Política y Sociedad Realizado por el CNIO con datos de 89 pacientes ingresados en el Hospital de IFEMA

Un estudio relaciona la Covid-19 grave con los telómeros cortos

— Madrid 11 Ene, 2021 - 4:49 pm

Los pacientes en quienes la Covid-19 cursa con gravedad tienen telómeros significativamente más cortos, según un estudio realizado por científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en colaboración con el Hospital de Campaña Covid-Ifema, de Madrid, que se publicó en la revista Aging.

Este trabajo, dirigido por la doctora María Blasco y cuyos primeros autores son los doctores Raúl Sánchez y Ana Guío-Carrión, postula que el acortamiento de los telómeros como consecuencia de la infección vírica impide la regeneración de los tejidos, y que, por eso, una parte importante de pacientes sufre secuelas prolongadas.

María Blasco, que ya estaba poniendo a punto una terapia para regenerar el tejido pulmonar en pacientes de fibrosis, ahora cree que este tratamiento –que aún tardaría, al menos, un año y medio en estar disponible– también podría ayudar a quienes siguen con lesiones pulmonares tras superar la Covid-19.

El Grupo de Telómeros y Telomerasa del CNIO lleva décadas investigando el papel de los telómeros en la regeneración de los tejidos. Los telómeros son estructuras que protegen los cromosomas, dentro de cada célula del organismo. Se sabe que su longitud es un indicador de envejecimiento: cada vez que la célula se divide los telómeros se acortan, hasta que llega un punto en que no pueden ejercer su función protectora y la célula, dañada, deja de dividirse. Durante toda la vida, las células se dividen constantemente para regenerar los tejidos, y cuando ya no lo hacen, porque los telómeros son demasiado cortos, el organismo envejece.

Revertir el proceso

Estos investigadores mostraron, en los últimos años, en ratones, que es posible revertir este proceso activando la producción de la enzima telomerasa, responsable de realargar los telómeros. La activación de la telomerasa es efectiva para tratar, en los animales, enfermedades asociadas al envejecimiento y a daños en los telómeros, como la fibrosis pulmonar.

En la fibrosis pulmonar, el tejido del pulmón desarrolla cicatrices y se vuelve rígido, lo que provoca una pérdida progresiva de la capacidad respiratoria. Este grupo del CNIO mostró, en trabajos previos, que una causa de la enfermedad es el daño en los telómeros de las células que deben regenerar el tejido pulmonar, los neumocitos alveolares tipo II. Y estas células son, precisamente, las que infecta el coronavirus SARS-CoV-2 en el tejido pulmonar.

“Salvando las dificultades derivadas de investigar en pleno auge de la pandemia -los servicios con pacientes de Covid-19 estaban desbordados- fue posible analizar por diversas técnicas los telómeros de 89 pacientes ingresados en el hospital de campaña en Ifema”, relata Blasco.

Al igual que en la población general, “en los pacientes estudiados, la longitud media de los telómeros se reduce según aumenta la edad. Además, como los enfermos más graves son también los de mayor edad, hay, igualmente, una correlación entre mayor gravedad y menor longitud telomérica”, detalla dicha investigadora.