Política y Sociedad la comisión invirtió 2.700 millones de euros en las vacunas e insiste en resolver ya el conflicto

Europa exige a AstraZeneca las dosis Covid-19 pactadas y cree que no es hora de hablar de sanciones

El director de la representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, ha celebrado, este jueves, 28 de enero, un encuentro con medios en el que abordó el actual conflicto entre la Unión Europea (UE) y la compañía farmacéutica AstraZeneca por la entrega de las dosis de su vacuna contra la Covid-19, ante lo cual aseveró que este laboratorio “nos tiene que facilitar las 400 millones de dosis compradas”, si bien “no estamos en la fase de hablar de sanciones, sino en la de encontrar soluciones”.

Este litigio se remonta al aviso que realizó esta entidad sobre problemas para cumplir los plazos de entrega pactados con la Comisión. Tal y como recordó Francisco Fonseca, la UE firmó contratos de compra anticipada “con seis farmacéuticas, de los cuales ya están activos tres para la liberación de dosis: el de Pfizer, de hasta 600 millones de dosis; el de Moderna, de hasta 260 millones; y el de AstraZeneca, de hasta 400 millones de dosis”.

Francisco Fonseca

“Mañana, 29 de enero, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) dará el visto bueno a la vacuna de AstraZeneca”, indicó Fonseca. “Es muy difícil entender lo que está pasando para nosotros. La empresa nos tiene que facilitar las 400 millones de dosis compradas independientemente de la fábrica donde las produzca, ya sea en Reino Unido, Bélgica o Alemania. La comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Stella Kyriakides, fue muy clara: no aceptamos que las empresas digan que no tenemos prioridad en las compras, nosotros hemos financiado contratos que nos garantizaban capacidad de producción, así que exigimos que, a lo largo de 2021, nos entreguen los millones de dosis comprados hasta ahora”, insistió.

En este sentido, el pasado 27 de enero, Stella Kyriakides se reunió con el director ejecutivo de esta compañía, Pascal Soriot, para trasladarle que “la UE permanece unida y firme. Deben cumplirse las obligaciones contractuales, las vacunas deben entregarse a los ciudadanos de la UE. Lamentamos la continua falta de claridad en el cronograma de entrega y solicitamos un plan claro a AstraZeneca para la entrega rápida de la cantidad de vacunas que reservamos para el primer trimestre”.

Responsabilidad moral, social y contractual

“Trabajaremos con la empresa para encontrar soluciones y entregar vacunas rápidamente a los ciudadanos de la UE. Las empresas farmacéuticas y los desarrolladores de vacunas tienen responsabilidades morales, sociales y contractuales que deben cumplir. La opinión de que la empresa no está obligada a entregar no es correcta ni aceptable. Permanecemos siempre abiertos a participar con AstraZeneca para resolver esto con un espíritu de colaboración y responsabilidad. Hago un llamamiento a la farmacéutica para que se comprometa plenamente, recupere la confianza y proporcione información completa”, expresó esta comisaria.

Así, Fonseca subrayó que “no es aceptable que las empresas nos digan que no están obligadas a cumplir con las entregas. Vamos conjuntamente a dar una respuesta y obligar a que se nos hagan las entregas. Estamos en un posible conflicto. Tenemos derecho a conocer las exportaciones que hacen las farmacéuticas a terceros países. Son ellos los que tiene que resolver el problema, son ellos los que se han comprometido”.

Tal y como aseguró el director de la representación española, la Comisión “lleva invertidos más de 2.700 millones de euros en engrasar la investigación, producción y compra anticipada de vacunas”, si bien “hay, como mínimo, 1.000 y pico millones más suplementarios que deberíamos poner sobre la mesa”.

Se mantiene el horizonte de inmunización

Fonseca, que aseguró no haber leído los contratos con los laboratorios, señaló que el organismo europeo al que representa tiene “la capacidad de hacerles cumplir con las entregas por lo firmado en los contratos. Tenemos mecanismos para hacerles cumplir la responsabilidad contractual, lo cual es más fácil de decir que de ejecutar, porque hablamos de un conflicto ante tribunales competentes. No va a ser tan fácil ejecutarlo, pero lo fundamental ahora es conseguir un acuerdo satisfactorio. Se trata de una discusión muy intensa y esperamos que sea suficiente, habrá que esperar a los próximos días”.

Al hilo de esto, este director constató la “gran capacidad” de la Comisión “a la hora de adoptar decisiones con multas para las empresas con sede social en la UE o aquellas con un responsable legal dentro del mercado interior. Otra cosa es cuando estas empresas son extraeuropeas. Pero, insisto, no estamos en la fase de hablar de sanciones, sino en la de encontrar soluciones. Tenemos tiempo para corregir estas disfunciones”. Además, aseguró que todavía “se mantiene” el horizonte de porcentajes de población inmunizada que Europa se marcó para este 2021.

Por su parte, el jefe de Medios y portavoz de la Comisión Europea en España, Lucas González Ojeda, agregó que “estamos en un estadio de tratar de resolver la negociación que tenemos con AstraZeneca”. Preguntado por la posibilidad de que la UE publique los contratos firmados, Fonseca explicó que “el pago de las dosis concretas forman parte de los contratos que están firmando los Estados con las farmacéuticas. Dar demasiados datos de a cuánto se pagan las dosis no es la mejor estrategia comercial ni lo mejor para las arcas de los Estados. Se hace así para preservar los intereses de los países”.

Lucas González Ojeda

Certificados de vacunación

Para finalizar el asunto de esta crisis con la citada compañía, este director comentó que “el fracaso es que hubiera una ruptura contractual  y no puede haberla. Necesitamos resolver esto ya”. Por otra parte, sobre la opción de que se emitan “certificados de vacunación que permitan viajar por la UE”, argumentó que esto supone “un problema de protección de datos y de restringir la libre circulación, no es tan sencillo. Se pondrá sobre la mesa, tenemos que estudiarlo con muchos detalles, para conseguir una especie de mancomunidad de los diferentes nacionales”.

Asimismo, hizo referencia Fonseca al “semáforo de zonas más afectadas por la pandemia” propuesto por la Comisión. “En las zonas rojo oscuro se obligarán medidas más restrictivas. Están desaconsejados los viajes no esenciales”, subrayó.

Techo de gasto de un billón de euros

Sobre los fondos europeos destinados para el periodo 2021-2027, Fonseca declaró que “tenemos un techo de gasto europeo de en torno a 1.840.000 millones de euros, lo cual es un milagro. De marzo a julio de 2020, pusimos sobre la mesa un instrumento anticíclico que sube hasta esa cantidad, que se ha materializado entre agosto y diciembre”.

Este “paquete financiero se adoptó con efecto a 1 de enero” y son necesarios dos elementos “para que los fondos empiecen a llegar a los países”, concretó el máximo representante de España en la Comisión. “En primer lugar, la ratificación, por los 27 Parlamentos nacionales de la decisión de recursos propios, en la cual se añade una emisión de deuda pública de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones serán deuda que tendrá que amortizar la UE y el resto serán préstamos a los Estados, que tendrán que devolver entre el 28 y 58 por ciento”.

“No podemos empezar a financiar hasta que esta decisión no esté ratificada, que espero que lo esté para mayo. Estamos trabajando para que los Parlamentos lo ratifiquen cuanto antes. En el caso de España, va en muy buen camino. El Gobierno debe presentarlo a Congreso y Senado y para aprobación en Pleno. Todo indica que se aprobará por grandísima mayoría y los plazos de enmienda serán muy cortos. España, en el primer trimestre de este año, debería haberlo ratificado”, manifestó Fonseca.

Plan de recuperación

El segundo elemento necesario para la llegada de fondos es “la aprobación de los 27 planes nacionales de recuperación y resiliencia, que aún se están negociando. Las negociaciones en España avanzan bien, el Gobierno español es uno de los que va más avanzado en la negociación con la Comisión. Hacia el 30 de abril, deberíamos estar en muy buena situación para decir cuándo van a empezar a llegar los fondos a España. Entre 2021 y 2023, España recibirá hasta 69.000 millones de euros para recuperación y resiliencia y casi 11.000 millones de euros del programa REACT EU”, confirmó este director.

Además, “España tiene asignados, en fondos clásicos para el periodo de 2021 a 2027, hasta 77.000 millones de euros”, agregó Fonseca. En su alocución, también incidió en que, “para preservar nuestro mercado común, tenemos que tener una política sanitaria europea que vaya mucho más a allá de las fronteras competenciales” y defiende una “capacidad de acción conjunta en materia sanitaria”.