Política y Sociedad A pesar del desdén mostrado desde algunas instancias oficiales

Los españoles aprueban con nota alta la labor realizada por la Sanidad Privada durante la crisis

Según el instituto demoscópico Sigma Dos, los españoles han aprobado con nota alta la labor realizada por la Sanidad Privada durante la crisis sanitaria generada por la Covid-19, conclusión que se desprende de la encuesta realizado por el citado instituto de investigación para el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), con el objetivo de conocer la percepción de los españoles sobre los recursos y la aportación del sector sanitario privado, su relación con la Sanidad Pública y su contribución asistencial durante la crisis.

Juan Abarca Cidón

Principal preocupación

El presidente de la Fundación IDIS, el doctor Juan Abarca Cidón, expresó su preocupación por los más de 130 brotes de SARS-CoV-2 actualmente localizados en España, y las 400 personas infectadas, que llevan a pensar en que la población tiene que acostumbrarse a una larga convivencia con la nueva enfermedad, hasta que se disponga de una vacuna efectiva, una situación a la que se vuelve, señaló, tras menos de un mes desde el cese del Estado de Alarma y como resultado de una gestión deficiente de algunos de esos focos recientemente identificados.

Dicho esto, Juan Abarca Cidón argumentó que el sector nunca entra en valoraciones políticas y que su actitud siempre es de mano tendida a la colaboración con la Administración, a pesar de que el grueso de su actividad viene expresada por una parte muy importante de la ciudadanía que manifiesta sus preferencias al contratar libremente su seguro de salud.

Todo ello habida cuenta, especialmente, de que ese ofrecimiento de ayuda viene de un sector privado que crece de manera sostenida en actividad desde hace bastantes años, en paralelo a una Sanidad Pública cuya financiación desciende igualmente de forma progresiva.

A la Pública dicho sector privado nunca pretende sustituir, sino, muy al contrario, ser leal, porque, como afirmó Abarca Cidón, si no existiera la Sanidad Privada en España, el sistema sanitario colapsaría y se dispararían, además, las cifras de desempleo en el país, dado que el sector da trabajo a cerca de 270.000 personas en España.

No a la demonización

Este ponente rechaza la demonización que sufre el sector de forma sistemática e injustificada y considera que está próximo a dar una respuesta a un modelo demasiado estatalista que parece en ciernes, dentro de una corriente que aparenta entender la Sanidad Pública como único pilar del Estado del Bienestar, con el añadido de que el sector privado solo pueda tener una presencia meramente testimonial, a pesar de que es un sector que no solo crece en número de primas, sino que también acredita día a día su alta calidad y su capacidad para atender la mayor complejidad sanitaria.

Un documento para la preocupación

El presidente de la Fundación IDIS lament el documento de conclusiones de la Comisión de reconstrucción para el país, del Congreso de los Diputados, conocido horas, un texto que podría incluir alguna tendencia a poner límites a la libertad individual de las personas en la forma que desean ser atendidos, cuya primera respuesta fue una toma de temperatura entre las distintas patronales del sector salud, a laa que, en esta misma fecha, también se unió la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

No confirmar lo peor

No quiso creer Abarca Cidón que, ante la crisis económica que se instaló en el país, y ante un quebranto sanitario que aún no termina, el Ministerio de Sanidad prevea prescindir del actual apoyo que supone el sector para la salud de la población. En ese punto, asume que el sistema sanitario no tiene capacidad para garantizar la atención de los cinco millones de pacientes que son tratados de manera habitual en los 470 hospitales privados.

Además, entiende este ponente que quitar determinadas desgravaciones fiscales, so pretexto de que estas benefician al sector privado, supone un error de bulto que impacta en la salud de la población, por lo que pide, igualmente, que no se adopten medidas generadoras de inseguridad jurídica.

Solidaridad y vacaciones

Abarca Cidón se solidariza con la industria farmacéutica local, que podría estar expuesta a un perjuicio económico de 8.000 millones de euros que sumar a los riesgos que asume cuando sus nuevas moléculas, que cuestan billones de dólares en muchos casos, no se ven coronadas por el éxito.

En ese sentido, el presidente de la organización convocante tampoco ve afortunado que el documento para la reconstrucción del país ataque la formación técnica de los profesionales sanitarios, sufragada por la colaboración público privada.

En cualquier caso, el también presidente del grupo asistencial HM Hospitales deseó a todos los asistentes a la presentación de este documento de la Fundación IDIS unas excelentes vacaciones, en las que, pase lo que pase, pidió que nadie quede confinado y lejos de su hogar habitual de residencia.

Ángel de Benito

Un aniversario importante

El secretario general de la Fundación IDIS, el doctor Ángel de Benito, trajo a comentario el décimo aniversario de esta entidad, celebrado el pasado mes de junio y respaldado por la publicación periódica de los informes de satisfacción de los usuarios del sector y los documentos periódicos ‘Aportando Valor‘, en los que se constata que el sector es clave para la realización de cirugías y pruebas diagnósticas, bien conocidas por los ciudadanos.

En ese sentido, este directivo asegura que la calidad del sector es bien valorada por la sociedad española en su conjunto, con una estima que se acrecentó durante la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, y en otro aspecto, identifica como altamente preocupante el documento emanado de la comisión parlamentaria.

Según expresó Ángel de Benito, ese borrador va dirigido directamente contra la línea de flotación del sistema español de mutualismo administrativo, a pesar de ser un bien social elegido por la inmensa mayoría de los empleados públicos, según razona.

Adiós a la exclusividad

Por contra, y con opinión favorable, De Benito, destacó el anuncio realizado desde Andalucía, según el cual, acabará la prohibición que aún estaba vigente por la que los médicos de la Sanidad Pública no podían trabajar en el sector privado, en su tiempo libre, ya que, según él, hasta ahora se privada a estos profesionales del derecho a completar sus emolumentos con una remuneración que añadir a su limitada retribución pública.

Una muestra perfectamente representativa

El director de proyectos de investigación de Sigma Dos, José Luis Rojo, explicó la metodología de la encuesta en cuestión y las características de las 1.000 entrevistas realizadas al efecto, a las que se aplicó la metodología C.A.T.I., en muestra que considera plenamente representativa.

De ese millar de encuestados, José Luis Rojo distingue entre una mitad que declaró tener cobertura sanitaria pública y el resto afirmó disponer de aseguramiento privado. A todos ellos se les llamó por teléfono entre el 18 y el 23 de junio, a partir de un enfoque homogéneo tanto en tramos de edad como de género, porque los entrevistados se distribuyeron en tres franjas de personas situadas entre los 18 y los 70 años, con un número levemente superior de varones, que supusieron el 51,1 por ciento del total de la muestra.

Este portavoz demoscópico distingue, a raíz de las respuestas obtenidas, que cada 50 por ciento de los entrevistados respondía, respectivamente, a los dos tipos de cobertura sanitaria, con un 6,9 por ciento reservado a mutualismo administrativo, en datos no ponderados, mientras que una vez ponderados, correspondieron a un 21,7 por ciento de sujetos con seguro privado.

Marta Villanueva

La encuesta en sus cifras

La directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, celebra que la población española, usuaria y no usuaria de la Sanidad Privada, haya mostrado en la encuesta su valoración altamente positiva del sector como aliado imprescindible del sistema sanitario, al ser sostenida su apuesta por la calidad, la inversión en salud y la seguridad del paciente.

Todo ello además de mostrar su satisfacción porque los ciudadanos también compartieron su percepción de los recursos del sector, su relación con la Sanidad Pública y su visibilidad ante la crisis desatada por la nueva enfermedad.

Buenos datos de servicio

Como resumió esta directiva, la encuesta se hizo eco de que el 77,8 de la población valoró como buenos, o muy buenos, los recursos tecnológicos de la Sanidad Privada en materia de prevención, diagnóstico y tratamiento de las patologías, una alta consideración que hizo extensiva a los tiempos de espera, para el 74,3 por ciento de los encuestados, opinión respaldada por el 84 por ciento de los asegurados privados y por el 71,7 por el ciento de las personas que acuden únicamente a los servicios públicos de salud.

Al tiempo, el 70 por ciento de la población española estima que la aportación de la Sanidad Privada en intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas es importante para reducir la saturación del sector público y las consecuentes listas de espera, porque la imagen percibida desde la población de los recursos tecnológicos del sector se alzó hasta el 77,8 por ciento de los encuestados, distribuidos entre un 85,8 por ciento de los asegurados privados y el 75,6 por ciento de los que acuden únicamente a la Sanidad Pública.

En resumen, la directora general de la Fundación IDIS aseveró que el 70 por ciento de la población consideró, y considera, importante la colaboración de la Sanidad Privada a la hora de descongestionar el sistema asistencial público.

Imprescindibles ante la Covid-19

Al recoger esta encuesta las opiniones de los encuestados a caballo entre la tercera y la cuarta semana de junio pasado, Marta Villanueva resaltó que los datos ya ofrecían suficiente perspectiva sobre la labor asistencial desarrollada por los hospitales privados durante la crisis sanitaria de la Covid-19.

El 61,4 por ciento valoró como positivo el trabajo realizado por el sector, que subió al 70,8 por ciento cuando la respuesta vino de los propios usuarios con cobertura sanitaria privada, al ser inmejorables conocedores de sus medios y su calidad.

En general, y a la luz de esta encuesta, Villanueva establece que el 61,9 por ciento de la población declaró conocer el rigor de la Sanidad Privada en la aplicación de políticas y protocolos de actuación para garantizar la seguridad de los pacientes, un porcentaje que subió al 75,7 por ciento a juicio de los propios usuarios del sector, mientras que, en relación con la crisis de la Covid-19, también resultó acreditada este posicionamiento para los ciudadanos que hacen uso, respectivamente, de cada uno de los dos tipos de asistencia sanitaria.

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    Cuesta creerlo.
    Cada uno es libre de crearse o no ciertas encuestas, como es el caso de la precedente.
    Pero opino que hay que tener pocos conocimientos sobre nuestro sistema sanitario para no advertir los intereses que la guían.
    Considero que la presente pandemia ha servido para muchas cosas, entre ellas para poder haber comprobado quien es quien en nuestra sanidad y los artificiales negocios privados que sólo hacen impedir su desarrollo, sin aportar nada.