Tecnología e Investigación En un estudio junto a Letonia, República Checa, Hungría y Países Bajos

El Instituto de Salud Carlos III busca datos de presencia de plaguicidas en población europea

— Madrid 13 Jun, 2019 - 10:59 am

El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) va a participar en el estudio SPECIMEn, cuyo objetivo es proporcionar datos de la presencia de diferentes familias de plaguicidas en la población europea, el cual se llevará a cabo con la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunidad Valenciana (FISABIO) y otros cuatro países europeos, que son Letonia, República Checa, Hungría y Países Bajos, para efectuar una investigación similar.

Este trabajo se desarrolla en el marco del proyecto europeo ‘Human Biomonitoring for Europe‘ (HBM4EU). Respecto al mismo, el ISCIII señala que permite conocer la exposición de las personas a contaminantes ambientales presentes en el día a día, a través de la dieta, el agua, la atmósfera o el contacto con productos en los que puedan estar presentes estos compuestos.

«Aunque, en la actualidad, los plaguicidas empleados en la agricultura son menos tóxicos y persistentes que los usados décadas atrás y la regulación es mucho más restrictiva, aún hoy son necesarios la vigilancia y el control», advierte dicho centro de investigación nacional. En este sentido, matiza que la biomonitorización, el análisis de contaminantes en muestras humanas, «se revela como la herramienta más eficaz».

Según explicaron Juan José Ramos y Susana Pedraza, quienes trabajan en el Área de Toxicología Ambiental del Centro Nacional de Sanidad Ambiental, «el estudio va a realizar dos muestreos: uno en el mes de noviembre y otro hacia primavera-verano de 2020, coincidiendo el segundo con el periodo de aplicación de plaguicidas en cultivos».

Con participación voluntaria

Ambos investigadores señalan que «se estudiarán dos poblaciones: una muy próxima a una zona agrícola en Godella (Valencia) y otra en el entorno del ISCIII, no directamente influenciada por la aplicación directa de los plaguicidas, pero sí expuesta por dieta, estilo de vida, niveles de fondo… El estudio hará un barrido sobre la presencia de centenares de plaguicidas y sus metabolitos en muestras de orina».

El ISCIII contará en el estudio con la participación voluntaria de trabajadores de sus diferentes centros y unidades y sus hijos con edades entre los seis y los 11 años. Los resultados de este trabajo supondrán una nueva vía para concienciar y promover posibles acciones encaminadas a prevenir y controlar la exposición a sustancias químicas perjudiciales.

Deja un comentario