Farmacia Desde que se financian los tratamientos

Más de 150.000 españoles inician programas para dejar de fumar con la ayuda del farmacéutico

— Madrid 1 Jun, 2020 - 11:34 am

Más de 150.000 españoles han iniciado un tratamiento para dejar de fumar en su farmacia con alguno de los medicamentos que se comenzaron a financiar el pasado 1 de enero, según los datos de dispensación en farmacias de estos fármacos durante el primer cuatrimestre y que confirman que miles de españoles siguen programas de deshabituación tabáquica en su Farmacia Comunitaria, como ya venían haciendo con el consejo farmacéutico antes de que se financiasen.

Sobre esta cifras, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) indica que “se incrementan notablemente desde que comenzó la financiación, si bien hay que tener en cuenta que en el mes de abril han estado vigentes las más estrictas medidas de confinamiento, que han reducido ostensiblemente la prescripción de estos fármacos”.

Desde 2020, se financian con cargo público medicamentos para dejar de fumar -con principios activos vareniclina y bupropión-, siempre en unas condiciones determinadas, como la motivación de la persona y la actuación de los profesionales sanitarios, con el fin de alcanzar el éxito y optimizar así los recursos invertidos.

Recurso asistencial

Por todo ello, el presidente del CGCOF, Jesús Aguilar, señala que “la organización farmacéutica colegial ofreció, desde el primer momento, las 22.071 farmacias españolas y los 52.000 farmacéuticos que trabajan en las mismas, como un recurso asistencial más para contribuir al éxito en la deshabituación tabáquica”.

Además, dicha institución colegial destaca que “la labor de los farmacéuticos en este ámbito se inicia en las fases previas de educación sanitaria y prevención del tabaquismo; además, promueve la identificación en el caso de los ya fumadores para su derivación al médico y garantiza una correcta dispensación de los medicamentos y el seguimiento de los tratamientos ya establecidos mediante el programa de deshabituación tabáquica”.