Tecnología e Investigación Según un estudio del Ciber de Salud Mental y la Universidad de Oviedo

Uno de cada tres españoles tuvo problemas de sueño al inicio del confinamiento por la Covid-19

— Madrid 18 Mar, 2021 - 12:31 pm

Con motivo del Día Mundial del Sueño, que se celebra este viernes, 19 de marzo, el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y la asturiana Universidad de Oviedo han presentado los resultados de un estudio en el que se destaca que el 30 por ciento de las personas tuvo problemas de sueño en las primeras semanas del confinamiento en España, decretado por el Gobierno ante la pandemia de la Covid-19.

Este estudio, elaborado a partir de cuestionarios online difundidos a través de las redes sociales y el correo electrónico en la semana del 19 al 26 de marzo de 2020, que recoge datos de más de 15.000 personas, revela que el 24 por ciento de los participantes presentaron dificultad para iniciar y mantener el sueño, y un 13 por ciento informó de sueños o pesadillas relacionadas con la Covid-19.

La población joven y las mujeres sufrieron en mayor medida esta pérdida de la calidad del sueño. Además, la exposición profesional a estrés, la pérdida económica, el abuso del alcohol como estrategia de afrontamiento y la mayor angustia psicológica fueron también factores de riesgo, según este informe.

“La angustia psicológica desencadenada por la exposición al virus o sus consecuencias indirectas podría ser un factor que contribuya a problemas del sueño, dada la relación bidireccional entre ansiedad, depresión e insomnio”, explica el jefe de grupo del CIBERSAM en la Universidad de Oviedo, que lideró esta investigación, el doctor Julio Bobes.

En personas sin trastornos de Salud Mental

Por ello, el objetivo de este trabajo se centró en describir la presencia de alteraciones del sueño autoinformadas en personas sin trastornos de Salud Mental (pasados o actuales) a partir de una gran muestra de población española. Este estudio fue diseñado para explorar la asociación entre las alteraciones del sueño, los factores sociodemográficos, las condiciones médicas existentes y las variables relacionadas con la exposición a la Covid-19 y sus consecuencias sociales, económicas y psicológicas.

Los resultados globales revelan que un 30,2 por ciento de los encuestados respondió afirmativamente a las preguntas relacionadas con los problemas de sueño. “Estos hallazgos podrían ayudar a los sistemas de Salud Pública a diseñar y ofrecer intervenciones personalizadas para promover la calidad del sueño en la población general, a través de recursos de e-Salud por medio de aplicaciones para teléfonos inteligentes, talleres de higiene del sueño online o campañas en redes sociales, todas ellas enfocadas a los factores de riesgo modificables”, proponen los investigadores.