Política y Sociedad En opinión de juristas, clínicos, catedráticos y pacientes consultados por Roche

España va rezagada en la implantación generalizada de diagnósticos genético-moleculares

Los ámbitos legal-sanitario, clínico, académico y de pacientes han confirmado que España va rezagada en la implantación generalizada de diagnósticos genético-moleculares, a diferencia de otros países modélicos en este terreno, como Francia, Estonia y Reino Unido.

La constatación de esta realidad se llevó a cabo durante el encuentro digital ‘Proyecto Sequencing XXI: La importancia del diagnóstico molecular en el cáncer y otras enfermedades’ , organizado por la compañía farmacéutica Roche con soporte de Europa Press, como parte del ciclo que esta última desarrolla sobre cuestiones relativas a la salud y la Sanidad.

Julio Sánchez Fierro

Rapidez y precisión

Julio Sánchez Fierro, que es abogado y Doctor en Ciencias de la Salud, estima que en Francia, Italia, Alemania y países más pequeños, como Estonia y Dinamarca, la generalización del diagnóstico molecular es una realidad bastante rodada, a diferencia de lo que ocurre en España, con algunas excepciones, como las desarrolladas por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), y experiencias comunitarias en Navarra y los desarrollos más asentados en Cataluña, Comunidad de Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana, aún lejos de ser expandidos al conjunto del territorio para lograr una equidad de acceso, como advirtió.

En el caso francés, Julio Sánchez Fierro destacó la alianza de estrategia conjunta entre el sector público y privado de la Sanidad, en un clima de absoluta normalidad asumida por gestores, políticos, pacientes y profesionales asistenciales, mientras que en Estonia, cada ciudadano dispone de una ficha genética que hace más precisas las prestaciones sanitarias y farmacéuticas, con manifiestos ahorros en costes, a la vez que el Reino Unido va pasa a paso, con más lentitud que Francia y la república báltica, aunque también en una dirección muy positiva.

Movimientos de política sanitaria

Este jurista especializado en salud y Sanidad destacó la reunión celebrada entre las comunidades autónomas para impulsar la Medicina Personalizada y de Precisión, dadas las lagunas territoriales que permanecen flagrantemente abiertas en este terreno.

Todo con el objetivo principal de poder establecer un sistema de financiación racional, equilibrado y homogéneo, un encuentro que situó  Sánchez Fierro en línea con el dictamen de reconstrucción nacional publicado desde el Congreso de los Diputados y los avances conseguidos en 2019.

De la lectura de un informe muy reciente llegado desde China, este jurista extrajo que el precio unitario por diagnóstico molecular podría bajar hasta los 50 euros por persona, razón por la que el Sistema Nacional de Salud (SNS) debería prepararse para incorporar estas nuevas tecnologías, desde la certeza de que mejorarán la salud general de la población.

En esa línea, Sánchez Fierro citó un pleno del Consejo Interterritorial del SNS, en el que la Administración central se mostró partidaria de que las Administraciones regionales asuman estos nuevos diagnósticos, a diferencia de lo que ocurre en Francia, donde el Estado adopta una postura claramente favorable para la implantación de estos servicios con carácter general.

Un informe esperado

Acerca del informe presentado, Sánchez Fierro asume que deberá ser tarjeta de presentación al llamar a muchas puertas para impulsar los tratamientos dirigidos y no aleatorios, de cara a reducir el sufrimiento de millones de pacientes y graves perjuicios también para las arcas públicas.

Apela este ponente a la obligación, de igual modo, de informar a la población para que sea consciente de que su salud puede mejorar cuando enferma por patologías graves y que sus representantes políticos deben estar atentos a sumar estos nuevos desarrollos. Junto a ello, apuntó, además, a la disponibilidad de grados de formación especializados en las ciencias de los datos para su desembarco en el ámbito sanitario.

Buscar la universalidad

Este jurista declaró que se abre ahora una gran oportunidad, a partir de estas nuevas formas de diagnóstico, para mejorar la Sanidad, si se crea una red de centros de referencia, como primera fase, para llegar a una segunda, en la que estas técnicas se universalicen, con el desafío que se plantea ahora, también para la Secretaría General de Transformación Digital del Ministerio de Sanidad, de tan reciente creación.

De esta manera, en todos los avances deben participar también activamente los pacientes y sus asociaciones, en un marco de colaboraciones institucionales, corporativas y de trabajo conjunto desde las esferas pública y privada.

Álvaro Rodríguez Lescure

Personalización progresiva

El presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el doctor Álvaro Rodríguez Lescure, matizó el término “personalizada” y añadió que el diagnóstico radiológico, metabólico y molecular ya están bastante estandarizados dentro de esa corriente, en la que el diagnóstico genómico-molecular permite predecir pronósticos y posibles evoluciones de efectividad de los fármacos, con más eficiencia y menos toxicidad, a través de biomarcadores, dentro de unas dinámicas que aportan máximas ventajas, cuando son posibles.

Tuvo que reconocer, sin embargo, Álvaro Rodríguez Lescure que el porcentaje de la población que se beneficia de dicho diagnóstico genético-molecular es aún reducido, pero que, cuando se da, es muy potente y ofrece muchos beneficios, sin dejar de tener presente que, al ligar el uso de los fármacos a sus biomarcadores, se puede llegar a la sinrazón de evaluar por separado las dos caras de una misma moneda.

Este oncólogo médico admite que el actual Ministerio de Sanidad es receptivo al planteamiento de la SEOM, favorable a incluir el binomio fármacos-biomarcadores en la cartera de servicios. En ese sentido, afirmó que escáner, TAC, Medicina Nuclear y PET son ya parte de la cartera de servicios para los pacientes, a los que se debe incorporar de forma generalizada la información Big Data, para conducirnos a una transformación cultural dentro del SNS.

Ampliar el conocimiento

Para ampliar estas gafas de aumento del conocimiento humano se precisa, según Rodríguez Lescure, un plan estatal muy contundente y bien definido a efectos de financiación y de formación de los profesionales necesarios, donde las sociedades científicas de Anatomía Patológica y Laboratorio están muy activas en estos nuevos diagnósticos y determinaciones genéticas, junto a ESMO y sus guías de recomendación de terapias según evidencias disponibles en Europa, en una estrategia de revisitar constantemente los puntos de mejora.

Todo ello con el deseo de impulsar la formación científico técnica con planes de continuidad dirigidas desde las sociedades científicas con arranque en el Pre grado universitario, además de sumar al SNS otros perfiles no tradicionales al mundo sanitario, pero imprescindibles hoy, como los bioinformáticos.

Ganar en interoperabilidad

Destacó, igualmente, Rodríguez Lescure, como exigencia razonada y razonable, la plena interoperabilidad de todos los sistemas de información para asumir cantidades ingentes de datos clínicos para uso preventivo, diagnóstico y terapéutico, funciones que, junto a las señaladas ya, deberán articular la estrategia nacional prometida desde el Congreso de los Diputados.

Como colofón a sus palabras, este ponente sentenció que, para que la investigación que cabalga a ritmo desbocado sea válida para muchos más pacientes, hay que profundizar en ensayos clínicos que incluyan valor de predicción desde la información genético-molecular y para que se puedan concretar en más biomarcadores y más fármacos innovadores.

Ello a partir de la demostración fehaciente de los estándares de tratamiento y con la vista puesta en la consecución de esos marcadores de predicción de eficacia terapéutica que, también denominó Álvaro Rodríguez Lescure como drivers tumorales.

Álvaro Hidalgo

Coste-eficiencia demostrada

El presidente de la Fundación Weber, Álvaro Hidalgo, aseguró que se demostró suficientemente que la secuenciación es coste-eficiente desde la óptica de los economistas de la salud y los farmacoeconomistas, dado que se deja de no tratar a los pacientes en los que las terapias existentes resultarían ineficaces y, probablemente, contraproducentes.

Solicita, por ello, Álvaro Hidalgo inversiones en profesionales bien formados y dispositivos avanzados para este fin, de cara a optar a mayores retornos en forma de menos morbimortalidad, asistencias a Urgencias, hospitalizaciones y cirugías.

Dejó abierto Hidalgo el interrogante, sin embargo, de saber si estas tecnologías son susceptibles de ser ampliadas a toda la población dentro del actual modelo de Sanidad universal costeada por impuestos, por lo que solicita, igualmente, su mejor encaje en la cartera de servicios del SNS.

Ello con el ejemplo de las bajadas de los costes de oportunidad que se consiguen en tumores de pulmón o próstata a través de detecciones de neoplasias mucho más precoces cuando se recurre a los cribados. Destacó este ponente, también, un estudio internacional que fijó el coste total del diagnóstico molecular en 2.396 euros, como único 6 por ciento del coste total del tratamiento dirigido de la enfermedad, calculado en 31.269 euros, del que el 54 por ciento correspondió al tratamiento farmacológico y el 35 por ciento a los gastos de hospitalización.

Demuestra esto que el coste del diagnóstico es muy inferior a todo lo que viene detrás, si no se afina y adelanta con el mismo, al ser evidente lo que cuesta no detectar algunas enfermedades muy graves en sus fases iniciales. Destacó, además, ahorros de tiempo de uso con la secuenciación de nueva generación (NGS) de dos semanas frente a las 2,8 usuales en el sistema asistencia Medicare, de Estados Unidos, cuantificado en 492.000 dólares, con el añadido de obtener un coste por secuenciar un panel de cinco a 50 genes pasaría a costar entre 577 y 907 dólares.

Ello en una horquilla que sería de 1.050 y 2.000 dólares, respectivamente, para la secuenciación en enfermedades raras, que subirían, según Hidalgo, a los 1.500 o 3.400 dólares cuando lo que se secuencia es el exoma, nada que ver, por tanto, con los costes debidos a los fármacos más potentes y las atenciones clínicas.

Una red matricial

También se refirió Hidalgo a estudios que afirman que 100.000 técnicas genómicas pueden suponer ahorros de 180 a 240 millones de euros, que se elevarían a los 360 / 400 millones de euros, si tales intervenciones fueran duplicadas, al permitir emplear las terapias adecuadas cuando se sabe que habrá un beneficio terapéutico.

Razonó este ponente que una financiación sin una adecuada estrategia de red matricial sería un error, y que debería ser impulsada en el seno del Consejo Interterritorial del SNS, con la esperanza de que las secuenciaciones a 300 euros podrán evitar TAC y PET, más caros y, sobre todo la progresión de las enfermedades, para optar a un entramado de laboratorios muy bien coordinados desde su máxima especialización en diagnósticos farmacoterapéuticos, postula.

Pasos decididos

Como oportunidad a tener en cuenta, Hidalgo reparó en que la secuenciación bajó de coste, salvo en los tumores de colon, a partir de las determinaciones de las mutaciones K-RAS ó N-RAS. Ante esta lentitud a la hora de generalizar el diagnóstico genético, expresó la complejidad actual de convencer a los decisores políticos sanitarios  para hacer inversiones iniciales cuyos frutos se ven a medio y plazo en término de salud para los ciudadanos.

Aludió este ponente a 500 millones de dólares en primeras infraestructuras de secuenciación, con una bajada muy significativa hasta la actualidad. Todo ello, al tener en cuenta que, actualmente, los biomarcadores son costeados por los laboratorios a cuyas terapias se vinculan.

Subir hoy al tren del futuro

Para este ponente, la biotecnología es el verdadero tren del progreso de las sociedades avanzadas, a través de la I+D+i, por lo que insta a los poderes públicos a que potencien este conocimiento con las debidas infraestructuras y los cuadros humanos idóneos para el uso de estas nuevas tecnologías sanitarias.

Hidalgo estima que, aunque la plataforma Valtermed, del Ministerio de Sanidad esta bien, habrá que ampliar las bases operativas de incorporación de datos con registros alimentados por profesionales específicos para que no caiga sobre las espaldas de las actuales plantillas de profesionales sanitarios, un aspecto que requeriría una enorme reconversión de los recursos humanos, para llevar la Medicina Personalizada a su máximo potencial, reiteró.

Begoña Barragán

Frente al miedo

La presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, afirmó que es miedo, y no la economía ni ningún biomarcador de nombre incomprensible, lo que más perturba a la persona que recibe un diagnóstico de cáncer, una emoción que crece con el curso de la enfermedad, en la que avanza su conocimiento de su patología y de sus posibilidades terapéuticas existentes, o no en su caso, tal como dejó claro.

Pese a ello, y desde su optimismo inapelable, Begoña Barragán sostuvo en primera persona que, después de haber sido diagnosticada hace 19 años, fue testigo directo de los enormes avances en tumores malignos de mana y muchos otros tipos de neoplasias que vivió la Medicina.

En cualquier caso, también quiso Barragán reiterar que lo último que desea saber un paciente reciente de cáncer es lo que él mismo le va a costar al sistema sanitario, a pesar de lo cual, se sumó a los otros ponentes para pedir una estrategia bien definida y financiada de terapias personalizadas y de precisión, en beneficio de todos los grupos de pacientes que hay en la actualidad y los que vendrán.