Salud Mental En las VIII Jornadas de Hermanas Hospitalarias sobre la materia

Especialistas en Salud Mental critican la falta de “recursos” en España para la investigación

— Madrid 4 Oct, 2019 - 4:30 pm

En la ponencia ‘Modelos de participación de usuarios de Salud Mental‘, de la octava edición de las Jornadas de Salud Mental y Rehabilitación Psicosocial de Hermanas Hospitalarias, celebradas en Madrid, Francisco José Eiroá, que es investigador en Salud Mental de la Universidades de Barcelona y de la estadounidense de Yale, ha lamentado la ausencia de «recursos» en España asociados a la investigación e implantación de mejoras para la participación de los usuarios de Salud Mental «en el diseño de su tratamiento e incluso en la estructura de las instituciones sanitarias».

Durante este encuentro, que reunió a más de 300 especialistas en Salud Mental, Francisco José Eiroá destacó las diferencias existentes entre España y países punteros en la materia, como Australia, Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido.

«En Reino Unido se otorgan Cátedras al estudio de servicios de Salud Mental, algunas de ellas centradas específicamente en participación de usuarias y usuarios de servicios de Salud Mental. Es decir, hay poder, recursos y prestigio asociados a investigar e implementar mejoras en la participación», comentó el especialista.

En España, sin embargo, «no hay una sola Cátedra dedicada al estudio de la participación de los usuarios de servicios de Salud Mental. ¿Cómo esperamos que un colectivo participe si no hay impacto real asociado a esa participación?, ¿esperamos tener gente invirtiendo tiempo y energías para solo figurar sin que haya cambios reales?», se preguntó Eiroá.

Movimiento de las familias

Para este especialista, no obstante, «esta no es la única razón por la que en España, en términos generales, la participación en la gestión y el diseño de servicios de Salud Mental es menor que en otros países europeos». En ese sentido, señaló también al movimiento de familias, que «aunque ha hecho cosas positivas, no ha permitido que la primera persona protagonice los cambios y todavía falta mucho camino para que lo haga realmente».

Por otro lado, y con motivo de la celebración del XXV aniversario de ja Unidad de Crisis de Adolescentes (UCA) de Benito Menni CASM, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona), este centro señala que atiende, a día de hoy, a más del doble de jóvenes con depresión que 10 años atrás. El aumento de esta patología en este colectivo de pacientes puede estar muy relacionado con los profundos cambios sociales vividos en los últimos tiempos, como la crisis económica o la irrupción de las nuevas tecnologías.

La coordinadora de la UCA, la doctora María Martín, comenta que, «desde hace, aproximadamente, una década, se ha detectado un aumento de la presión asistencial, a partir de un incremento de peticiones de ingreso y de consultas de otros recursos asistenciales».

«La adolescencia es un periodo donde el niño se prepara para ser adulto y en el que se ve sometido a un sinfín de cambios que le generan estrés y que pueden desembocar en una mayor inestabilidad emocional», indica María Martín. «Esta etapa se ha ido alargando en las últimas décadas, en buena medida por una demora en la adquisición de roles adultos, condicionada por diferentes factores relacionados con cambios sociales, como la incorporación tardía al mundo laboral, el mayor tiempo de convivencia conjunta con os padres o el retraso en la llegada de los hijos», matiza.

Deja un comentario