como en el caso del aborto voluntario, que muchos médicos del sistema público se nieguen y la eutanasia pase a ser un servicio privado financiado con fondos públicos. Si esto sucede, los médicos que apliquen la eutanasia y el suicidio asistido serán una suerte de especialistas “en eutanasia”, empleados en instituciones privadas dedicadas a ese “nicho de negocio”. Dichos médicos no conocerán previamente ni al paciente, ni a la familia, ni a la comunidad, lo que fragmenta la atención, quita trascendencia al acto y disminuye la salvaguarda social de continuidad en el proceso de cuidados que va desde la salud a la enfermedad y a la muerte por eutanasia.

24. Además, el tercer filtro en la propuesta de Ley, la comisión de la Comunidad Autónoma respectiva, puede llegar a limitar el derecho efectivo a la eutanasia y el suicido asistido si prolonga sine die sus decisiones. Ello conllevaría un “turismo interior sanitario” en busca de la Comunidad Autónoma más tolerante.

La eutanasia se suele legalizar en sociedades que proveen servicios sanitarios y sociales apropiados

25. La eutanasia se suele legalizar en sociedades que proveen servicios sanitarios y sociales apropiados. Por ejemplo, en los Países Bajos que contaban ya con una histórica tolerancia a la eutanasia y al suicidio médicamente asistido. Se legalizó en 2002, y los abusos han sido anecdóticos a lo largo de los años transcurridos. Ha objetado el 8% de los médicos. Su frecuencia creció desde menos de 2.000 casos cuando se legalizó, también por ampliación de las situaciones legales, pero en los últimos años se ha estabilizado. Con una población de 17 millones de habitantes, en 2017 hubo 6.600 casos atendidos de eutanasia-suicidio, 32.000 casos de sedación terminal y 1.900 de suicidio propiamente dicho. En total, los casos atendidos de eutanasia-suicidio representaron el 5% de la mortalidad en los Países Bajos. Los estudios demuestran que en la eutanasia-suicidio médicamente atendido hay un trío formado por el paciente, su familia y el médico de cabecera (los médicos generales cumplen aproximadamente el 93% del total de las demandas). También se ha demostrado que no hay mayor frecuencia en pobres y otros grupos marginados.

En España, con unas 400.000 muertes anuales cabría esperar unas 5.000 eutanasias anuales, algo más del 1%

26. En España, con unas 400.000 muertes anuales cabría esperar unas 5.000 eutanasias anuales, algo más del 1% (lo que cabe sospechar sólo legalizaría lo que ya sucede ilegalmente en la práctica clínica).

27. La eutanasia no es un símbolo del fracaso de la Medicina pues todos los humanos mueren y hay sufrimientos que la Medicina no puede evitar, como el mismo miedo a la muerte.

28. En cierta forma la eutanasia es un derecho que defiende la dignidad del paciente frente a una Medicina que a menudo convierte en un infierno el enfermar y el morir, pues “hace demasiado para retrasar la muerte y demasiado poco para mitigar su sufrimiento”. También, en algunos casos, la eutanasia es defensa de la dignidad ante una sociedad que fracasa en solidaridad y en “humanidad” ante la enfermedad, la minusvalía-discapacidad y la muerte.

29. Conviene la valoración de casos y situaciones en que la petición de eutanasia no sea libre pues se vea forzada por las circunstancias. Por ejemplo, cuando se carece de cobertura sanitaria y no se pueden afrontar los gastos consiguientes de la enfermedad, situación insólita en los países desarrollados en general pero posible en Estados Unidos, donde la enfermedad es causa de más del 60% de las bancarrotas. En otro ejemplo, cuando el sistema social fracasa y gran parte de inhumano sufrimiento se produce por la soledad, el aislamiento y la falta de participación en la sociedad, más que por enfermedad o discapacidad.

La eutanasia no es un símbolo del fracaso de la Medicina pues todos los humanos mueren y hay sufrimientos que la Medicina no puede evitar

30. En la eutanasia la participación médica pueder ser una exigencia legal, pero los médicos saben poco-nada de la muerte y su participación no es imprescindible. Respecto a la eutanasia los profesionales sanitarios son simples ciudadanos. No tienen que ver ni grises, ni blancos ni negros éticos, salvo según sus creencias. La angustia existencial, el enfrentarse a la muerte y el hecho de la muerte en sí son cuestiones ajenas a la labor clínica médica.

31. En el matrimonio lo clave es la voluntad de los contrayentes y quien lo acredita legalmente se ha ampliado del ambito exclusivo religioso al civil (de clérigos a jueces, alcaldes, notarios y otros). De la misma forma, en la eutanasia lo clave es la voluntad personal y quien la acredite y preste la atención requerida no tendría porqué ser del ámbito exclusivo médico.

32. Morir no es un proceso médico y algunos movimientos ciudadanos reclaman ir más allá de las leyes de eutanasia y suicidio asistido médicamente dependientes y emanciparse de la muerte medicalizada.

33. Por ejemplo, el movimiento internacional Exit con sus ayudas para el suicidio asistido, y “en Holanda, la cooperativa Por Voluntad Propia que facilita a sus socios un conservante alimentario, que se compra en la droguería a un precio mínimo y que provoca una muerte rápida y sin dolor”.

 

Para saber más

Clasificación Internacional de Atención Primaria. https://es.wikipedia.org/wiki/Clasificaci%C3%B3n_Internacional_de_Atenci%C3%B3n_Primaria

Two Decades of Research on Euthanasia from the Netherlands. What Have We Learnt and What Questions Remain? https://link.springer.com/article/10.1007/s11673-009-9172-3

Ética y muerte digna: propuesta de consenso sobre un uso correcto de las palabras. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-calidad-asistencial-256-articulo-etica-muerte-digna-propuesta-consenso-13128649

Dutch practice of euthanasia and assisted suicide: a glimpse at the edges of the practice. https://jme.bmj.com/content/44/5/297

Euthanasia and physician-assisted suicide not meeting due care criteria in the Netherlands: a qualitative review of review committee judgements https://bmjopen.bmj.com/content/7/10/e017628?utm_content=consumer&utm_medium=cpc&utm_source=trendmd&utm_campaign=bmjo&utm_term=usage-042019

The involvement of family in the Dutch practice of euthanasia and physician assisted suicide: a systematic mixed studies review. https://bmcmedethics.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12910-019-0361-2

Australia. Voluntary assisted dying legislation. https://www.racgp.org.au/advocacy/position-statements/view-all-position-statements/clinical-and-practice-management/voluntary-assisted-dying-legislation

Declaración de la Asociación Médica Mundial, AMM, sobre la Eutanasia y Suicidio con Ayuda Médica https://www.wma.net/es/policies-post/declaracion-sobre-la-eutanasia-y-suicidio-con-ayuda-medica/

Euthanasia and Physician-Assisted Suicide are Unethical Acts http://www.healthprofessionalssayno.info/uploads/1/0/9/2/109258189/wma_article_against_pase.pdf

Proposición de Ley Orgánica de regulación de la eutanasia.Presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.  30 julio 2019. http://www.congreso.es/public_oficiales/L13/CONG/BOCG/B/BOCG-13-B-64-1.PDF

Eutanasia y suicidio médicamente asistido. Un informe del Colegio de Médicos de Bizkaia. http://www.medicosypacientes.com/sites/default/files/%C2%ABEutanasia%20y%20sucidio%20m%C3%A9dicamente%20asistido.%20Un%20informe%20del%20CMB%C2%BB%20.pdf

Por qué creo que sí se debería legalizar la eutanasia. https://www.filco.es/creo-se-deberia-legalizar-la-eutanasia/

Death on demand: has euthanasia gone too far? https://www.theguardian.com/news/2019/jan/18/death-on-demand-has-euthanasia-gone-too-far-netherlands-assisted-dying

Developments in euthanasia practice in the Netherlands: Balancing professional responsibility and the patient’s autonomy. https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/13814788.2018.1517154

La gestión de la propia vida y los trastornos mentales. https://revista.proeditio.com/foliahumanistica/article/view/1138

La eutanasia, un derecho del siglo XXI. https://www.gacetasanitaria.org/es-la-eutanasia-un-derecho-del-articulo-S0213911118300694

Nueve claves sobre la ley de eutanasia que ha dado su primer paso en el Congreso. https://www.eldiario.es/sociedad/ley-eutanasia-echa-andar-Espana_0_994601236.html

Suicidio: falta visión ‘civil’. https://www.actasanitaria.com/suicidio-falta-vision-civil/

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

1 Comentario

  1. Roberto says:

    Gracias por sacar el tema, compañero y maestro Gérvas, me parece de gran trascendencia y que no se suele abordar con la profundidad que se merece.
    Llevo más de un mes dándole vueltas (algo más en serio), desde que leí la entrada de Abel Novoa.
    http://www.nogracias.org/2020/01/22/contra-la-eutanasia-analisis-de-los-argumentos-de-daniel-callahan-contra-la-regulacion-de-la-muerte-medicamente-asistida-por-abel-novoa/
    Creo que en nuestra sociedad hemos desnaturalizado la muerte. Parece que ahora es una decisión humana, con el apoyo tecnológico, el mantener la vida o el producir la muerte. Se nos va olvidando pasar de la vida a la muerte. Los debates se centran en la libertad a decidir más que en la comprensión de la muerte en cada biografía. Se etiqueta todo sufrimiento como nocivo, innecesario, sin distinguir del sufrimiento inevitable….
    El texto se centra en las aportaciones de Daniel Callahan; yo sigo dándole vueltas. Encaja bien con mis profundas convicciones naturalistas.
    Parece que se aproximan unos meses de debate intenso al respecto; ¡ qué bueno sería que se hicieran con más respeto, humanidad y profundidad de la que estamos acostumbrados!.
    Seguro que el próximo SIAP de Mallorca será muy instructivo al respecto.